lunes, 31 de marzo de 2014

¿Qué he leído en febrero?

No, no me había olvidado de la sección. Tenía pensado dejar esta entrada antes de irme a Londres pero al final os tenéis que conformar con que la publique a finales de marzo. Lleva escrita desde hace semanas pero al faltar las fotos, con todo lo del oído me ha costado mucho ponerme a ello.



Este mes de febrero he leído bastante menos que en enero, como ya pronostiqué. Muchos de ellos los he leído en ejemplares de la biblioteca o en el Kindle así que hay muy poco libro físico en la foto. El Kindle está presente pero los que salieron de la biblio ya están en sus estanterías otra vez.

- Enrique IV (2ª parte) de William Shakespeare.
- Embarquen por la biblioteca. Una aproximación a los viajes literarios, de Jesús Arana Palacios.
- Las novelas tontas de ciertas damas novelistas, de George Eliot. Mi primer acercamiento a Elliot.
- St. Paul´s Cathedral.
- Beautiful Bastard, Christina Lauren. No sé por qué lo he hecho, supongo que porque fue un regalo y si lo dejo para más tarde, no lo leeré nunca.
- Cómo ser mujer, Caitlin Moran.
- Las alegres casadas de Windsor, William Shakespeare.
- History Shorts: Richard III, Cat Burke.

Debo decir, que de todos ellos, hay uno que me ha decepcionado mucho, mucho. Y no me corto al decirlo: William, cariño, ¿cómo has podido hacer eso?

Como veis en la imagen, el cartel del calendario de este mes la ciudad protagonista ha sido Cambridge, una ciudad que me planteé visitar mientras estuve en Inglaterra pero que descarté por motivos literarios y biográficos: recordar que todos los Footlights que han estudiado allí, lo que más recuerdan es el frío que hacía, no es algo para estas fechas del año. Y más con el refriado / gripe / otitis / casi pulmonía que he pìllado esta vez y que es el responsable de que estos días no esté más por aquí.

Mañana o pasado tendréis la lista de lecturas de marzo...

sábado, 29 de marzo de 2014

Walking in London 2014

Este viaje ha sido especial por varias razones: ha sido la primera vez que he estado viajando sola más de un día y también ha sido la primera vez de otras cosas que os iré desgranando poco a poco. Pero, si tengo que remitirme a lo que conté en la primera parte, debo ser coherente y deciros que no me ha gustado del todo viajar sola. En parte, porque necesito a alguien a quién explicarle las cosas que se me pasan por la cabeza mientras estamos en cualquier lugar porque allí todo me recuerda a algo. O desencadena pensamientos, uno detrás de otro. Pero, porque también, si estoy yo sola, solo pienso en la gran cantidad de cosas que me apetece hacer y que no hago porque me faltan horas. Y en Londres me pasa exactamente lo mismo.

Volví a quedarme en la zona de Bayswater, en el mismo hotel del verano. Pero esta vez al coger una individual, no me dieron una habitación en el tercer piso donde podía bajar la escalera Downton Abbey sino en el último donde, me imagino, estaban las habitaciones de los criados. Así que esta vez bauticé el lugar como el cuarto de la criada. Creo que no llegué a enseñaros las escaleras que teníamos así que os enseño aquí una foto del verano...



Después de instalarme, ya sabía exactamente donde iba a ir. Es lo malo de la excesiva planificación. Ya había estado en la Tate Britain hace unos años pero después de la decepción del verano pasado con los prerrafaelitas, decidí ir hasta allá la primera tarde. Llegué a cosa de las 16 horas así que tenía más o menos una hora y tres cuartos para ver cuadros ingleses, el resto del tiempo lo dediqué a la tienda que tiene una selección genial de libros relacionados con Londres y el arte.



En cuanto a arte, fui cronológicamente por las salas, en algunas me paré más que en otras. Me quedé fascinada con un retrato de Elizabeth I donde se utilizan diferentes elementos para hacerla más atractiva a ojos de los posibles maridos (todavía era la época en la que se intentaba casarla). Y en la misma sala Tudor, entre retratos de cortesanos, me fijé en uno que desconcierta por la temática: Cookmaid Still Life with Vegetables and Fruit, rodeado de retratos de la época Tudor.



Más allá, mi intención era esquivar un poco a Turner que, aunque me gusta, no es de mis favoritos. Y entre cuadros que me llamaban la atención pero que es difícil recordar, aparecieron los prerrafaelitas. Lo cierto es que esta vez me pareció que había menos obras. Mariana, uno de mis cuadros favoritos, no estaba expuesto. Junto con los prerafaelitas más famosos está de gira por Japón. Pero entre otros, pude ver una pequeña exposición de dibujos en papel donde había alguna que otra obra de Rossetti, como esta Woman in Yellow o un Sisifo de Burne-Jones que, casualmente, había visto el fin de semana anterior.


Otro tipo de cuadros que me fascinan son los cuadros de niños del siglo XVIII y principios del XIX. Cuando estudiaba en la facultad, hice un trabajo sobre la infancia en esta época y me harté de ver estos retratos pero no han perdido la fascinación para mi. The Age of Innocence de Joshua Reynolds es uno de mis favoritos aunque Gainsborough, Hogarth, Zoffany o el mismo Reynolds tienen muchas obras de este estilo que merecen la pena.


Y si en la Tate Britain hay un cuadro que me fascina es Carnation, Lily, Lily, Rose de John Singer Sargent. La luz, la imagen, los colores no se ven igual fuera del museo así que la imagen que sigue se queda cortísima al mostrar lo que representa. Mi recomendación es que, cuando podáis, os plantéis en el museo delante de él y os relajéis delante suyo.


Hay muchísimos cuadros más pero soy incapaz de fijarme en todos y aquel día olvidé la libretita que siempre llevo y donde apunto este tipo de cosas, las que me llaman la atención. Os recomiendo que os acerquéis a la Tate Britain en cualquier escapada a Londres, con tiempo y tranquilidad. Puede que no llame tanto la atención visualmente como su hermana Modern y que tengáis que desviaros del camino pero vale mucho la pena.

Finalmente, fui a echarle un ojo a la tienda. Si hay algo que me encanta de las tiendas de los museos ingleses, es que están repletas de libros relacionados con la temática del museo. Tenía pensado llevarme la guía pero era descomunal y no podía meterla en la maleta sin comprar ningún libro más. Lo que sí me llevé fue un libro sobre arte durante la Primera Guerra Mundial (será el tema estrella del año) y otro que encontré por casualidad, Three Houses, Many Lives y del que os contaré más detalladamente cuando hable de los libros que se vinieron conmigo en la maleta.

Con el museo cerrado antes de dar las seis, me dediqué a experimentar un poco con la cámara de fotos. Para no tener siempre las típicas fotos de la ciudad, pensé en darle la vuelta al color, hacerlas en blanco y negro, etc. Al ser Pimlico un barrio con bastantes casas antiguas y el propio Tate Britain una antigua prisión (la de Millbank) las fotos en blanco y negro le dan un toque más oscuro. Decidme que os parecen.







Teniendo en cuanta que todo cierra a las seis excepto las tiendas, me fui a echar un ojo a las librerías. Sí, tengo controladísimo el horario de las librerías londinenses o al menos, de las que suelo ir. Vuelta al metro hasta Green Park y de ahí Piccadilly abajo. Y después de entrar a cotillear en algunas tiendas, por fin pude entrar en Hatchard´s. Moría por entrar allí desde la primera vez que fui a la ciudad y a la séptima va la vencida. Hatchard´s es la librería más antigua de la ciudad y está en esa misma calle desde 1797. Llegué en los últimos diez minutos y me tuvieron que avisar de que cerraban así que no podía dedicarme a pasear por sus tres pisos ni hacer fotos. Volví el viernes por la mañana así que habrá segunda parte de Hatchard´s.



Y, como Waterstone´s Piccadilly, con sus cinco plantas tan monas, estaba al lado y no cerraba hasta una hora más tarde, me acerqué a pasar el tiempo (leáse la ironía). Ya desde la entrada me quedé alucinada con la cantidad y variedad de libros sobre la Primera Guerra Mundial pero al subir a la planta de ficción y a la de historia, que creo recordar que comparten planta, me rendí a la evidencia: me iba a pasar la hora completa bien acomodada. Y de pasada vi a un viejo "amigo", el doble de Keith Richards que trabaja en Ficción, misma edad, todo cubierto de tatuajes y con su enorme piercing en la oreja.

En fin... estoy acabando The White Queen pero antes de ir ya tenía en la cabeza que quería algún libro sobre el tema de la Guerra de las Rosas (a poder ser histórico) así que al llegar a Historia me fui a la sección sobre los Plantagenet y rebusqué qué libros tenían, cuáles me convencían más... Me senté en una butaca con varios de ellos y fui descartando. Finalmente, no me compré ninguno sobre el tema hasta el último día.
Pero que no comprara ninguno sobre la Guerra de las Rosas no quiere decir que saliera de allí con las manos vacías. Me había olvidado la wishlist esa de los libros sin los que no puedo volver así que tuve que improvisar e intentar recordarla a medida que recorría estanterías. Gracias a los libreros de Waterstone´s que montaron una mesa dedicada a la editorial Virago recordé que en mi wishlist estaba Pomfret Towers de Angela Thirkell. Gracias al panel de recomendaciones de otros lectores reconocí Women of the Fifties de Rachel Cooke. Y en la misma estantería de Historia donde había rebuscado, más adelante, en la de comienzos del siglo XIX, encontré el gran hallazgo del viaje, The Inmortal Dinner: A Famous Evening of Genius ans Laughter in Literary London, 1817 de Penelope Hughes-Hallett. Un libro sobre varios de los grandes poetas y ensayistas de comienzos del XIX: Keats, Wordsworth, Charles Lamb... Desde que leí La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey, tenía ganas de leer más sobre ellos, en especial sobre Lamb, sobre su trágico episodio familiar y la vida cultural de aquellos días. Además, a pesar de que conocía a la autora (suyo es aquel libro sobre Jane Austen que presté y nunca me devolvieron) no tenía ni idea de la existencia de este libro.

Y con estos libros, empecé a buscar un lugar donde cenar. Acabo siendo la habitación del hotel, el cuarto de la criada, acompañada de un documental de Max Hastings sobre la Primera Guerra Mundial.Y después de cenar, un poco más de lectura: esta vez una biografía de Ricardo III que, acabé al día siguiente y que es mi primer libro en inglés para el reto de Isi. Con esto, se acaba el primer día.

P.D. Tengo que agradecer lo completísima que es la web de la Tate donde se pueden encontrar todos las pinturas de sus colecciones. Las imágenes de las pinturas que he colgado arriba pertenecen todas a la Tate. Además, podéis buscar por autores, por temas, por personajes, por metáforas, por períodos históricos, décadas, etc. Una maravilla lo cuidadísima que está. 

lunes, 24 de marzo de 2014

3r día de Readathon: Combinando lectura y fútbol

11:30h. Me despierto a unas horas que ¡por favor! todo el mundo debe de haber desayunado ya. No importa :)
Meto los scones en el horno para que estén calentitos y después me dedico a rebozarlos de clotted cream y mermelada de fresa. ¡Buenísimos! Aquí los veis, acompañados de otra taza de Ovaltine. Sí, la taza es la pareja de la de ayer, la del Lordship :)




12:30h. Me he deleitado mucho con el desayuno y ya toca lectura. No soy capaz de aguantar ni un día leyendo un solo libro así que empiezo otro en inglés. Este se titula A History of the Geffrye Almshouses de Kathy Haslam. Devoro los dos primeros capítulos antes de comer. En este último viaje a London salí de las zonas turísticas y me adentré en Hackney y Hoxton para ir a visitar el Geffrye Museum, un pequeño museo dedicado a los interiores. Reconstruyen casas inglesas de clase media a partir de 1630 hasta la actualidad. El museo está en el interior de unas casas de estilo georgiano (principios del XVIII) que se construyeron para dar alojamiento a personas que habían quedado sin ingresos, en principio, solteras de cierta edad. El libro está dedicado a explicar cómo se construyeron y la vida cotidiana de los que allí vivían.


Y aquí os enseño una de las casitas, que en realidad eran pequeñas habitaciones para sus ocupantes. Eso sí, si había era una familia la que ocupaba la casa, se le concedían más habitaciones. Pero, en principio, tenían este tamaño.



16:00h. Sigo con Anne. Soy incapaz de centrarme en un libro, lo dicho. De momento, sigo con la biografía "clásica" pero Bordo sabe introducir detalles que nos acercan más a la psicología del personaje (de Henry y Katherine también) e incluso nos acerca a algunas reflexiones sobre su vida que no me había encontrado antes en ningún otro libro.
Y la tarde transcurre entre irrupciones familiares  e intentos de leer. No avanzo mucho, la verdad. Al final me quedaré en un triste 15 % pero, teniendo en cuenta que las notas comienzan a partir del 65%, no me ha ido tan mal ¿verdad?

21:00h. Evidentemente, mi Readathon acaba aquí. O al menos, por ahora. Ya sabéis que me chifla el fútbol y soy del F.C. Barcelona así que no me puedo perder el partido. Sí, los escucho y veo todos. Pero con este ha estado a punto de darme algo. No le puedo hacer nada si soy una tribunera.

23:00h. Creo que todavía me dará tiempo de leer algo más sobre las Almshouses. Cuando acabe el libro, os contaré la visita al Geffrye Museum y de paso, os explicaré más cositas sobre ellas.

Y este primer Readathon del 2014 ya se ha acabado. Siempre lo paso algo mal porque nunca soy capaz de leer todo lo que me propongo pero teniendo en cuenta lo mucho que practico, lo bien que me sienta el desayuno inglés (no soy de tortitas, sorry. La afición por las tortitas en mi familia se quedó en mi abuelo, que las devoraba y con chocolate) y lo bien que me lo paso comentando las lecturas en forma de diario, compensan de sobras mi pequeña decepción con lo poco que acabo leyendo... ¿Cómo lo hacéis para leer más de un libro de 100 páginas en un día? :O

¡Gracias Isi por organizarlo y nos vemos en la siguiente!

domingo, 23 de marzo de 2014

2º día del Readathon. ¡Esto va lento!

22:30 h (del viernes). Veo un par de capítulos de The White Queen. Ahora que he recuperado el oído, tengo voracidad y demasiados capítulos pendientes. Isi, ¿también vale dedicarse a ver series inglesas en V.O.?

01:00h. Me voy a dormir con mi Kindle. Durante el primer día he podido leer poco: entre mi segunda visita al médico de la semana y gestiones varias que no he podido hacer el resto de la semana por culpa del oído, no ha habido manera de leer mucho. Y el otro libro que acabo de empezar me llama, me llama... mucho. Lo he dejado en la cabecera de la cama pero no hay manera, me atrae demasiado. ¿Quién me mandaría acabar siempre un libro dos días antes de que empiece un Readathon y tener que empezar otro porque soy incapaz de pasar un día sin leer?

The Creation of Anne Boleyn es muy interesante. De momento, voy por la primera parte, donde Bordo nos habla de las visiones más "tradicionales" de Ana: no hace falta que le ponga ningún adjetivo porque os los podéis imaginar perfectamente. En cambio, también menciona un dato muy interesante sobre Catalina de Aragón, sobre la visión que se tiene de ella y lo que se obvia: su fortaleza de espíritu y lo que ella consideraba un agravio: el dejar de ser reina y dejar de estar casada con Enrique porque eso era lo que Dios había decidido para ella. En cambio, en lo poco que he leído hasta ahora sobre Ana, parece que hasta los historiadores tienen una visión negativa sobre ella. El mismísimo David Starkey, uno de los grandes historiadores ingleses sobre los Tudor, no es que tenga una visión demasiado alejada de la de los partidarios de Catalina.




10:30. Desayuno con Ovaltine calentito y madalenas. Adoro el Ovalitine y también la taza que he sacado para el desayuno del sábado. Sigo leyendo hasta la hora de comer, exceptuando un breve paseo para comprar el pan y el periódico. Llevo un rato leyendo sobre la visión de Ana de Chapuys, que si habéis visto The Tudors, reconoceréis como el embajador de Carlos I de España (y V de Alemania, nunca sé como llamarle) en Inglaterra. En la visión de Chapuys se basan muchas de las posteriores y claro, si te basas en la opinión de uno de los más encarnizados enemigos que tenía, no puedes suponer que sea muy objetivo.

16:00h. Por la tarde sigo leyendo y me adentro en la historia clásica sobre Ana y en como ha cambiado y se ha tergiversado a través de la historia. Me gusta que Bordo no le dé la culpa a ella de la ruptura del matrimonio ni tampoco a Catalina. Y que lo discuta todo. Que si los retratos no son seguros, algo que ya me figuraba, que si no podemos asegurar que fuera morena, etc. pero lo que me parece mejor de todo: desmiente que Ana tuviera seis dedos y el cuello repleto de quistes. Puede que tuviera una pequeña deformación en forma de uña en una mano pero ya está. Como siempre, la teoría de los seis dedos parte de un enemigo de la reina que ni siquiera se acercó a ella lo suficiente para verlo, en parte porque ella ya estaba muerta y enterrada cuando lo escribió.

22:00h. Y después de todo un día de lectura y haber avanzado muy poco, teniendo en cuenta el tipo de lectura que he elegido, quizá mañana me lea alguna de las guías ( todas tienen más de 60 páginas) que compré en Londres.

01:15h. Y por último, después de un capítulo más de The White Queen (qué poco me están gustando los últimos capítulos y yo rabiando para que Edward muriera de una vez para ¿esto? Buuuuuf!) me voy a dormir y a dejar descansar el cerebro. Mañana me esperan unos scones con clotted cream para desayunar ¡buenísimos! Y después de ver la imagen del Ovaltine de la mañana, creo que me voy a hacer uno antes de dormir. Bona nit...



viernes, 21 de marzo de 2014

1ª Readathon del 2014



Ya tocaba que Isi organizara su primera readathon de este 2014. El año pasado no fui capaz de acabar el reto que me había impuesto, de 20 libros en inglés así que este año lo volveré a probar. A día de hoy ya llevo 2.

Si participáis en los Readathons de Isi, ya sabréis como funciona. Tenemos que leer en inglés todo lo posible durante el fin de semana y regalarnos un buen desayuno inglés o americano el sábado o el domingo como premio. Esta vez, espero, caerán scones con clotted cream y té negro. O Ovaltine, que todavía puedo cambiar de opinión.

Desde que volví de Londres, he estado muy obsesionada con la historia de las dinastías reales, en particular la Guerra de las Rosas y los Tudor. Y además tengo una pila de libros nueva, nuevísima que vino conmigo en la maleta, sin contar con la mitad de los del viaje anterior, los Kindle pendientes...



Finalmente, me he decantado por leer The Creation of Anne Boleyn de Susan Bordo. No es una novela histórica, que ya sabéis que me gustan muy poco, ni tampoco un libro de historia al uso, si no un texto de no ficción donde se explica cómo ha cambiado la figura de Anne Boleyn a partir de los siglos y depende de en qué aspecto se quisieran centrar los autores. Vamos, un libro de análisis de tendencias historiográficas y cinematográficas, que diríamos científicamente los historiadores.

Más adelante, quizá lo alterne con algún librito más fino que se vino conmigo de Inglaterra. Tengo tres días para leer... lo malo es que acabo de empezar un libro en catalán que me está gustando mucho pero con el que todavía estoy en pleno proceso de adaptación. Será el libro más gordo que haya leído nunca... y ahora mismo me cuesta separarme de él.

Mañana tendréis otra actualización...

miércoles, 19 de marzo de 2014

Viajar a Londres

Viajar a Londres cada vez es más complicado. A pesar de que llevo seis viajes, todavía me quedan bastantes cosas por ver y cada viaje implica una logística más detallada, incluidas las excursiones a provincias. Pero como siempre viajo acompañada de personas diferentes, tengo que adaptarme a lo que les apetece ver así que siempre me quedo con lugares por visitar.



Como nunca ha sido de viajes muy turísticos, detesto ser una más en la cola, intento ir a lugares que realmente me interesen, tanto a nivel histórico, literario, artístico o como curiosidad. Sin contar con esas casualidades que se nos cruzan en el camino a las que hay que ir sí o sí. Y además, soy de esas que desean, como mínimo un día, salir fuera de Londres. He recorrido unos cuantos lugares así. Un ejemplo que os podría dar es que he evitado siempre subir al London Eye. Me parece absurdo hacer tanta cola para subir allí solo un ratito así que como ya os he contado que me chiflan los lugares altos, prefiero subir a la cúpula de Saint Paul.

Ya sabéis que siempre empiezo a explicar mis viajes pero en unos días me canso. Esta vez pasé tres días sola que, en parte se me hicieron cortos pero también largos. No me dieron para todo lo que quería ver ni de lejos pero el hacerlo sola me daba una sensación de soledad con el que no contaba. Creo que me gusta más viajar acompañada pero también sumó el hecho de que no me pudiera relajar no ayudó demasiado.

Fountains Court en Hampton Court


Los días en que estuve sola estuvieron protagonizados por la Inglaterra medieval, renacentista y de los siglos XVII y XVIII. No solo por los lugares que visité, también por las lecturas: una biografía de Ricardo III de Inglaterra (que devoré enterita) y The Women of the Wars of the Roses de Alicia Carter sobre las tres figuras femeninas más importantes de la Guerra de las Rosas: Elizabeth Woodville, Margaret Beaufort y Elizabeth de York. Sin contar la novela que me lleve para el viaje de avión, Cartes des de l´illa de Skye de Jessica Brockmole, de la que también os hablaré pronto y que como podéis imaginar por el título, ha sido mi primer libro del Reto Epistolar.

Por otro lado, como os podéis imaginar, también me he dedicado a recorrer librerías, entre ellas algunas que no había visitado nunca y que se me han ganado completamente.

En unos días os empiezo a contar detalladamente...

domingo, 16 de marzo de 2014

Tag Period Drama Octubre

Y ¡cada vez estoy más cerca! De momento aquí tenéis las preguntas de octubre...

Las preguntas de Magrat:

¿Hay algún period drama que lleves siglos deseando ver y por una cosa u por otra nunca te pones con él?

En el disco duro del portátil tengo toda una colección para casos de fuerza mayor. Entre ellos, los que más destacaría son Aristocrats (1999) sobre las archifamosas hermanas Lennox y Charles II. The Power & the Passion, el último period drama que realizó Joe Wright en la BBC antes de pasarse al cine. Carlos II de Inglaterra es un rey que siempre me ha atraído de forma especial... y el principio de la película es impresionante (veo los principios para comprobar que la descarga ha ido bien). Además, en el reparto están Rufus Sewell, Helen McCrory, Rupert Graves, Anne-Marie Duff, Martin Freeman, Christian Coulson, etc. Algunos period drama más habrá que ahora no recuerdo, entre modernos y antiguos, pero esos son los que todavía me digo eso de "Pero ¿por qué no los he visto ya?".

Miradlos que guapos con sus pelucas ^_^ Dicen: "¿No te apetece vernos?"


- Si pudieras elegir un period drama terminado y darle una nueva temporada (o una nueva miniserie)... ¿cuál sería?
Aquí lo tengo clarísimo: Life on Mars. Es una de mis series favoritas EVER y solo tiene dos temporadas de ocho capítulos. Vale, luego hicieron Ashes to Ashes y nos llevaron a Gene Hunt, Chris y Ray al Londres de los 80 pero como soy muy fan de la relación Sam - Gene y de Sam con Annie, pido una tercera temporada con más bofetones y discusiones entre Gene Hunt y Sam. Ay, cómo me gustan Philip Glennister y John Simm...



- ¿Has visto o estás viendo "Isabel", la famosa serie sobre los Reyes Católicos? ¿Qué opinas sobre ella?

No he visto mucho de ella, la verdad. Tengo pendiente darle una oportunidad porque además de que me interesa mucho esa etapa de la historia, salen actores que me gustan mucho: al ser la gran mayoría actores catalanes, a muchos los he visto en cine, televisión y teatro (¡Ramon Madaula! ¡Julio Manrique haciendo de Colón! Me encanta Manrique ¿se nota?). Uno de ellos, no diré cuál, incluso trabajaba en un mercado al que yo iba mucho antes de ser actor profesional.



En cambio, de los dos principales, el que me da más reparo es él, Rodolfo Sancho. Sé que algunas no soportáis a Michelle Jenner pero a mi me gusta mucho, solo hay que verla en No tengas miedo (sin contar los centenares personajes a los que ha doblado). Pero a Sancho le he visto en tantas cosas diferentes que me da miedo y eso que me gustaba mucho La señora.

Cuando le haga un hueco, os contaré...


Las preguntas de Polly:

- Si ves / veías Downton Abbey... ¿eres más una Isobel Crowley o una Lady Violet?

Si hablamos de la serie, ver a Maggie Smith en una película / serie / miniserie / obra de teatro / lo que sea, siempre ha hecho que me entren ganas de verla. Ya era una de las protagonistas de la peli que pedía una y otra vez cuando era niña así que después de casi 30 años, sigo igual. Algo parecido me pasa con su hijo Toby... así que para variar, por una vez voy a estar de acuerdo con la mayoría. Por cierto, no me digáis que su hijo no es igual que ella.

Dame Maggie forever! 

En la vida real, me acerco más a Lady Isobel en espíritu pero soy más una Lady Violet. A veces, hablo poco y cuando suelto algo, soy contundente y los demás o flipan o se ríen... No sé si me toman en serio o no.

- Con todo el bombo que se le está dando ¿vas a ver El tiempo entre costuras?

¡No! Ni siquiera he leído el libro y como siempre me pasa con esos best-sellers que los demás no dejan de recomendarte porque es EL LIBRO en mayúsculas, como si nunca hubieran leído ninguno más y que al cabo de dos meses han olvidado porque tienen otro libro maravilloso en los labios, ni siquiera me entran ganas de leerlo.

- ¿Qué actor o actriz crees que merece un papel protagonista en un period drama?

Hay muchos: Matthew MacNulty es uno de ellos, porque ha hecho muchos papeles interesantes y nunca le dan un protagonista. Vamos, que coincido totalmente con Magrat y Polly.



Entre las actrices, me gustaría ver a Lily Loveless, una actriz que está muy pegada a personajes en series y películas actuales, en una de época. Me da la sensación de que lo haría muy bien... Y también diría Freya Mavor, la Elizabeth de York de The White Queen, otra actriz que me gusta mucho y que tampoco ha hecho mucho más en periods drama...



Las preguntas de Old-Fashioned Charm:

1. ¿Qué Period Dramas has visto en septiembre?

Gracias a la agenda, que me salva de estos momentos, he comprobado que septiembre fue un gran mes en cuanto a period drama. Supongo que volver de Inglaterra es lo que da...
En septiembre vi "Napola", una película alemana sobre las escuelas de boxeo juveniles de la Alemania nazi; Sophie Scholl. Los últimos días, la historia de la Rosa Blanca, una organización juvenil que se opuso a los nazis; la versión de Russell Crowe y Cate Blanchett de Robin Hood de Ridley Scott, algo diferente a la versión que conocemos. Entre las revisiones están El discurso del rey, El hombre de la máscara de hierro y Jane Austen Regrets y por fin Adèle Blanc-Sec y el misterio de la momia, una adaptación divertidísima de los comics de Tardi, ambientada en la Francia de principios del siglo XX con todo tipo de artilugios steampunk.



 Jane Austen Regrets viene motivada porque acababa de estar en Chawton y en la biblioteca donde trabajé en septiembre tenían una colección enorme de period drama.
Y por último, si los años 50 y 70 se pueden considerar todavía period drama, he visto Red Riding 1974 y United, una película de la BBC sobre el accidente aéreo que acabó con medio equipo del Manchester United y que dio origen a la leyenda de los Busby Babes. Sí, veo películas y documentales sobre fútbol ¿alguien lo dudaba? Y más si en el reparto están David Tennant y Jack O´Connell.



2. ¿Cuántas adaptaciones de Jane Eyre has visto? ¿Tienes alguna favorita?

En comparación con las adaptaciones de Dickens y de Shakespeare que os he contado en los anteriores, poquísimas. Que yo recuerde, la de 1934, gracias a Cristina, con la que comparto opinión y no muy positiva. La de 1996 de Franco Zeffirelli, de la que recuerdo básicamente a Adèle, más que a Charlotte Gainsborough (ahora ninfómana) y William Hurt. La de 1997 con Samantha Morton y Ciaran Hinds, ella nunca me ha gustado y además me da algo de repelús. La miniserie de 2006 que es de mis favoritas y la de 2011 que, a pesar de las malas críticas que he oído, me gusta mucho. Y no, no he visto Alma rebelde.
La que tengo más ganas de ver en el futuro es la de 1983 con Timothy Dalton.

3. ¿Prefieres a los villanos astutos e inteligentes o directamente diabólicos?

Me gustan los dos pero si tuviera que elegir un tipo me quedo con los astutos. Los diabólicos son muy duros de derrotar pero los inteligentes dan mucho juego...

4. ¿Es habitual que veas un period drama y que quieras inmediatamente después leer el libro en que está basado?

Normalmente, sí. Pero a veces puede pasar que lo haya leído hace muchos años y me entre la manía de la relectura, que dice mi madre.
Igualmente, si es un period drama basado en una figura histórica, por ejemplo The White Queen ahora o sobre The Tudors, por decir alguno, me entran ganas de dejar seco ese período de la historia a base de lecturas de ensayos sobre los personajes, sean biografías, libros de historia, militares, etc, etc. Ahora mismo, después de ver los cuatro primeros capítulos de The White Queen, me auto-espoilé la serie gracias a 3 libros que encontré en Kindle. Ni se os pase por la cabeza pensar que me leí los libros en que está basada, me fui a los históricos, como no ^_^

Puede que algún día me decida a escribir una entrada con recomendaciones de este tipo ¿qué os parece? ¿sería bienvenida?

5. ¿De qué period drama viejuno te gustaría ver un remake?

Soy de esas raras que cuanto más viejo es algo, más lo disfruta así que... ninguno. A no ser que fuera una adaptación muy mala... He visto versiones mudas de Dickens que me han encantado (incluso más que algunas actuales = Oliver Twist), versiones de Shakespeare de los cincuenta y sesenta, series clásicas de los setenta y ochenta que ya veía de niña e incluso me atrevo con las primeras temporadas del Doctor Who de la serie clásica. De hecho, soy de esas que cuanto más antiguo sea, más valor tiene (será por eso que me hice historiadora...).


Y esto ha sido todo por octubre. Ni Magrat ni Polly subieron entrada en noviembre así que pasaremos directamente a diciembre ;)

jueves, 13 de marzo de 2014

IMM 28. November comes

Para este mes de noviembre, tenemos una cantidad de libros considerable y muy variada. Y como presencia invitada, Duckie, un patito de amigurumi que me hizo mi amiga P. y que como suele pasarse por aquí, creo que le va a hacer mucha ilusión verlo aquí. 



- La señorita Hargreaves, Frank Baker. Lo tenía ya en inglés pero al verlo en castellano me he emocionado :)

- L´abric de Proust, Lorenza Foschini. Es una muy buena introducción a Proust ahora que de este año no pasa que lea En busca del tiempo perdido. Lo leí en diciembre y la reseña está a medio hacer. El marcapáginas que hay encima es de Laia Domènech, de la colección sobre autores famosos. En su blog podéis verlos todos.


Éstas fueron las compras de un día en que me acerqué a Alibri para ir a buscar un encargo que les había hecho. Tenía encargado Jerusalem the Golden de Margaret Drabble porque después de La piedra de moler necesitaba leer algo más suyo y de repente, mire a la estantería y vi un Persephone, el de Miss Buncle´s Book. Al lado tenía The Young Clementina. No podía dejarlo allí. Y de repente se me ocurrió mirar si tenían a Angela Thirkell a la que le tenía muchísimas ganas. ¡Y ahí estaba! Total, que salí de la librería con tres libros en vez de uno.

- Jerusalem the Golden, Margaret Drabble.

- The Young Clementina, D.E. Stevenson.

- Wild Strawberries, Angela Thirkell.

- Los chicos del ferrocarril, E. Nesbit.

- El juego del amor, Elizabeth Taylor. Estos dos confirman mi teoría de que no soy capaz de fijarme en los libros que se colocan en las mesas de novedades de las grandes cadenas. Los obvio, directamente. El juego del amor lo encontré en FNAC dos días antes de que saliera a la venta (según la fecha de la editorial) así que se vino conmigo. Y Los chicos del ferrocarril estaba escondido en la parte de abajo de una estantería, sin destacar para nada. Y aún así fue el libro en el que me fije. Algún día tendré que escribir una entrada sobre cómo encuentro los libros que busco y los que no busco.



- Lluny del brogit del món (Far From the Madding Crow), Thomas Hardy. Un Hardy que tenía ganas de leer y en catalán siempre es una buena opción.

- La Biblia del Steampunk. Un capricho pero ¡menudo capricho! Me encanta la estética steampunk.



- My Mother She Killed Me, My Father He Ate Me. Forty New Fairy Tales, edited by Kate ...  Lo descubrí hace meses gracias al Kindle: una colección de reinterpretaciones de cuentos clásicos hecha por autores actuales. Hay uno de Neil Gaiman, sí pero muchísimos autores más.

- Eleanor & Park, Rainbow Rowell. No hace falta decir nada más con todo lo que se ha dicho de él hasta ahora. Espero poder leerlo dentro de poco.

- To the Letter. , Simon Garfield. Ya os comenté en el anterior IMM que acababa de comprar En el mapa, sobre cartografía. Cuando vi que el último Garfield era sobre cartas, muchas de ellas de escritores famosos y encima me lo encontré en Come In,  no pude evitarlo.



- Espíritu festivo, Robertson Davies. El año pasado, Libros del Asteroide editó un pequeño librito con uno de los cuentos de este recopilatorio, el de Satán vuelve a casa por Navidad. Me encantó así que cuando vi que editarían el libro entero, ni me lo pensé y fue directamente a la wishlist.

- 1914. De la paz a la guerra, Margaret Macmillan. El primero de todos los ensayos históricos que este 2014 engrosaran mi estante sobre las Guerras Mundiales.

- Un son profund, Eduard Iborra. Encontrar este libro en La Central fue una auténtica sorpresa y al abrirlo me sorprendió todavía más. Dentro de poco os hablaré más de él pero de momento os presento el blog de Eduard: http://laserpblanca.blogspot.com.es/

- La señorita Mapp, E.F. Benson. La segunda parte de la saga de Mapp & Lucia. Si sois tan anglófil@s como yo y no habéis descubierto a esta pareja, no sé qué esperáis.

Y esto es todo lo que llegó a casa en noviembre. Quedan todavía unos cuantos pendientes...

martes, 11 de marzo de 2014

IMM 27. Optando por el IMM mensual, octubre

¡Por fin un nuevo IMM! En este caso, el número 27. Por unos problemillas con las fotos, no podréis ver el número 26 hasta que vuelva de London. En éste, el del mes de octubre, veréis cositas bastante interesantes. 



- Celebrating Jane Austen, Lauren Nixon.

- Among the Janeites, Deborah Joffe.

- May, Lou and Cass. Jane Austen´s nieces in Ireland, Sophia Hillan.

Estos tres fueron mis regalos de santo. El primero, el enorme, fue un autoregalo y los otros dos, regalos de mi hermano, que en estas fechas se suele lucir. Among the Janeites habla sobre los fans de la autora; en cambio, Mary, Lou and Cass es una biografía de tres de las sobrinas de Jane Austen cuyo destino las llevo a las tres a vivir en Irlanda durante la época victoriana y que por lo que he leído, vale muchísimo la pena.


En cuanto a novela y ensayo, mis temas preferidos, mis adquisiciones del mes fueron las que siguen aquí. En la foto se ha colado algunas de septiembre, a ver si adivináis cuáles.

- El rey de los tejones, Philip Hensher.

- En el mapa. De cómo el mundo adquirió su aspecto, Simon Garfield. Me chiflan los mapas, me vuelve loca la cartografía y si juntamos esto con Simon Garfield, el efecto es todavía mayor.

- Casarse. Historias de matrimonios, August Strindberg. Uno de esos clásicos europeos que nunca he leído y es que tengo ganas de probar literatura escandinava (como soy una petarda que va a la contra de las modas, quiero clásicos, no literatura policíaca).

- Operació Caramel, Ian McEwan. Firmado por el mismísimo McEwan, cuando acabé el libro veréis la fotito de la firma ;)

- Diario de una dama de provincias, E.M. Delafield. Me imagino que habréis escuchado hablar mucho de él últimamente así que me espero a leerlo para daros mi opinión. Pero por las críticas, tengo unas expectativas altísimas.

- The Matchmaker, Stella Gibbons. Hace meses lo dejé en la estantería de La Central y todavía seguí allí. Pues nada, con sus hermanitos está mejor.

jueves, 6 de marzo de 2014

Reto 1914. Sugerencias



Desde que organicé el Reto 1914 tenía en la cabeza organizar una entrada con unas cuantas recomendaciones sobre libros que podéis leer. Al final, la he dividido en dos partes: en esta encontraréis una lista con novelas, cómics y poesía sobre la Primera Guerra Mundial y en la segunda parte encontraréis otra con ensayos históricos y crónicas periodísticas. Y, por último, las que veáis subrayadas en azul son mis favoritas.
Y, por supuesto, como no soy infalible, puedo haberme olvidado de alguna. Si veis alguna que falta, ya sabéis...

- Testament of Youth, Vera Brittain. Solo está publicado en inglés y la verdad es que es una pena.

- Birdsong, Sebastian Faulks. La canción del cielo en castellano, publicado por Seix Barral. Para aquell@s que visteis la adaptación que la BBC hizo hace un par de años, debo decir que el libro es bastante diferente.

- The Penguin Book of First World War Poetry, George Walter.

- The Penguin Book of First World War Short Stories.

- Cuentos de la Gran Guerra. Alpha Decay. Una colección de relatos de autores británicos que abarcan todo tipo de posicionamientos acerca de la guerra. Desde posturas pacifistas hasta las de aquellos que se implicaron en la guerra y mantuvieron una postura belicista en todo momento. Recomendadísimo.

- El fuego, Henri Barbusse. Lo encontré casualmente en una de las bibliotecas en que he trabajado esta Navidad y es la primera novela que se escribió sobre la guerra durante la misma guerra, en 1916.




- Largo domingo de noviazgo, Sebastien Japrisot. Umbriel. Una novela que combina una historia detectivesca con la realidad de los soldados en las trincheras. La película es una de mis favoritas sobre la guerra y el libro también es una maravilla. Por cierto, se disfruta mejor en la segunda lectura.

- Rilla la de Ingleside, Lucy M. Montgomery. El último libro de la saga de Ana de las Tejas Verdes es también sobre la guerra y en particular, sobre cómo la vivieron las mujeres canadienses.

- La iniciación de un hombre, John Dos Passos. Lo acaban de reeditar tanto Errata Naturae como Gallo Nero.

- Tres soldados, John Dos Passos.

- El buen soldado Svejk, Jaroslav Hasek . Quizá una de las novelas más divertidas que se han escrito nunca sobre la Gran Guerra.
Además, la acaba de reeditar ilustrada Galaxia Gutenberg aunque también hay una edición de bolsillo, publicada por DeBolsillo.

- Adiós a las armas, Ernest Hemingway.

- Fiesta, Ernest Hemingway.

- Adiós a todo eso, Robert Graves.

- Uno de los nuestros, Willa Cather.

- El pabellón de los oficiales, Marc Dugan. Una de mis novelas favoritas relacionadas con esta época y ambientada en un hospital para mutilados de guerra. Una maravilla muy poco conocida, os explicaré más de ella próximamente.

- Sin novedad en el frente, Erich Maria Remarque.

- Tempestades de acero, Ernst Jünger.

- Diario de Guerra. 1914-1918. Ernst Jünger.



- Regeneration, Pat Barker. Es una trilogía y casi un clásico moderno en Gran Bretaña. Narra la historia del encuentro de dos de los poetas más importantes de la época en un centro médico, Siegfried Sassoon y Wilfred Owen.

- Capitán Conan, Roger Vercel.

- Johnny cogió su fusil, Dalton Trumbo. Es, quizá, la novela más dura sobre cualquier guerra que se ha escrito nunca. Hay que tener mucho estómago para leerla.

- Parte de guerra, Edlef Köppen.

- La belleza y el dolor de la batalla, Peter Englund.

- Los cañones de agosto, Barbara Tuchman.

- La caída de los gigantes, Ken Follet. Follet no es santo de mi devoción pero el libro está ahí.

- El mundo de ayer. Memorias de un europeo, Stefan Zweig.

- Los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, Vicente Blasco Ibáñez.

- El desertor, Lajos Zilahy.

- 14, Jean Echenoz.

- El final del desfile, Ford Madox Ford.

- El buen soldado, Ford Madox Ford.

- Los siete pilares de la sabiduría, T.E. Lawrence.

- La part que ens toca, Frederic Manning. No está traducida al castellano, solo al catalán. Y no, ni una sola queja. Simplemente una editorial de aquí se fijo en ella y en el resto de España, no. Si hay quejas, tendría que ser en forma de sugerencias a otras editoriales.

- War Horse, Michael Morpurgo.

- Private Peaceful, Michael Morpurgo.

- El miedo, Gabriel Chevallier.

- Viaje al fin de la noche, Louis-Ferdinand Céline

- Memorias de un oficial de infantería, Siegfried Sassoon.

- ¡Puta guerra!, Jacques Tardi, Jean Pierre Verney

- La guerra de las trincheras, Jacques Tardi. Estas dos últimas no son novelas sino cómics.







Y en cuanto a poesía, tenemos a grandes poetas como:



- Poemas de guerra, Wilfred Owen. En edición bilingüe.

- Poemas, Edward Thomas.

- Tengo una cita con la muerte, Ben Clark, Borja Aguilo.