lunes, 4 de noviembre de 2013

DÍA 4. Un libro de verano

Asociamos los libros de verano a novelas fáciles de leer y también (algunas) fáciles de olvidar. Para mi, el verano son aquellos grandes libros que he leído en esta época, aquellos que he podido leer mientras estaba de vacaciones a pesar de que a veces no tienen nada que ver con lo que asociamos con el verano.

Pero también libros de verano son esos grandes libros de viajes que me transportan a otros lugares. Y el que he elegido es de esta última clase.



En las Antípodas de Bill Bryson. Es un libro que lo tiene todo para disfrutar en fechas veraniegas, una tierra muy lejana, humor, destellos de historia y cultura australiana y momentos increíbles de Bryson que, a veces, me hacen dudar si realmente tiene mucha imaginación o le pasan realmente.

Y probablemente será lo más cerca que esté nunca de la Gran Barrera de Coral. Hay otras cosas que me interesan muchísimo más de Australia.

10 comentarios:

  1. A mi en verano me encanta leer libros ligeritos, que pueda llevar a la playa y no importe que se llenen de arena...! Si tienen humor, mejor, pero lo cierto es que siempre acabo leyendo los mayores tochos del mundo porque suele ser cuando más tiempo tengo! jajaja!
    Me pasa como a ti, hay demasiados sitios por visitar, y Australia no está entre los primeros 10 ni tan siquiera!!

    Un bsote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay! Ya sabes que yo no soy nada playera así que los libros ligeros no van mucho conmigo :P Y lo que me hace alucinar es que todos os sigáis sorprendiendo con esto.
      Yo si que iría a Australia (Melbourne y Adelaida tienen una pinta victoriana, victoriana) pero no a bucear pero es que en las playas que describe este hombre no te atreverías a pisarlas ni con una botas ultraresistentes.
      Besitos.

      Eliminar
  2. Yo suelo escoger libros ligeros para el verano no porque esté de vacaciones, sino precisamente por todo lo contrario, porque es cuando voy saturada de trabajo y necesito lecturas que no le exijan mucho a mis neuronas. Me gustan los libros que tienen como escenario lugares lejanos. Nunca he leído ninguno ambientado en Australia, pero me encantaría ver la barrera de coral antes de que desaparezca.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dorothy, este es buenísimo. Te recomiendo mucho a Bryson: ríes a carcajadas con él y a la vez aprendes algo. Además, sus libros son muy ligeros.
      Besos.

      Eliminar
  3. Casi no he leído libros de viajes, pero es un tema que me interesa, así que otro más para la interminable lista. De viajes me gustó mucho Las reinas de África de Cristina Morató, nos cuenta la historia de mujeres intrépidas que viajaron a África a finales del siglo XIX y principios del XX. ¿Lo conoces? Había varias inglesas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De Cristina Morató leí otro pero ya hace muchos años y ni siquiera recuerdo el nombre. También he leído otro que creo que no está traducido al castellano sobre mujeres viajeras. Es de Pilar Godayol y me entraron unas ganas que no te puedes imaginar de rebuscar en los libros que recomendaba.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Curiosamente a mi los libros de viajes me gusta leerlos en invierno como preparación a mis posibles viajes durante las vacaciones.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no suelo viajar en vacaciones (lo hago en otras épocas del año) me sirve para desconectar un poco con la rutina.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Totalmente de acuerdo contigo. Yo lo leí este verano y acabé enamorada de Australia y de ese libro. Por cierto, me ha hecho mucha gracia ver los hierbajos de mi finca en tu blog ;).

    ¡Besitossss!

    ResponderEliminar
  6. Todo lo que escribe Bill Bryson me resulta interesantísimo. Incluso temas que no me atrayeran en un principio, si Bill les dedica un libro de repente se vuelven fascinantes para mí, tal es su poder sobre mí :P

    ResponderEliminar