martes, 22 de enero de 2013

San Antonio Abad, el patrón de los animales

En casa, a pesar de que todos somos (como mínimo) agnostícos declarados, celebramos los santos. Es una buena ocasión para comer en familia y que caiga algún regalito. No tenemos ningún Antonio o Antoni en casa pero también celebramos San Antonio Abad. ¿Por qué?

Básicamente, para repetir tortell o roscón. Éste de aquí no creo que durara una hora desde que le hice la foto. Aquí, en Barcelona, el día 17 de enero, el día de San Antonio Abad se come roscón, muy parecido al de Reyes. No sé de ningún lugar más en que se coma así que si en dónde viváis se hace, contádmelo en los comentarios.



Pero también porque es el patrón de los animales y en una casa donde abundan, tres gatos y dos tortugas, no podemos dejar de celebrarlo. Y como tenía pendiente desde hace muchísimo una entrada donde os presentara a mis tesoros, el tema va que ni pintado.


Tommy, guapísimo él, tiene ya 17 años pero se comporta a veces como un bebé. Quizá porque uno de los primeros nombres que iba a tener era Baby. Aquí está todo emocionado con uno de mis regalos de Reyes, un cesto para las lanas, creía que era una nueva camita.


Ya está mayor y tiene sus problemas de salud (toma una medicina diaria para el corazón) pero sigue al pie del cañón. Está absolutamente enamorado de mi madre y la persigue por todas partes, si no está en casa la espera al lado de la puerta y la recibe todo afectuoso cuando llega. A los demás nos hace caso de tanto en tanto...



Titi es la segunda. Es hija de Tommy y ya ha cumplido 14 añitos. Ahí la tenéis posando súperfeliz con En flames (En llamas), la segunda parte de Los juegos del hambre (le encanta posar con mis libros o estirarse a su lado y apoyar la cabecita en ellos, cualquier día veis un IMM protagonizado por ella). A pesar de esa cara de mala (no es nada fotogénica) es la gata más buena y dulce que os podáis encontrar. Siempre está contigo cuando la necesitas y cuando te ve pasar por el pasillo, le cambia la cara y maúlla porque quiere venir contigo a dónde sea. También le gusta muchísimo jugar a aquello que les hace tanta gracia a los bebés, te escondes y vuelves a salir haciendo cucú, y grita un ¡meu! muy tierno. Es una adicta sin límites al jamón york, al yogur griego y a las natillas pero creo que se comería todo lo que me como yo: un día la pille robando un filete de merluza de la mesa y llevándolo a la habitación de mi hermano. Con él tiene una relación muy especial, de adoración mutua desde que nació.





Y por último aquí tenéis a Penny, la bruja mala del cuento, aunque está mal que yo lo diga, pero lo es. Es pelirroja, redondita y se cree el centro del universo. Es muy difícil hacerle fotos porque huye despavorida ante las cámaras a sabiendas, vamos, como cabrona que es. Hace años que intento hacerle una de espaldas mirando a través de la persiana del balcón pero no hay manera. Y como gata a la que le encanta molestar, le da por entrenarse a lo Usain Bolt por las noches, pasillo arriba, pasillo abajo. O hacer de ninja, a veces creo que convivo con un ninja en mi propia casa. Tiene cambios de humor espectaculares y no te puedes fiar del todo de ella, cuidado.

Y estos son mis niños, ¿a qué son bonitos?

P.D. Llevo unos días algo liada y no he podido pasarme por vuestros blogs ni responder a los que habéis dejado aquí. Igual que en algunos de los retos ya he pasado la cifra que marco los contadores pero tengo problemas con la columna lateral... espero poder arreglarlo.

16 comentarios:

  1. Qué buena pinta ese roscón y que bonitos tus gatitos, aunque la última me ha dado un poco de miedo je je.

    ResponderEliminar
  2. Qué preciosidad de gatos, me encantan!! Tu Titi es una versión en pelo largo de mi Gatchan :)

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado conocer por fin a vuestros tres tesoros! Son preciosos... Y respecto a la cestita, creo que Tommy ya se ha agenciado tu cesta, a partir de ahora te lo encontrarás allí más de una vez, jeje!
    Muy bonita la entrada.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonitos, los gatos son mi asignatura pendiente, ainssss, me conformaría con que alguien cercano los tuviera y poder tratarlos.
    Tengo amigos no agnósticos, sino ateos, que celebran los santos y yo (creyente) siempre les digo de cachondeo que se suben al carro :-P Un beso!!

    ResponderEliminar
  5. Pues no, aquí en Ibiza no se come roscón para San Antonio. En casa de mis padres siempre teníamos gatos, pero nunca me dejaron tener un perro. Cuando me fui a vivir sola me desquité. Tengo a Nixon un mestizo de boxer de casi once años al que adoro. Hace un año casi se muere. Lo pasé fatal. Le quiero como a alguien de mi familia, es mi familia. Precioso Tommy, pero creo que has perdido tu caja de las lanas...

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Son preciosos :) aqui no hay esa tradición, ya me gustaría jejejeje, que el roscón me encanta. Besos

    ResponderEliminar
  7. Ostras, pues me apunto a celebrar Sant Antoni Abad, ya tengo mono de tortel... :)

    ResponderEliminar
  8. Qué bonita entrada! Tienes unos gatos preciosos! Jo, yo sólo tengo una perrita, aunque eso sí, es la niña mimada de la casa... Gracias por presentarnos a tu familia gatuna! 1beso!

    ResponderEliminar
  9. Me encanta esta entrada. Qué haríamos sin nuestros bichos?? :)
    He de reconocer que los gatos y yo siempre hemos tenido una relación pelín extraña, vamos que no nos entendemos...pero aún así me gusta ver a los gatos de los demás!
    Por cierto, hecho en falta a las tortugas...con ellas sí que me llevo bien, he tenido unas cuantas, y aunque a la mayoría le resultan aburridas tienen su encanto.

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  10. Tus niños son preciosísimos, pero me vas a permitir que centre mi atención en el roscón. Vivo en Barcelona desde hace unos años, ¡y no me puedo creer que nadie me haya informado de la existencia de una segunda posibilidad para zamparme un trozo de roscón! El año que viene ya no se me pasará, gracias a ti :)

    ResponderEliminar
  11. Tus niños son muy bellos y con personalidades marcadas, como todos los hijos ;)
    Yo no tengo gatos, sólo una perra dálmata de 14 años que se quedó en casa de mis padres cuando me mudé, a pesar que me pertenece, porque está demasiado enamorada de mi papá.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Que bonitos tus gatitos!. En casa solo hemos tenido perros, pero un día me gustaría tener un gato.

    Yo también me apuntaría a celebrar el día de San Antonio Abad. Una segunda oportunidad de comer roscón no hay que desaprovecharla.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  13. Ooooh, qué pinta tiene ese roscón y qué bonitos son tus gatitos. Yo tuve dos perritos: Layka estuvo conmigo 15 años y Rocky, su hijo, es quien llena su vacío desde que falleció. Ahora tiene 6 años ^__^

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  14. Son guapíiiiisimos!!! Y me das muchas esperanzas...que Elvis ya va a hacer 12!

    ResponderEliminar
  15. Que preciosidad de gatos, con las ganas que tengo de tener gatos. Nunca he tenido gato pero algún día me gustaría tener.
    Fíjate este año no he comido tortell de Sant Antoni,y es una tradición de hace muchísimos años en casa. Ni hemos visto la desfilada anual, bueno el próximo año
    Besos
    Emma

    ResponderEliminar
  16. Qué chulos tus gatines :))
    Jolín, con lo que has dicho de Penny, me ha entrado miedo, en serio!! jajajaa
    Y lo del roscón, pues me parece muy bien! Yo hago mis propios roscones, y claro, pudiendo hacerlos en tu casa y a tu gusto, ¿por qué te vas a limitar a comerlo en Reyes? pregunto ;)

    ResponderEliminar