viernes, 4 de abril de 2014

Diferentes visiones de la vida




Me han dicho muchas veces que soy rara. De hecho, yo misma me etiqueto como tal. Tengo un concepto de la vida no extraño pero sí peculiar. 

Por un lado, soy muy dinámica y mi cabeza, mi mundo interior bulle de ideas. Por otro, no soy capaz de llevarlas a cabo. Cuando veo vuestros blogs siempre acabo pensando que me gustaría cambiar esto o esto otro, pero ahí se quedan las cosas. En la cabeza. E igualmente llevo años diciendo que me gustaría aprender a montar vídeos o me gustaría ver más series o ir más al cine pero nada. Me falta voluntad. Y por otra parte, a la hora de leer libros que nadie más lee o apuntarme a retos me sobra. Soy contradictoria por todos lados. Y tengo una fiebre intelectual que desborda y que a veces, creo que soy la única que la tiene. 

Recuerdo que hace ya muchos años, con una amiga, escribimos un texto describiéndonos la una a la otra. La esencia no ha cambiado, esas ganas de aprender siguen ahí y junto a ellas las dudas y la falta de valor para cosas que se consideran importantísimas en esta vida. Otras, por supuesto, han desaparecido o han evolucionado. En realidad, todos cambiamos con los años pero espero que no cambiemos en lo que es verdaderamente importante. De momento, tengo una cosa clara. Solo espero que el resto se vaya aclarando con el tiempo. 

Y me gustaría volver a practicar ese ejercicio de describirse ahora, con treinta y un años. A ver qué saldría ;)

P.D. Sé que a veces se hacen pesados este tipo de textos pero cuando empiezo a escribir uno no soy capaz de parar. Y no os puedo prometer que se vayan a acabar pronto. 
Por cierto, no sé que pasa con blogger que muchos no podéis comentar y yo misma no puedo comentar en algunos. Comento y al publicarlo se ha borrado. Grrrrr... continuaré trabajando en esto pero teniendo en cuenta que no tengo ni idea de informática, no os puedo prometer nada. 


12 comentarios:

  1. Ser raro mola, ser como la mayoría es aburrido. Yo misma me siento en la mayoría de las circunstancias como que no encajo, sobre todo con la gente que conozco en el "mundo real", con el mundo internetero es más fácil sentir que hay más como yo. ¡Internet nos une!

    La verdad es que me ha gustado este texto, y mira, ser una inconformista tiene sus cosas buenas y ser vaga... pues bueno, cada uno tenemos nuestros defectos ;)

    ¡Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  2. A mí no se me ha hecho para nada pesado el texto :-D.

    Pienso que, aunque no lo parezca, en el fondo todos nos sentimos un poco raros, pero eso es lo que nos da individualidad, ¿no?

    Pero bueno, entiendo lo que quieres decir: por experiencia sé lo frustrante que puede llegar a ser cuando parece que nadie en el universo comparte las mismas aficiones que tú: si supieras la cantidad de veces que he recibido miradas de desprecio por escribir en inglés...

    Y lo de los blogs y la pereza, bueno... también pasa mucho. A mí, desde luego, ¡constantemente!

    PD: Blogger suele ser así de "caprichoso" *asiente enérgicamente*.

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con Lady Boheme y Marsar: la individualidad mola :)
    Me encanta conocer gente, no sólo con los mismos gustos que yo, sino con otros súper diferentes, “raros” si quieres llamarlo así. El mundo sería muy aburrido si todos fuéramos “normales”.

    ¡Un abrazo y sigue escribiendo!

    ResponderEliminar
  4. No eres la única que padece fiebre de aprender y acumular conocimientos. ¡No te creas, jeje! Pero sí, sé que muchos te miran como a un bicho raro. ¡Pobres ellos! ¡Qué vidas más tristes viendo programas de telebasura, sin conocer el placer da la lectura o saber cómo se llama la capital de Alemania (caso verdadero)!

    ResponderEliminar
  5. De una rara a otra rara: Ser raro es lo más guay del mundo! :) Lo normal es aburrido y está sobrevalorado.

    Blogger tiene una tontería encima últimamente... Yo también tuve algunos problemillas con él hace unos días pero parece que ya se solucionaron. Cruzo los dedos para que sea cierto xD

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Me ha gustado como lo ha escrito Lady Boheme: "Ser raro mola". Cada uno es como es y las individualidades le dan color a la vida.

    Aunque creo que lo más importante no es ser raro o no, sino conocerse a fondo y aceptar de uno mismo tanto lo bueno, como sobretodo, lo que NO nos gusta de nosotros mismos... Y eso es lo que a veces más nos cuesta y lo que provoca que los comentarios de otros nos puedan hacer sentir "mal". Aquel que se conoce y se acepta tal como es, no suele molestarse o contestar a los comentarios de otros. Cada uno es como es y ya está... No crees?

    Petonets!

    ResponderEliminar
  7. Bueno, hoy en día QUE ES NORMAL????
    Me canso de preguntarlo cuando me llaman rara (mentira, me encanta decirlo).
    En cuanto a las "aspiraciones" que se llevan o no hacia adelante... la gracia está en tenerlas, que ya es mucho =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. LittleEmily o debería decir Emily the strange :)
    Como ya ves en los comentarios, no estás sola en este mundillo de excéntricos. Además como bien te dicen ¿que es exactamente ser rara? Tu lo que eres es única; no hay otra Littleemily por ahí con tus mismas capacidades y tu misma personalidad; al igual que no hay otra Lady Boheme, otra Marsar, otra Marie.

    Precisamente ahí es donde está tu fuerza en conocerte, aceptarte y usar al máximo tus capacidades. Sea sonde sea, en un blog, en tu trabajo, con los que te rodean. Se valiente por conseguir los que deseas, porque lo único cierto, es que es tu tarea y nadie va a hacer el esfuerzo por ti :)
    Un besito grande!

    ResponderEliminar
  9. No es lo mismo ser rara que no ser una más entre la multitud ;) Una parte del problema, creo, reside en la tendencia a definirnos en función de los demás. Lo que cuenta es la satisfacción interior, el ser lo que uno quiere ser por dentro, por donde importa. La vida, a veces, nos mueve por caminos ajenos pero las huellas solo las puedes dejar tú.
    Besucos.

    P.D. Tienes una mención en mi blog ;)

    ResponderEliminar
  10. Pues es bonito ser rara!!! De verdad a mí me gusta la gente peculiar, que es distinta, que tiene sus rarezas y sus manías y sus locuras porque yo también las tengo y creo que con los años se me acentúan!!! Tú eres estupenda y así tienes que seguir. He dicho ;)!

    ResponderEliminar
  11. Venga yaaaa! Los raros hemos conquistado el mundo hace tiempo!!
    Recuerdo cuando leía cómics con 10 años y la gente me decía que qué me pasaba, que leyera cuentos de niñas, y mira ahora, leer cómics es "guay".
    En fin, que al final vamos a ser más normales de lo que pensamos! :P


    Un bsote, amiguina! ^^

    ResponderEliminar
  12. Lo raro sólo es cuestión de perspectiva. O desde la que tu te ves o desde la que te miran, pero no es más que un espejismo. Lo importante es encontrarse satisfecha de una misma, se considero eso como se considere.

    Bs.

    ResponderEliminar