miércoles, 4 de diciembre de 2013

DÍA 29. Un libro que te haya asqueado

Aquí voy a hacer una pequeña corrección y no voy a hablar de un libro cuyo contenido entero me haya asqueado si no de un libro cuyo final me ha asqueado y sacado de quicio. Y es...



Los cuentos de Canterbury, de Geoffrey Chaucer.

Me encantan los libros de cuentos medievales, estas recopilaciones de centenares de cuentos que se estilaron tanto en la Edad Media. La única que no he leído todavía es el Decamerón aunque, considerando que está en mi reto de The Classics Club, creo que no tardará demasiado.

Pero Los cuentos de Canterbury tiene un "final" (por llamarlo de alguna manera, ya que Chaucer murió antes de finalizarlo) que hace echarse a temblar a cualquiera. El último relato es el del párroco, todo un alegato de 80 páginas sin descanso sobre el pecado, los pecados capitales, etc. No es un asco físico, no me malinterpretéis, si no más bien un hartazgo que me dejo asqueada.

Si os apetece un asco más físico, recuerdo lo mal que lo pasé leyendo Justine o los infortunios de la virtud del Marqués de Sade.



Todas aquellas que quedaron "extasiadas" ante la imagen de sadomasoquismo de Cincuenta sombras de Grey, tendrían que leer Justine. Se les quitarían las ganas en un periquete.

4 comentarios:

  1. Yo leí hace poco Historia de O, más que erotismo a mí me pareció terror.

    ResponderEliminar
  2. No lo he leído así que no puedo comparar. Pero Sade es tan explícito que hace que le duela todo al lector...

    ResponderEliminar
  3. Por eso no leí la saga de Grey porque tanto Justine como Historia de O son mucho más duros y eróticos, y mejor escritos. Y si te gusta este tipo de literatura, te puedo recomendar un par o tres más.
    Besines!

    ResponderEliminar
  4. Todas las que quedaron extasiadas con Grey necesitan leer cualquier cosa que hable de sado o erotismo de verdad. Así que sí, pueden probar con Sade xD
    Por cierto, Justine me encantó!

    Besotes

    ResponderEliminar