lunes, 28 de enero de 2013

200 años de la publicación de Orgullo y prejuicio. Un texto personal.



Como pasa el tiempo... hace nada estabamos celebrando el nacimiento de Charles Dickens y va y ahora llega la hora de celebrar que hace exactamente 200 años un editor se atrevía a publicar Orgullo y prejuicio, la ahora famosísima novela de Jane Austen. Digo ahora porque es su obra maestra aunque en vida de la autora vendió bastante pero no llegó a ser un best seller.

Durante estos días, encontraréis homenajes de todo tipo en blogs, webs literarias, etc. así que me he atrevido a hacer un pequeño homenaje desde aquí. Y qué mejor manera de homenajear Orgullo y Prejuicio que explicándoos mi propia historia con ella, en la que hay un poco de ese título que finalmente Austen no le puso, Primeras impresiones.

La historia no es buena, pero tiene final feliz. Jane Austen es una de mis escritoras preferidas pero no llegué a ella gracias a Orgullo y prejuicio, la novela por la que muchísimas fans se han iniciado. Presumo de buena memoria (acabo de quedar como una Lady Catherine cualquiera) así que sé perfectamente que llegue a ella gracias a Sentido y sensibilidad y Emma Thompson, Kate Winslet y Alan Rickman. Más adelante, me lancé con La abadía de Northanger y Amor y amistad y después, solo después, llegó Orgullo y prejuicio. Un camino un poco extraño pero que si lo miro desde la lejanía parece que iba leyendo sus obras en orden cronológico sin proponermelo.

En fin... recuerdo que compré mi edición en una Feria del Libro que ponían en Barcelona hacia mitad de mayo, puede que fuese una Feria del Libro Antiguo pero no lo recuerdo bien, la primavera de mis 16 años. A su lado estaba la edición en bolsillo de La abadía de Northanger así que no me pude resistir a que se vinieran a casa los dos. Algo curioso es que las dos contaban con portadas de las miniseries de la BBC, así que el señor Darcy que llegó a mi casa tenía ya los rasgos de Colin Firth y Lizzy era Jennifer Ehle.

Entre exámenes y demás, los reservé para el verano. Lo cierto es que no he leído siempre como ahora... ya sé que no os lo vais a creer pero es cierto. Y en verano, entre calores y un resfriado que me dejó sin poder disfrutar de ventiladores ni aires acondicionados, lo leí. Y... no me entusiasmó. Sí, en serio. Por eso os he avisado que había una parte dura. No recuerdo ni siquiera el por qué. Pero si que había alguna cosa que no logró convencerme: eso sí, Darcy me gustó desde el principio, no lo voy a negar. Lo cierto es que hay novelas que han necesitado de mí una segunda oportunidad... algo que está muy presente en la historia.

Pero la historia tiene su final feliz: a la segunda vez logró conquistarme. Y con uno de mis primeros sueldos, unos años después, me compré la edición de la miniserie de la BBC, la que ahora regalan con el libro, que por aquel entonces era carísima (y más para una estudiante que vivía de la paga que le daban sus padres). Y la vi otro verano, esta vez con mi inseparable aire acondicionado al lado, a razón de un capítulo diario. No quería que se acabara demasiado pronto... aquellas enamoradas de esta versión me entenderéis.

Pero, con el tiempo y las relecturas, se ha convertido en una de mis novelas favoritas. Y para celebrar este bicentenario, no he podido hacer otra cosa que autoregalarme la nueva edición en bolsillo ilustrada que ha editado Alba. Y aquí tenéis la foto donde posan unas cuantas de ellas.


La segunda por la izquierda es la que os he comentado, la primera, la única que tengo en inglés, es un recuerdo muy especial porque la compré en un puesto que ya no existe en un lugar que tampoco existe ya.
Tengo pensada alguna entrada más esta semana para explicaros más, que Orgullo y Prejuicio se lo merece. ¿O no?


sábado, 26 de enero de 2013

Agu Trot, Roald Dahl

Y empezamos con las reseñas de 2013, a pesar de que tengo todavía unas cuántas pendientes del 2012. Mi primer elegido ha sido Roald Dahl y es uno de los primeros libros que leí este año.

Leerlo me ha probado que mi biblioteca es ya un caos difícil de comprender. Pensaba que no lo tenía y lo saqué de la biblioteca, después de acabarlo me dí cuenta de que siempre había estado ahí, en la biblioteca de mi casa, en las páginas de The Roald Dahl Treasury y además ¡en inglés! Un desastre, vamos.

Agu Trot en castellano, Esio Trot en inglés... es la historia de un jubilado, el señor Hoppy, que vive en lo alto de un edificio de pisos. Pero lo cierto es que se siente un poco solo... De él nos cuentan que tiene un amor y un secreto: su balcón está lleno de flores, pues le gusta mucho cuidarlas y el otro... es que está enamorado de la señora Silver, su vecina de abajo, que tiene como mascota a una pequeña tortuguita llamada Alfie.

Mr. Hoppy es muy tímido y no se atreve a pedirle a la señora Silver que le acompañe a tomar un té así que un día, hablando con ella sobre la pequeña Alfie, ella le confiesa que le gustaría que la tortuga creciera un poco más porque

"¡Imagínese como debe sentirse siendo tan poquita cosa! Todo el mundo quiere crecer." 

Por supuesto, el señor Hoppy es un hombre ingenioso y enseguida se le ocurre un plan para que la señora Silver se fije en él. ¿En qué consiste? Os voy a dejar con la duda para que así os acerquéis al libro con curiosidad. Eso sí, me encanta el señor Hoppy y su idea me resulta como una pequeña travesura, algo que es normal en un niño pero no tanto en un adulto...

La semana que viene tendréis la reseña que cerrará mi reto Roald Dahl, un libro que todavía estoy disfrutando y que no es demasiado conocido...

P.D. Ya que Mav echaba de menos que hablara de mis tortugas, esta reseña se la dedico a ella.

martes, 22 de enero de 2013

San Antonio Abad, el patrón de los animales

En casa, a pesar de que todos somos (como mínimo) agnostícos declarados, celebramos los santos. Es una buena ocasión para comer en familia y que caiga algún regalito. No tenemos ningún Antonio o Antoni en casa pero también celebramos San Antonio Abad. ¿Por qué?

Básicamente, para repetir tortell o roscón. Éste de aquí no creo que durara una hora desde que le hice la foto. Aquí, en Barcelona, el día 17 de enero, el día de San Antonio Abad se come roscón, muy parecido al de Reyes. No sé de ningún lugar más en que se coma así que si en dónde viváis se hace, contádmelo en los comentarios.



Pero también porque es el patrón de los animales y en una casa donde abundan, tres gatos y dos tortugas, no podemos dejar de celebrarlo. Y como tenía pendiente desde hace muchísimo una entrada donde os presentara a mis tesoros, el tema va que ni pintado.


Tommy, guapísimo él, tiene ya 17 años pero se comporta a veces como un bebé. Quizá porque uno de los primeros nombres que iba a tener era Baby. Aquí está todo emocionado con uno de mis regalos de Reyes, un cesto para las lanas, creía que era una nueva camita.


Ya está mayor y tiene sus problemas de salud (toma una medicina diaria para el corazón) pero sigue al pie del cañón. Está absolutamente enamorado de mi madre y la persigue por todas partes, si no está en casa la espera al lado de la puerta y la recibe todo afectuoso cuando llega. A los demás nos hace caso de tanto en tanto...



Titi es la segunda. Es hija de Tommy y ya ha cumplido 14 añitos. Ahí la tenéis posando súperfeliz con En flames (En llamas), la segunda parte de Los juegos del hambre (le encanta posar con mis libros o estirarse a su lado y apoyar la cabecita en ellos, cualquier día veis un IMM protagonizado por ella). A pesar de esa cara de mala (no es nada fotogénica) es la gata más buena y dulce que os podáis encontrar. Siempre está contigo cuando la necesitas y cuando te ve pasar por el pasillo, le cambia la cara y maúlla porque quiere venir contigo a dónde sea. También le gusta muchísimo jugar a aquello que les hace tanta gracia a los bebés, te escondes y vuelves a salir haciendo cucú, y grita un ¡meu! muy tierno. Es una adicta sin límites al jamón york, al yogur griego y a las natillas pero creo que se comería todo lo que me como yo: un día la pille robando un filete de merluza de la mesa y llevándolo a la habitación de mi hermano. Con él tiene una relación muy especial, de adoración mutua desde que nació.





Y por último aquí tenéis a Penny, la bruja mala del cuento, aunque está mal que yo lo diga, pero lo es. Es pelirroja, redondita y se cree el centro del universo. Es muy difícil hacerle fotos porque huye despavorida ante las cámaras a sabiendas, vamos, como cabrona que es. Hace años que intento hacerle una de espaldas mirando a través de la persiana del balcón pero no hay manera. Y como gata a la que le encanta molestar, le da por entrenarse a lo Usain Bolt por las noches, pasillo arriba, pasillo abajo. O hacer de ninja, a veces creo que convivo con un ninja en mi propia casa. Tiene cambios de humor espectaculares y no te puedes fiar del todo de ella, cuidado.

Y estos son mis niños, ¿a qué son bonitos?

P.D. Llevo unos días algo liada y no he podido pasarme por vuestros blogs ni responder a los que habéis dejado aquí. Igual que en algunos de los retos ya he pasado la cifra que marco los contadores pero tengo problemas con la columna lateral... espero poder arreglarlo.

domingo, 20 de enero de 2013

The Best of 2012


Como todos los años, toca hacer una lista con las mejores lecturas del año y este año lo voy a hacer de una manera diferente, tomando como base un meme que he visto en el blog de Teresa que, a su vez, salió del blog The Perpetual Page-Turner. Este año con algo de retraso, a pesar de lo mucho que estoy publicando últimamente en comparación con otros años y hacerlo así, en forma de test, es una manera de hacerlo diferente ¿no creéis?

El 2012 ha estado repleto de lecturas, he llegado a los 94 libros leídos, y tengo ganas de hablaros un poco en general sobre lo que he leído.

Vamos a hacer un poco de estadística: 94 libros leídos, de los cuales 23 están en catalán, 63 en castellano y 8 en inglés. Muy triste es la última cifra, me da la sensación de que cada año leo menos en este idioma y mi inglés se resiente por ello.
Por otro lado, como persona que fundamentalmente lee lo que le da la gana, a pesar de las miles de recomendaciones que tengo, que no lee libros antes de ver la película (excepto los pocos que he leído de Agatha Christie), que no lee libros ambientados en la ciudad donde va a ir de vacaciones antes de ir, tengo una manera de encontrarme con los libros muy especial que me hace confíar particularmente en mi propio instinto. Y en 2012 he confirmado claramente esta tendencia.

1. Mejor libro leído en 2012. (Se puede hacer por géneros)

Misterio:  Ya sabéis que estoy atravesando una etapa enganchadísima a las novelas de Agatha Christie así que es mi autora. Pero cuando tengo que escoger un título, se me hace más difícil. 
Ciencia-ficción:  Crónicas Marcianas. 
Relatos cortos:  Si hablo de relatos, me quedo con En un balneario alemán de Katherine Mansfield (para no repetir Crónicas marcianas). 
Ensayo: Lo pasé maravillosamente bien con dos: En casa, de Bill Bryson, un ensayo sobre la vida privada en la historia y London Under, de Peter Ackroyd, sobre lo que esconde Londres debajo de la superficie.
Novela infantil y juvenil: La esmeralda de Kazán, de Eva Ibbotson. Me enamoró de la primera a la última página en un mes que fue muy difícil para mi. Aventuras, la Viena de principios de siglo XX... 


2. Libro que tenías muchas ganas de leer pero que al final te decepcionó.

La hora del fantasma, de Diana Wynne Jones. Es una autora que me encanta pero el libro me pareció flojo, con una historia que hubiese podido dar mucho más de sí. 

3. El libro más sorprendente de 2012.

Este año han sido dos: La plenitud de la señorita Brodie de Muriel Spark y Siempre hemos vivido en el castillo de Shirley Jackson. Dos libros que esconden mucho más de lo que se ve a simple vista, en parte porque ambos tienen menos de 200 páginas. 

4. La mejor serie/saga de libros que descubriste en 2012.

¡Los juegos del hambre! Creo que son la única saga que he leído este 2012. Pero me ha enganchado mucho y debo decir que tengo ganas de releerla, a medida que se acerca la fecha del estreno de Catching Fire. E intentaré hacer una entrada dentro de poquito. 

5. Nuevo autor favorito que descubriste este año.

Connie Willis, una autora americana de ciencia-ficción. Sus libros, eso sí, tienen un toque psicológico y detalla muy bien los sentimientos de los protagonistas. 
Además, me encantan los prólogos que suele escribir en algunos de sus libros porque habla de sus preferencias literarias, cinematográficas, etc. y allí destacan recomendaciones anglófilas. Si fuese una bloguera, Willis sería del club. 

6. El libro que más recomendaste en 2012.

Creo que he sido muy, muy pesada con Eudora Welty. He leído La palabra heredada pero durante este 2013 continuaré con ella y como no, creo que seguiré igual de pesada ;)

7. El mejor libro que estaba fuera de tu "comfort zone" o que fuera un nuevo género para ti.

Weird things Customers Say in Bookshops, de Jen Cmpbell. Me gusta el humor pero los libros recopilatorios de fragmentos no son precisamente mis favoritos. Pero este me gustó muchísimo, en parte porque, a pesar de que me lo habían recomendado, no formaba parte de mi wishlist londinense de este año y la forma en que lo encontré, el sentarme a leerlo en Persephone Books y después de leer un par de anécdotas decidir llevarmelo inmediatamente. Por todo eso se merece este puesto. 


8. El libro que más te enganchó.

Unos cuantos: Los juegos del hambre, La plenitud de la señorita Brodie, El apagón, El libro de la señorita Buncle... 

9. El libro que leíste este año que más probablemente vuelvas a leer en 2013.

El apagón de Connie Willis. De hecho, ya he empezado a releerlo. Y de paso, empalmaré con la segunda parte, All Clear, en inglés. 

10. Portada de libro favorita.




Probablemente ésta, que es la fotografía de portada de casi todas las ediciones. Una buena imagen casi calcada a una de las descripciones del libro. 

11. El personaje más memorable de 2012.

"- Merricat, said Connie, would you like a cup of tea?
- Oh, no, said Merricat, you´ll poison me".

Vamos, Mary Katherine Blackwood, para los amigos, Merricat. Una chica de 18 años, inteligente, incisiva, amante de los gatos, cree en la magia, etc. Pero también es un personaje oscuro, como el resto de la novela.


12. El libro que mayor impacto haya tenido sobre ti este año.

Para no repetirme, voy a elegir aquí un libro de Agatha Christie, L´assassinat de Roger Ackroyd. Hace muy poco que lo he leído pero ha servido para abrirme las puertas de par en par en el mundo de Christie, para deshacerme de ideas preconcebidas sobre sus libros, etc. 

13. El libro que no puedes creer que hayas esperado hasta 2012 para leer.

Crónicas marcianas. Gracia a la Sarten Littéraire por hacermelo leer. 

14. Trozo favorito de un libro que leíste en 2012.

No la recordaba pero es una frase que me ha dejado alucinada ahora que la he vuelto a leer. "No somos gente corriente, Polly. Somos historiadores". La historiadora que vive en mí sacó su pancarta de "Historian on fire" de la emoción. Es de El apagón y el personaje que la afirma es Colin. 

15. El libro más largo y el más corto que leíste en 2012.

Este año me he dedicado más a libros cortos y también he leído varios cómics y libros ilustrados. Seguramente uno de estos últimos será el libro más corto que haya leído. Si hablamos de novelas o relatos, Xingú, de Edith Wharton. El más largo, sí, otra vez El apagón. 

16. Una escena que leíste que te dejó con unas enormes ganas de comentar con alguien.

El final de El asesinato de Roger Ackroyd de Agatha Christie o el de Asesinato en el Orient Express. Brutales los dos. 

17.  Relación favorita entre personajes.

Más bien, la relación de dos personajes con el protagonista de "El cavaller fantasma" (El caballero fantasma) de Cornelia Funke. Jon, con Ella Littlejohn, la increíble amiga que hace en el internado y que vive con una abuela aún más increíble (una casa llena de sapos y que se dedique a organizar visitas guiadas a lugares encantados). La de Jon, con Longspee, el caballero fantasma del título, una relación de amistad y lealtad que parece extraña en un libro infantil pero que me ha parecido tierna y preciosa. Y es que este libro me ha hecho reconciliarme con Cornelia Funke.
18. Libro preferido en 2012 de un autor que ya habías leído anteriormente.

La lluvia antes de caer, de Jonathan Coe. Lo cierto es que tengo karma con Coe.  Y me encanta recomendarlo porque de los autores británicos actuales es, quizá, el más desconocido.
 
19. Libro que leíste exclusicamente debido a una recomendación.

La meva germana viu sobre la llar de foc (Mi hermana vive en la repisa de la chimenea). Vi tantas reseñas que lo comentaban que este verano lo saqué de la biblioteca y me puse a leerlo.  

20. Un libro que no pudiste leer en 2012 pero que tendrá máxima prioridad el año que viene.

En 2012 casi no he podido leer nada de Dickens. No había manera, no me sentía inspirada ni nada así que he trasladado mi particular celebración del bicentenario a este 2013. 

21. El libro que más esperas en 2013.

Como soy poco amiga de novedades, espero básicamente traducciones de novelas que ya han salido en Inglaterra o Estados Unidos y que todavía no están en castellano o catalán. La traducción de The Marriage Plot de Jeffrey Eugenides o la de All Clear de Connie Willis. ¡El ansía! Y en inglés, que sigan reeditando  novelas de Dodie Smith porque hasta hace muy poco solo se podían conseguir I capture the castle y 101 dálmatas. Y de Stella Gibbons, por supuesto.

22. Algo que quieras conseguir en tu vida lectora/bloggera a lo largo de este año.

Algunas de ellas están comprendidas en los retos de este año: ser capaz de leer 20 libros en inglés, leer más clásicos, mejorar un poco el blog a nivel de presentación de contenidos... Y visitar algún lugar en los que se ambientan algunas de mis novelas favoritas de 2012, el primero de la lista es Salisbury. 

Si no os habéis aburrido y lo habéis dejado a la mitad, ¡genial! En las próximas entradas, el gran reto, reseñas que me faltan de 2012...