viernes, 22 de mayo de 2015

IMM nº 39. Cumpleaños

[Para no atrasarme más aquí tenéis otro IMM, aquel de mi 32 cumpleaños ahora que me quedan dos meses para cumplir la edad de Jesucristo.]

Mi cumpleaños número 32 fue bastante parco en libros, sólo dos, pero uno de ellos vale su peso en oro. Pero me hice unos cuantos auto-regalos que también os enseño aquí.

El primer libro, el que me hizo más ilusión, es un cachalote* inmenso. 1000 páginas de historia inglesa y de un período concreto que no es demasiado conocido aquí pero muy interesante.

- 1688. La primera revolución moderna, Steve Pincus. La tradición considera la Revolución Gloriosa como una revolución no violenta pero Pincus sostiene lo contrario y lo intenta demostrar en este libro. Lo que sí es cierto es que fue un acontecimiento que cambió bastante la fisonomía política y social de Gran Bretaña.

La Revolución Gloriosa es la revolución que sustituyó en la monarquía británica a Jaime II por su hija María II y su yerno Guillermo III de Orange. Los dos gobernaron como reyes. Y el cambio vino sobre todo por el hecho de que Jaime se convirtió al catolicismo y ellos representaban la opción protestante. Posteriormente, los partidarios de Jaime y sus descendientes fueron conocidos como jacobitas (me imagino que este término ya es más conocido).

- Viajes con Charley, John Steinbeck. Un libro del que tenía muchas ganas y que el verano pasado reeditó Nórdica con una portada preciosa. Un viaje que hizo Steinbeck acompañado de su perro Charley después de darse cuenta de que llevaba tanto tiempo asentado en Nueva York que escribía "de memoria" sobre su país.
Y de paso decir que fue un regalo de mi Charley particular, mi hermano.

Estos de aquí fueron mis auto-regalos:

- What Makes this Book So Great. Re- Reading the Classics of Science-Fiction and Fantasy, Jo Walton.

- Lo Mejor de Connie Willis II. Connie Willis (¿alguien lo dudaba?)

- La era de huesos, Samantha Shannon.

- Chicks Unravel Time. Women Journey Through Every Season of Doctor Who, edited by Deborah Stanish & LM Myles.

Estos cuatro libros los compré de una vez en Gigamesh: dos en castellano, de los que La era de huesos me imagino que es bastante conocido. El de Connie Willis es una recopilación de sus mejores relatos, la segunda parte, puesto que ya tengo la primera.

Los otros dos son recopilaciones de ensayos, algo que me va mucho. El de Jo Walton es un cachalote en tapa dura que recopila los ensayos que escribió en Tor.com sobre sus relecturas. Jo Walton es muy aficionada a leer y releer sus libros favoritos una y otra vez así que le propusieron escribir ensayos sobre ciencia ficción y fantástica sobre todo pero también habla de Cramford, de Thomas Hardy, etc.

El segundo es otra recopilación con ensayos femeninos sobre Doctor Who. Algunas de las autoras son famosas, otras no, pero todas comparten amor y fervor hacia el Doctor. Por cierto, una de ellas es la adorada por muchas (no por mi) Diana Gabaldon, explicando de dónde salió ese Jamie al que amáis tanto las fans.

* Si, a los libros gordísimos les llamo cachalotes. Tocho me parece un poco insultante.


3 comentarios:

  1. El de Steinbeck me llama, que es un autor que tengo pendiente pero con el que no termino de atreverme...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Éste es ideal para ti si no te atreves con Steinbeck y si te gustan la naturaleza y los animales. Prueba con él y me cuentas ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. ¡Me encantan los ejemplares de Connie Willis y de Doctor Who! De Connie Willis me he leído 'El libro del Día del Juicio Final' y 'Por no mencionar al perro' (por cierto, ahora estoy con 'Tres hombres y una barca (por no mencionar al perro'); empecé 'Tránsito' pero no me gustó y lo dejé... ¡y ahora mismo ya no hay ninguno más de ella en las bibliotecas de Barcelona!
    De Dr. Who soy súper fan y verlo desde una perspectiva femenina me parece muy atractivo... (desde que hace un año me leí 'Cómo ser mujer' de Caitlin Moran mi feminismo pasó de dormido a muy muy despierto). Ya me contarás a ver qué te parece.

    ¡Un abrazo!

    P.D. Es que en Gigamesh puedes perderte y no salir nunca...

    ResponderEliminar