sábado, 29 de junio de 2013

¿Cómo elijo los libros? Bibliotecas

Llevaba unos días pensando en hacer una entrada como ésta porque:

a) Sí, tengo muchos libros.
b) Compro muchos libros.
c) No todos los libros que leo y os comento aquí vienen de una librería.

Ya sabéis que he trabajado en varias bibliotecas y que con la tendencia que tengo a "enamorarme" de los libros, cuando estoy en préstamo, puede llegar a ser un suplicio por los usuarios que se llevan / devuelven libros que tengo ganas de leer. O cuando me pongo a ordenar estanterías. Nunca me he llevado la wishlist al trabajo pero estoy a un paso...


En fin, en ocasiones no me he podido resistir y se han venido conmigo unos cuantos. Por otro lado, ya os he contado que no me fijo solo en novelas, cualquier libro, sea arte, teoría de la literatura, historia, arqueología, folklore, libro ilustrado, etc., etc. puede llamarme la atención (Un día, me fijé en un libro sobre la historia del ferrocarril...) así que tengo que ser selectiva.

Libros descatálogados, vendrán, lo más probable, de la biblioteca. Igual que libros que ya tienen unos cuantos años y que no son fáciles de encontrar en las librerías. Por otro lado, la poca novela negra que leo viene también de las bibliotecas (excepto los libros de Sherlock Holmes, un poco por frikismo, un poco por literatura victoriana) o de préstamos. Y si una novedad se pone de moda, suelo preferir ponerme en lista de espera en la biblioteca a comprarla, quién sabe si me gustará o no y sobretodo, si lo querré tener en casa mucho tiempo.


Un género aparte es el de la literatura juvenil: si me apetece mucho leer un libro, seguramente lo sacaré de la biblioteca. Suele optar por esta idea porque nunca sé si los encontraré infantiles o me gustarán así que prefiero tirar por la biblioteca. Me pasa lo mismo que os he comentado antes con las novelas que están de moda.

Mi experiencia con Los juegos del hambre es un ejemplo de lo que os quiero decir: sabía que lo leería porque  las distopias me van. Busqué en la red de bibliotecas de Barcelona, vi qué bibliotecas lo tenían y comprobé las listas de espera: en castellano eran bastante más largas, 6 o 7 personas, pero en catalán solo había 1 o 2 (depende de la biblioteca) así que elegí Els jocs de la fam. Al cabo de unas semanas me avisaron, lo fui a buscar y pasó directamente a la lista de espera de mi mesa de noche. Me dio por empezar el día antes de tener que devolverlo y a la segunda página estaba enganchadísima a él. Leía cada día un poco, dosificándolo, y cuando tuve que devolverlo, fui a una de mis librerías y lo compré. Al cabo de dos días, volví a por En flames y L´ocell de la revolta. Ahora que lo pienso, debí hacer mucha gracia: la literatura juvenil está al fondo de la librería y normalmente, al entrar, voy mirando poco a poco hasta llegar al fondo. Aquel día, prácticamente corri hasta allí. Y, por cierto, cuando me dijeron que no me llegaba para los tres que quería coger aquel día, el chico me preguntó amablemente (creo que porque ya conocen mis gustos): ¿Te quedas La chaise-longue victoriana? Casi le muerdo.

Como soy mucho de asociar libros a lugares y recuerdos personales, cada vez que recuerdo Los juegos del hambre mi mente viaja a septiembre del 2012, cuando estuve de bibliotecaria al lado de mi adorado Camp Nou.



Pero, por otro lado, nunca he sido de las que van a la biblioteca a estudiar. Lo hago en casos muy excepcionales pero no me gusta. No me puedo concentrar: aunque elija una biblioteca de Económicas, siempre estoy pensando que debe haber algún libro interesante en las estanterías. Y claro, no me concentro. Además, para estudiar no necesito ni subrayar, ni hacer resúmenes, ni nada. Así que puedo hacerlo en cualquier lado...

Continuará... 

P.D. Para ilustrar la entrada, se me ha ocurrido utilizar imágenes de bibliotecas universitarias impresionantes. Las de Chicago (la Harper Library Reading Room) y Coimbra (la Sala General de la Universidad de Coimbra) las he sacado de http://trendland.com/10-of-the-most-beautiful-school-libraries/. ¡Impresionantes! Ya me contaréis. 
La de la Biblioteca de Lletres de la Universidad de Barcelona la he sacado de su página web: http://www.ub.edu/web/ub/ca/menu_eines/sala_de_premsa/recursos_multimedia/fotos/historic.html. Me trae muy buenos recuerdos, cuando necesitaba una biblioteca allí estaba ella: con sus rincones perdidos, su sala de literatura griega, toda una planta de literatura inglesa... Suspiros. 

martes, 25 de junio de 2013

Cambio de última hora: Aplazamiento del día final del concurso de Evelina



Por problemas logísticos, he decidido aplazar el plazo del concurso de Evelina. Tenéis hasta el día 30 de junio hasta las 00:00 horas para apuntaros y/o conseguir más puntos. El lunes 1 de julio subiré la lista de puntos tal y como ha quedado y el día 2 haré el sorteo mediante Random.org. AQUÍ tenéis las bases.

Lo siento mucho pero no puedo hacer otra cosa.

domingo, 23 de junio de 2013

50 cosas que no sabéis sobre mí... (Volumen II)

Como si hago esperar demasiado una segunda parte  me acabo olvidando de que debo hacerla, no os hago esperar más. Aquí está la segunda parte... aquí hay más rarezas pero no os asustéis.
Por cierto, he empezado a responder la entrega anterior pero lo acabaré cuando pueda.



- Tengo un trauma infantil con Star Trek.
- Aunque no soy llorona, lloro a rabiar con películas con las que nadie llora. Lloré a mares cuando vi de chiquitita las películas de Star Wars, sobre todo con la última. Exacto, cuando muere Darth Vader.
- En verano sufro de síndrome de abstinencia. Sí, de abstinencia de fútbol, lo paso muy mal. Suerte que, más o menos el día de mi cumpleaños, empieza la pre-temporada.
- Y campeonatos de selecciones, mundiales, europeos, etc. no me sirven: yo quiero a mis clubs de toda la vida. Los primeros ni los veo: los días de grandes finales aprovecho para hacer limpieza.
- Tengo una nariz más propia de un perro policía que de una persona.
- Me gusta la ropa pero no voy de compras a los lugares más conocidos. Miro y remiro. Y compro por Internet.
- Soy muy nerviosa y me como las uñas. Doy como excusa que tienen proteínas :P
- Tengo debilidad por las películas ambientadas en cárceles.
- Nunca me he desmayado pero acostumbro a tener la tensión muy baja, 8 o 9 es lo normal.
- No me gustan nada los cómics de superhéroes.
- Me vuelven loca las películas ambientadas en la antigua Grecia o en Roma. No me sucedió con 300, viene de serie. En casa todos nos volvemos locos viendo una película de estas...
- Veo una y otra vez las películas que me gustan, sean las que sean.
- Voy en metro muy pocas veces pero tengo debilidad por el Tube, el metro de Londres. Tengo libros sobre él y todo ;)
- No como caramelos ni chucherías. Los únicos que me gustan son las nubes. Pero en cambio, me vuelvo loca con las pastas en una panadería o pastelería, nunca sé que elegir porque me gusta todo.
- Me encanta leer ensayos y si tengo que elegir entre una novela histórica y un ensayo, me quedaré con la segunda opción.
- No me gusta leer libros antiguos: tolero los de segunda mano pero no los antiguos, antiguos... me dan repelús.
- No soy fiel a una librería en concreto: creo que me paseo por unas 10 o 12. Me pasa lo mismo con las bibliotecas... aunque esto está empezando a cambiar.
- Nunca me he emborrachado. En serio. (Sé que unos cuantos lo pondréis en duda. Quien me conoce de verdad lo sabe.)
- No utilizo calculadora para hacer cálculos. Papel y lápiz y la cabeza... Sean sumas, restas, multiplicaciones o divisiones... Y sí, los demás se quedan alucinados.
- Estoy convencida que voy a ser una spinster, vamos, una solterona para los que prefiráis el término de toda la vida.
- Me da algo de miedo sacarme el carnet de conducir. Creo que conducir es una gran responsabilidad.
- Soy bastante impulsiva.
- Suelo recordar la gran mayoría de lo que sueño y algunos son muy raros.
- Acostumbro a ver películas y series dobladas porque no me puedo concentrar si solo veo algo. Siempre tengo que estar haciendo alguna otra cosa a la vez, me aburro.
- Nunca he sabido dónde está el pueblo de mis antepasados. En realidad, no paraban de moverse y podría elegir 9 comunidades autónomas (entre pitos y flautas). Y podría decir también Argentina.
- Me preguntasteis que es lo que hacía de pequeña si no sabía nadar, ni ir en bici ni patinar. ¿Qué queda? Los árboles. Cuando estaba en el terreno, casi siempre estaba subida en uno. Ahora que lo pienso era muy Jo March. También me gustaba saltar vallas hasta que mi abuela me quitó la costumbre gritando un día "No hagas eso que el hijo de Romy Schneider también lo hizo y acabo en una caja". Uuuuf, se me pasaron las ganas.
- Por cierto, el agua me gusta muchísimo así que me meto en la piscina / playa sin saber nadar. Pero estoy en lugares poco hondos y cuando dejo de tocar el suelo, me doy la vuelta.

Y creo que ya lo tenemos todo. Gracias por haberos quedado hasta el final y solo me queda "amenazar" con que me han quedado cosas en el tintero así que puede que en el futuro haya una tercera entrega.

BONUS TRACK: Relacionado con el verano, voy a contaros que en esta época en la que el 99% de las personas se pasan más tiempo en la calle disfrutando del sol y el buen tiempo, yo pertenezco al 1% restante, ese tanto por ciento que no le apetece salir de casa. Estoy más blanca que en invierno.

jueves, 20 de junio de 2013

50 cosas que no sabíais sobre mi...

Soy culo veo, culo quiero. Desde hace días veo booktubers que han tags con 50 cosas que no sabéis de mi y por supuesto quiero hacerlo. Parece mentira que tenga ya treinta años... Así que aquí os dejo la primera parte, las 25 primeras cosas que no sabéis de mi, para no agobiar y así, si os atrevéis a comentar, sea más fácil.

Y, por si acaso, me quedo sin cosas que contar antes de llegar a las 50, podéis preguntar alguna cosa, lo que os apetezca, lo que sé os ocurra.



- Soy completamente imprevisible y sorprendente. Cuando esperas que haga algo en concreto, nunca haré lo que te imaginas. Esto me lo han dicho muchas personas.
- Me cuesta mucho llorar.
- Cuando tenía 15 años, tenía la habitación forrada con pósters y fotos de Pep Guardiola. Todavía los guardo todos.
- Voy a la contra de las modas: ahora que el pelo suelto y lacio lo está, no paro de hacerme coletas.
- Mi jugador favorito del Barça actual es Xavi Hernández.
- Cuando era pequeña, conocí a Kubala. Vivía muy cerca de mis abuelos.
- A pesar de lo que pueda parecer, no siempre he leído tanto como ahora pero siempre me ha gustado mucho.
- Nunca he sido de aquellos niños que piden tener una mascota: era mi hermano quien las pedía. Yo tenía suficiente con jugar de tanto en tanto con los perros de los vecinos...
- Siempre uso colonia.
- Conozco a Dickens desde que tengo uso de razón, vamos, unos 3 años.
- No me gusta demasiado ir a comprar ropa. Mi madre se llevó una decepción con esto...
- Cuando era pequeña, jugaba a hacer carreras de coches en tejados de uralita. Puede que eso hay aumentado el riesgo de tener un cáncer dentro de unos años...
- Me encantan, me vuelven loca las alturas. Subir a un lugar alto, los ascensores, me muero de ganas de probar uno que sube 80 y pico pisos en menos de un minuto. Lástima que está en Singapur (creo)
- Cuando voy de viaje tengo que subir al lugar más alto que encuentre. No importa si voy sola...
- Tengo bastante mal genio aunque en los últimos años lo he dominado bastante.
- No me gusta la novela negra.
- Repetí dos cursos en el instituto.
- Casi nunca cojo el metro. Prefiero los autobuses.
- Quiero vivir en Inglaterra, no me importa el lugar.
- A pesar de leer tanto, no llevo gafas: no tengo ninguna dioptria ni estigmatismo ni vista cansada. Pero me quedan tan bien las gafas que... quiero unas ^_^
- El "little" de mi nick es literal, mido 1.52. Pero no me lo puse por eso.
- Hace años era muy romántica pero ahora cada vez me vuelvo más cínica.
- A pesar de lo que parezca, no me gusta nada la tecnología: no tengo smartphone, vivo sin wassup (o como se diga) y ni siquiera puedo recibir SMS en el móvil. Para decirme algo o Internet o una llamada.
- Tengo un callejero donde me monto mis recorridos por Barcelona y llevo un post-it que me guía por las calles que voy a recorrer.
- Me horrorizan los caballos y me horrorizan los establos.
- No sé nadar ni montar en bicicleta ni patinar.

¡Primera parte acabada! Espero comentarios y/o preguntas...

P.D. La imagen la he sacado de 3daysheaven2hell.tumblr.com

martes, 18 de junio de 2013

Solo queda una semana...

Hago esta entrada a modo de recordatorio. Si queréis participar en el concurso de Evelina, solo queda una semana: tenéis hasta que acabe el 24 de junio (24 a las 24 horas). AQUÍ encontraréis las bases si no las habéis leído.


El día 25 haré una entrada para que veáis como he asignado los puntos y comprobéis que todo esté correcto. Y el día 26 anunciaré al ganador.

domingo, 16 de junio de 2013

IMM nº19. El de las portadas bonitas

¡Segundo IMM de pendientes! Aquí tenéis los libros que han llegado a casa entre la tercera semana de marzo y Sant Jordi.



- The Library Book, VV. AA. Un libro que tenía pendiente desde hace mucho. Son pequeñas piezas relacionadas con el mundo de las bibliotecas, escritas por autores muy conocidos (Alan Bennett, Zadie Smith, China Miéville, etc) y otros no tan conocidos. Lo leí en poco tiempo y aunque algunos ensayos me gustaron más que otros, como no. Pero os hablaré mejor de él cuando me decida a escribir la reseña :P



- La trama matrimonial, Jeffrey Eugenides. ¡Viva! Llevaba dos años esperando a que se decidieran a traducirlo aquí. Hay libros que me apetece más leerlos en mis lenguas maternas, más que nada, de esta manera no me pierdo ningún detalle. Por otro lado, Eugenides es el autor de una de mis novelas favoritas, Las vírgenes suicidas, y entre eso y que no publicaba ninguna novela desde hace por lo menos 10 años...

- Padres e hijos, Ivan Turgueniev. Lo único que de momento diré es que estoy atravesando una etapa rusa y  que llevaba tiempo dudando si leer ya a Turgueniev...

- A merced de la tempestad, Robertson Davies. No es la única lectura que viene de Canadá en este número...



- Tess, la de los D´Ubberville, Thomas Hardy. Un regalo que me hicieron a pesar de que ya tengo la edición inglesa. Sí, esa que os enseñé de Penguin, con su tapa dura y sus espigas en tela.

- Paul en Quebec, Michel Rabagliatti. No podía dejar pasar el nuevo Paul. En alguna crítica que he leído por el foro de ¡Abréte libro! comentaban que con éste habían llorado una barbaridad... Espero que no, no me va bien la deshidratación veraniega.


- Europa en el parabrisas, Robert Byron. En cuanto vi esa portada y descubrí quién era Robert Byron supe que caería muy pronto. No me digáis que la portada no es bonita: no se aprecia bien en la foto pero también satinada y muy rugosa.

- Cold Turkey, Encarna Castillo. Éste es un libro muy especial: es la primera novela de una amiga. En La Sarten Litteraire ya habíamos leído la versión sin corregir pero ¡por fin! el libro está publicado. Como un pequeño adelanto, os cuento que relaciona dos ciudades maravillosas, Barcelona y Nueva York y nos lleva de viaje con la protagonista a ese Nueva York de los años 50. ¿Qué os parece la portada?

- La liebre con ojos de ámbar, Edmund de Waal. Uno de los libros del año. Me ha encantado y estoy ojiplática todavía a un mes de haberlo acabado. Os contaré más en la reseña que preparo pero ya he contado algunas cositas de él en las reseñas de este mes en Proyecto Kahlo así que si os apetece un pequeño adelanto, aquí lo tenéis.



- Buen comportamiento, Molly Keane.



- La señora Jenny Treibel, Theodor Fontane. Me gusta tanto Fontane ¿cómo podía no estar en mi lista? Pero os voy a adelantar algo: me parece que este ejemplar mío está gafado. En el tiempo que lleva conmigo se ha tenido que enfrentar dos veces al agua...

- Bestseller, Alessandro Gallenzi. Un libro sobre libros, sobre editoriales, sobre publicar...

Y ya están publicados los dos IMM que tenía pendientes: el siguiente es el IMM nº 20, el de Sant Jordi. Y tendré que pensar en convocar a mis nuevas adquisiciones para el IMM nº 21. Nunca he dicho eso de "No compraré más libros hasta que lea todos los que tengo por leer" porque no será cierto así que ¿para qué mentir?

miércoles, 12 de junio de 2013

Reflexionando: ¿Especialización o no especialización?

Aquí tenéis de nuevo una de mis entradas pesadas donde reflexiono sobre el blog o sobre mis lecturas. O sobre las dos.



Lo voy a plantear sin embagues: me da la sensación de que el blog está atascado. Me gusta escribir, sí, me encanta pero me da la sensación de que divago muchísimo. Intento que en el blog quepan todos mis intereses y muchas veces cuesta seguirme el hilo. Me refiero a que quizá sería mejor centrarme en unos cuántos temas y abrir otro blog para otros. ¿Qué opináis?

Por otro lado, me gustaría preguntaros una cosa: ¿cuestan de seguir mis entradas? Muchas veces doy cosas por supuestas y hablo de libros o películas que nadie conoce y no son precisamente ni novedades ni libros demasiado conocidos. ¿Iría bien una explicación previa o qué detallará mas de lo que hablo? Estos detalles ayudan a mejorar el blog así que me iría bien que comentarais un poco.

Y finalmente, me gustaría comentar algo que me admira profundamente de todos los que estáis por aquí: lo bien que lleváis el feedback con el resto de blogs. Me encantaría tener la relación que tenéis unos con otros y que por mi vena solitaria y analógica, no soy capaz de tener, y mis horarios (lamentablemente) son los que son.

lunes, 10 de junio de 2013

Resultados del concurso para conseguir más puntos para Evelina

Lo primero de todo es disculparme por no haber puesto los resultados el viernes como os dije. Tuve una emergencia en casa (los que me leáis por Facebook ya sabréis de que se trata) y no he podido ponerme a contabilizar resultados hasta hoy.



Os habéis animado poc@s pero igualmente no habéis atinado mucho. Las que más habéis acertado son tres series: Mariuca, Jane Austen, Ginger y Noelia, tres cada una así que os podéis sumar 2 puntos más cada una. 

Mis 7 series favoritas de todos los tiempos que están en la lista son:



- Skins. Tengo debilidad por la segunda generación, de ahí la imagen. Y si os suena el chico de la izquierda, es que habéis visto a Miranda intentar meterle mano jujuju. O Los Borgia de Showtime (que todo puede ser). 



- Blackadder, L´escurçó negre. 



- Life on Mars. 




- Upstairs, Downstairs. Arriba y abajo o como yo la vi, A dalt i a baix. 


- Yo, Claudio. 



- Monty Phyton´s Flying Circus. 



- Doctor Who. 

Si ampliará la lista hasta diez, tendríamos también a Sherlock, Little Britain y The Young Ones (o alguna que no está en esa lista, como To the Manor Born, The Roppers, Miranda, etc.) pero como solo pedí 7 me quedo con la lista que os he dado. Me gustaría hacer una entrada para cada una de ellas pero eso irá con el tiempo...


2ª pregunta. ¿A qué serie le he cogido manía? Muy fácil pero nadie ha pensado en ello y tod@s la habéis colocado entre mis series favoritas.



La respuesta es Downton Abbey. Le cogí algo de manía en la 2ª temporada pero no he podido acabar la 3ª, no puedo más con ella.
La única persona que lo ha insinuado, que no dicho, es Mª José. 

3ª pregunta. ¿A qué serie nunca le he visto la gracia? Aquí sí que hay dos personas que han acertado: Noelia  de Una mujer artista y Qué leería Jane Austen. Tenéis 1 punto más las dos.
La respuesta es Mr. Bean. Para mi Rowan Atkinson siempre será l´Escurçó. 

viernes, 7 de junio de 2013

IMM nº18. Entradas invernales


Gracias a lo vaga que soy y lo que me cuesta organizar una sesión de fotos de mis nuevas adquisiciones (por aquello de lo liada que tienen la agenda y porque se creen mucho por ser nuevas) cuelgo por fin el IMM (In My Mailbox) número 18. Aquí encontraréis todos los libros que llegaron a casa desde enero hasta marzo. No me enrollo más que hay mucho libro del que hablar...




- The Lost City of London, Robert Wynn Jones. Un regalo de Navidad que llegó con varios días de retraso así que lo coloco en este IMM. Habla sobre el Londres que desapareció durante el Gran Incendio de 1666 y sobre los pocos edificios y lugares anteriores a él y que aún se pueden ver en el Londres actual. Mi hermano sabe que regalarme por Navidad. Y durante el resto de fechas señaladas del calendario...

- Grandes esperanzas, Charles Dickens. Revisando mi biblioteca, he visto que no tengo ningún ejemplar de Grandes esperanzas y quiero releerlo pronto, así que no me pude resistir a un ejemplar. Acabé eligiendo éste por que encontré la portada más cómoda pero ya he leído por ahí que he escogido la peor traducción. Parezco condenada a elegir las peores traducciones ever. Pero eso ya os lo contaré otro día...




- La muerte de Ivan Ilich, Leon Tolstoi.

- Anna Karenina, Leon Tolstoi. Con lo fan que es mi madre del autor y yo nunca había leído nada suyo... Ivan Ilich fue un impulso y Anna Karénina es el libro que de verdad tenía ganas de leer. Mi madre es muy de Guerra y Paz y todavía no concibe que no lo haya leído. Tiempo al tiempo...



- Effi Briest, Theodor Fontane. El mes de diciembre pasado pude ver la última adaptación al cine de este clásico de la literatura alemana y como no, me entraron muchas ganas de leerlo. Me ha costado bastante encontrarlo pero ya es mío.

- La virgen en el jardín, A.S. Byatt. Curiosidad y estar en el lugar adecuado en el momento adecuado hicieron que quisiera leer más de Byatt. He empezado a leerlo hace poco así que ya os contaré.




- Moo Park, Gabriel Josipovici. Londres, parques, literatura, charlas entre amigos... ¿Cómo imaginar que lo dejaría escapar?

- Los habitantes del bosque (The Woodlanders), Thomas Hardy. Me he dado cuenta de que, a raíz de haber visto miniseries y películas, conozco el desarrollo de gran parte de la obra de Hardy. Y me ha dado algo de rabia, que queréis que os diga. Así que para solventarlo, empezaré por The Woodlanders, cuyo argumento promete muchísimo y de la que, por suerte, no conozco el final. Si lo habéis leído, no me spoiléeis por favor.




- On rereadings, Patricia Meyer Spacks. Uno de esos libros sobre libros, más bien, sobre experiencias lectoras que me encantan. En este caso sobre relecturas. Cuenta como puntos a favor el tener un capítulo dedicado a los libros que nos robaron el corazón de niños y a los que volvemos de tanto en tanto, otro a Jane Austen...

- El pensionado de Neuwelke, José C. Vales. Lo primero de todo, agradecer a Editorial Planeta que me lo haya enviado. El resto... vendrá en la reseña que estoy preparando.



- La reina de corazones, Wilkie Collins. Un Collins que me apetecía mucho y por lo que sé, no se parece a sus demás obras, que siempre asociamos a la novela negra y/o al misterio.

- Washington Square, Henry James. Intentando resolver mis pendientes entre clásicos, he decidido lanzarme con Henry James. El Kindle me dio algunas pistas sobre si me iba a gustar o no pero como todo buen libro, he decidido comprarlo en papel.

- Travesía americana, Manuel Moyano. Si me paso por la sección de literatura de viajes, suelo interesarme por algún libro nuevo. Esta es la nueva adquisición en ese campo. Moyano nos narra un viaje por Estados Unidos de punta a punta. Creo que este verano viajaré espiritualmente por la Ruta 66...

- Las afinidades electivas, Goethe. Tanto tiempo queriendo volver a Goethe y me he decidido por Las afinidades...



- ¡Abajo el colejio!, Geoffrey Williams y Ronald Searle. Colegiales ingleses con mucha mala leche y más humor británico. Creo que voy a volver a la infancia...

- Cranford, Elizabeth Gaskell. Sí, otro Cranford en casa. No comments...

- Happily Ever After, Susannah Fullerton. Es un libro ilustrado donde la autora da un repaso a toda la historia que ha generado Orgullo y Prejuicio en sus doscientos años. Como comprenderéis, tenía que ser mío. Y como ya lo he leído, pronto os contaré más cosas sobre él: preparo una de esas reseñas pesadilla de lo largas que son.



Y esto es todo por ahora... de hecho, hasta mediados de mayo. Queda el IMM 19 para acabar de ponerse al día...

martes, 4 de junio de 2013

Darth Vader and Son / Vader´s Little Princess de Jeffrey Brown

Ya sabéis que dejar pasar el tiempo sin reseñas es mi especialidad así que voy a ir contando qué es lo que he leído en los últimos meses. Vamos allá.

Leí el primer comic de Jeffrey Brown sobre Darth Vader y su hijo en abril pero como sabía que el segundo caería muy pronto, me he esperado para hacer una pequeña reseña sobre los dos.

Jeffrey Brown ha hecho unos libros muy divertidos sobre Darth Vader y como podría haber sido su relación con Luke y Leia si los hubiese criado él. Luke y Leia son niños normales que se comportan como niños / adolescentes de ahora y su padre tiene los mismos complejos que un padre que no sabe como tratar a sus hijos. Divertídisimo de ver en todo un señor Darth Vader que no se quita la máscara ni para dormir.

Si tuviese que elegir uno de los dos, me quedo con el de Leia, Vader´s Little Princess. ¿Por qué? Pues porque lo he encontrado más divertido y mientras que el que habla de Luke se centra en la relación con su padre cuando es pequeño, el de Leia nos explica cómo va creciendo, convirtiéndose en una adolescente rebelde, haciendo amigos "peligrosos" (léase Han Solo), etc. Algo que por supuesto desconcierta muchísimo a Darth Vader. Y además, sigue bastante la historia de Leia en la trilogía original. Pero el primero Darth Vader and Son es muy tierno y, porque sé que algunos me lo preguntaréis, es el único traducido al castellano hasta ahora. Pero como son viñetas con un dibujo diferente en cada página es muy fácil de leer y mucho más fácil de disfrutar así que no tengáis miedo si lo veis en algún lado.



Aquí os dejo el booktrailer de Vader´s Little Princess. ¡Disfrutadlo!

domingo, 2 de junio de 2013

Empezando un libro... (VIII). Entre extraños




Primero tengo que entonar el mea culpa, lo sé... Leo muchos más libros y esta sección debería tener muchos más números de los que tiene. Que solo lleve ocho es un delito muy grande... a ver si consigo hacer esta sección más regular.

Hoy os voy a regalar el comienzo de la lectura que tengo ahora entre manos, Entre extraños (Among Others) de Jo Walton, la ganadora de los premios Hugo y Nebula del año pasado.

"La factoría de fornacita de Abercwmboi mató todos los árboles a tres kilómetros a la redonda. Lo medimos con el cuentakilómetros. Parecía como si algo surgido de las profundidades del infierno, negro y amenazador, con chimeneas de fuego, se reflejase en un estanque negro que acababa con todos los pájaros o animales que bebían en él. El hedor era indescriptible. Siempre subíamos los cristales de las ventanas del coche cuando teníamos que pasar cerca e intentábamos contener la respiración, pero el abuelo decía que nadie puede contener la respiración durante tanto tiempo, y tenía razón. El olor era una mezcla de azufre, que como todo el mundo sabe es un producto del infierno y, aún peor, metales calientes y de nombre impronunciable y huevos podridos."

Sí, sé que no es un inicio muy esperanzador pero por lo que he leído hasta ahora, mejora. Os dejo otro párrafo que corroboro (y que demuestra lo interesante que se vuelve):

"Me senté en el banco junto a los sauces, me comí el bollo de miel y leí Tritón. Es cierto que existen algunas cosas terribles en el mundo, pero también hay algunos grandes libros. Cuando sea mayor, me gustaría leer algo que alguien pudiera leer sentado en un banco durante un día no demasiado cálido, y que al leerlo se pudiera olvidar completamente de dónde está o de qué hora es, de tal manera que estuviese más dentro del libro que dentro de su cabeza. Me gustaría escribir como lo hacen Delany o Heinlein o Le Guin."

Si os seducen los fragmentos que he colocado y os entran ganas de leerlo, hacedme caso: ¡No leáis la contraportada!