viernes, 27 de septiembre de 2013

2ª Readathon. Viernes

¡Hola a tod@s! Llevo unos días cansada y bastante hecha polvo así que voy redactando la crónica del viaje muy poco a poco. No os preocupéis que la colgaré entera. Pero hoy tengo otra cosa que comentar... ¡la Segunda Readathon de Isi!

Ya vistéis lo bien que me lo pasé con la anterior así que cuando Isi nos dijo que organizaba otra no me lo pensé mucho, la verdad. Y más con la cantidad de libros nuevos que tengo del último viaje...

Además, en esta ocasión, son tres días de Readathon que parecían relativamente tranquilos pero han surgido complicaciones: visita al médico, compras a lo English para preparar el desayuno inglés del domingo (suelo tener alguna cosita inglesa en la despensa pero esta vez me han pillado sin nada excepto té) y mañana lo dedicaré a encontrarme con una amiga y a una tertulia literaria. Solo tendré el domingo para leer tranquilamente y también los ratitos de autobús.



Lo más difícil de todo ha sido elegir las lecturas: después de mucho buscar me he "decidido" por A London Child in the 1870s de Molly Hughes, un libro de memorias ambientado en la época victoriana y editado por Persephone Books.  Por otro lado, estoy en plena fiebre Jane Austen y tengo muchos libritos nuevos así que voy a leer la Jane Austen´s House Museum Guidebook, la guía del museo. Y, por último, todavía tengo pendiente un regalo que me hizo Cristina para Sant Jordi y que me hizo mucha ilusión (estaba en la Wishlist desde hace siglos): How Reading Changed my Life de Anna Quindlen.

Esta noche os contaré mis progresos del día.

jueves, 19 de septiembre de 2013

Harriet, Elizabeth Jenkins

Entre entrada y entrada de las crónicas, voy a ir intercalando algunas reseñas. Tengo muchas pendientes pero lo cierto es que el libro que he devorado estos días me ha dejado en un estado de estupefacción y horror tal, que temo que se pase en unos días si no os hablo convenientemente de él.

Me pirran las novelas que publica Persephone Books y por supuesto, las que publica Alba en su colección Rara Avis así que cuando vi que para septiembre traían Harriet a estos lares (una controla todo lo que publican las dos), no se me ocurrió otra cosa que lanzarme a la librería y tener una lectura nueva para la escapada a Zaragoza. Pero Harriet no es una lectura rápida y de las que olvidas a la primera, no señor.

Harriet está basada en una historia real que los periódicos llamaron el "misterio de Penge". Es una mujer "tontita", sin demasiadas luces, a la que su madre suele enviar a pasar temporadas en casa de parientes. En una de ellas conoce a Lewis Oman, un empleado de una casa de subastas, con el que en poco tiempo acaba casándose, a pesar de la oposición de su madre. Lo que no se imagina es que en muy poco tiempo su vida se convertirá en un infierno...

Harriet es horror. Miedo. Soledad. Dolor. Todo en mayúsculas. Elizabeth Jenkins crea un ambiente opresivo y estremecedor donde es imposible confiar en alguien y detalles insignificantes se convierten en terroríficos. Por otro lado, la protagonista apenas tiene protagonismo. Todo gira en torno a ella pero a la vez, apenas está presente físicamente. En gran parte de la novela, observamos a Lewis, Patrick, Elizabeth y Alice no ya justificarse, sino ignorar completamente que están maltratando a una persona, que Harriet es humana y sufre igual que ellos, quizá lo más espeluznante del caso. Lewis puede parecerse al protagonista de Washington Square de Henry James pero créedme con éste a ninguna mujer le apetecería casarse... Pero, a pesar de todo, es una historia adictiva y quieres seguir leyendo. Jenkins escribe perfilando cada detalle de la psicología de sus personajes y de una manera rica en matices.

Elizabeth Jenkins es una escritora completamente desconocida en España y ésta es la primera de sus novelas que se publica en nuestro país. Lo cierto es que tuvo una carrera muy interesante: se licenció en la Universidad de Cambridge en los primeros años en que las mujeres fueron aceptadas, se integró en el Grupo de Bloomsbury, fue uno de los miembros fundadores de la Jane Austen Society... Falleció hace muy poco, en 2010, en Hampstead, a los 104 años.

Y a pesar de lo mal que lo he pasado leyendo, me declaro masoquista y creo que continuaré con Jenkins.

sábado, 14 de septiembre de 2013

Un verano inglés. Protagonistas

¡Ya estoy aquí!

En realidad, llevo aquí un par de semanas pero entre el cansancio del viaje y ponerme inmediatamente a trabajar no he tenido tiempo para nada. En los próximos días y después de una escapadita a Zaragoza, os empiezo a contar el viaje a Londres, la primera vez que he ido en verano.

Como en cada viaje, tenemos unos cuantos protagonistas que han ido sacando la cabeza en todos los rincones posibles. Y en este se han multiplicado como esporas. Eso sí, no ha habido una temática general como por ejemplo, si nos hubieramos centrado más en la época victoriana. Hemos visto de todo.



- Jane Austen. Como no, ha sido la gran protagonista del viaje. Entre Bath y la gran excursión a Hampshire para ver la casa museo no hemos dejado de ver cositas relacionadas con ella y de hablar de ella. Se me va a hacer inevitable el releer Persuasión dentro de nada. Además de leer Emma, claro. De momento estoy releyendo ahora mismo la biografía que le dedica Claire Tomalin y a la vez, las Cartas, que ha publicado recientemente la editorial DÉpoca.



- Los autobuses de dos pisos. Los grandes protagonistas de nuestro viaje a Londres. Si no andábamos, nos desplazábamos en autobús (alguna vez cayó el metro, claro).



- Winston Churchill y la Segunda Guerra Mundial. Este protagonista lo es solo por mi parte. Tenía ganas de poder decir que la Segunda Guerra Mundial y el Blitz han protagonizado este viaje. Libros por todas partes, una visita a un rincón de la ciudad con una gran importancia histórica, detalles por todas partes... Contentísima me hallo porque tenía ganas de dedicarle tiempo a esta época. Y Winston Churchill también, a juzgar por la cantidad de fotos que hay en Google haciendo el símbolo de la victoria.



- John Wesley. El protagonista sorpresa del viaje. Entre frases, placas y demás se ha ido haciendo un huequecito... tanto que acabé pasando por la sede del museo del metodismo y la capilla, más que nada porque me encontré al lado de ella sin saber que estaba ahí y no pude evitar entrar a curiosear. Las iglesías antiguas me llaman.



- Las flores. En Inglaterra, el verano está repleto de flores. Flores que no se secan por el sol, que tienen un aspecto inmejorable hasta septiembre.





- Iglesías. Y rincones inesperados, como St Giles Cripplegate, una de mis recomendaciones de este año de la que os voy a contar aquí.

St Giles Cripplegate destaca porque se encuentra rodeada de edificios altísimos de la City, al lado del Barbican y muy cerca del Museum of London. Por fuera destaca por ser una iglesía antiquísima que ha tenido que ser reconstruida en tres ocasiones (léase Blitz y dos anteriores, se salvó milagrosamente del Incendio de 1666) pero dentro de ella hay un pequeño tesoro. Algo que ya os contaré en la entrada del quinto día. Soy muy mala.

En la próxima entrada tendréis ya la crónica del primer día.