sábado, 28 de abril de 2012

Tridente literario (1ª parte)

Eleazar, para celebrar sus primeros 100 seguidores, ha organizado un reto muy original, el Tridente Literario. 






¿Tridente? Porque consiste en tres retos diferentes: uno para los libros, otro para personajes y el último, para escritores. Dura tres meses, uno por sub-reto. Para leer las bases, mejor ir al blog de Eleazar que ella lo explica mejor que yo.  


En las bases, se dice que hay que introducir la sinopsis del libro pero para no repetirme demasiado, se me ha ocurrido hacer otra cosa. A ver qué os parece:


1. Tu libro preferido

Persuasión de Jane Austen. Tengo varios libros favoritos pero Persuasión es uno de los que me llegaron al alma.

Tengo varias ediciones, dos en castellano y una en inglés pero me hacía ilusión enseñaros la primera que compré, de Alba, pero con una portada distinta a la que se encuentra ahora en las librerías (y con los lomos amarillos). Como no la he encontrado por Internet, me la reservo para una entrada futura y os dejo con la portada de Cátedra.

"Sir Walter Elliot, de Kellynch Hall, Somersetshire, era un hombre que jamás cogía para distraerse otro libro que el baronetario; allí encontraba ocupación para las horas muertas y consuelo para las de abatimiento; allí se le despertaban la admiración y el respeto, repasando lo poco que quedaba de los antiguos privilegios; allí cualquier malhumor derivado de problemas domésticos se le tornaba compasión o desdén de manera natural, hojeando el número casi interminable de títulos del último siglo... y allí, cuando las demás páginas no le servían, podía leer su propia historia con un interés que jamás le decaía."

2. El libro que más veces te has leído

Probablemente Mujercitas. Cuando era adolescente lo releía cada dos por tres y solía identificarme con Jo, como no. Pero también con Beth (solía ser muy tímida).

" - Sin regalos, la Navidad no será lo mismo -refunfuñó Jo, tendida sobre la alfombra.
- ¡Ser pobre es horrible! - suspiró Meg contemplando su viejo vestido. 
- No me parece justo que unas niñas tengas muchas cosas bonitas mientras que otras no tenemos nada - añadió la pequeña Amy con aire ofendido. 
- Tenemos a papá y a mamá, y además nos tenemos las unas a las otras - apuntó Beth tratando de animarlas desde su rincón."







3. Un libro que te han regalado

Londres, de Peter Ackroyd. Lo leí hace años, tomando notas para un trabajo sobre el Londres de la Regencia, pero se quedó en la biblioteca porque era muy caro. Con los años, se ha ido haciendo cada vez más difícil de encontrar así que cuando esta Navidad, los Reyes me lo dejaron debajo del árbol... imagínaos mi cara.

Tiene una Introducción pero me gusta más el comienzo del primer capítulo, que es el que os voy a poner.

"Si tocas la peana sobre la que se levanta la estatua ecuestre del rey Carlos I, en Charing Cross, seguramente tus dedos rozarán los protuberantes fósiles de nenúfares, estrellas y erizos de mar. Hay una foto de esa estatua de 1839, en la que se distinguen también los coches de caballos y unos niños con sombreros de copa. Esta escena nos parece remota, pero cabe pensar en cuán sorprendentemente lejos en el tiempo nos queda la vida de esas pequeñas criaturas marinas. Al principio estaba el mar. Hace años había una canción de music-hall titulada "¿Por qué no podemos tener el mar en Londres?", pero la pregunta es redundante: la tierra sobre la que se asienta la capital estaba, hace cincuenta millones de años, cubierta por el mar."


4. Tu libro favorito de la infancia.


Canción de Navidad de Charles Dickens. Hay algún que otro más, pero con Scrooge y los tres fantasmas me metí de lleno en la lectura. 


"Digamos, para comenzar, que Marley estaba muerto. De eso no hay duda. El acta de su entierro fue firmada por el párroco, por el escribano, por el empresario de pompas fúnebres y por el que presidió el duelo. Sí, Scrooge la firmó: y el nombre de Scrooge tenía validez en la Bolsa para cualquier asunto en el que él decidiera firmar. El viejo Marley estaba tan muerto como el clavo de una puerta". 








5. Un libro que te haya marcado de por vida.


Las vírgenes suicidas, de Jeffrey Eugenides. Es un libro con el que tengo una historia especial, un poco parecida, el Romeo y Julieta de mis libros. Veréis: creo que tenía doce años cuando leí la sinopsis en la revista de Círculo de Lectores. Me atrajo desde el mismo momento en que lo leí así que como tenía derecho a escoger un libro cada cierto tiempo, se lo comenté a mi madre. Cuando ella leyó la sinopsis se horrorizó y me lo prohibió (literalmente). Así que me quedé sin él y lo olvidé poco a poco. 
Cuando tenía dieciséis años, una época en la que estaba enganchada a leer Fotogramas, descubrí que se iba a hacer una película sobre esa historia que no había podido leer. Y en ese mismo momento, fui a la librería y lo encargué. Me cogió en la etapa en que más me podía gustar así que lo devoré en pocos días y me llego al alma. 
Por cierto, el enfado de mi madre al verlo ahí fue impresionante. Todavía sigue sin gustarle... 






"La mañana en que a la última hija de los Lisbon le tocó el turno de suicidarse -esta vez fue Mary y con somníferos, como Therese-, los dos sanitarios llegaron a su casa sabiendo exactamente dónde estaba el cajón de los cuchillos y el horno de gas y dónde la viga del sótano en la que podía atarse una cuerda. A nosotros nos pareció, que, como siempre, salían demasiado lentamente de la ambulancia, mientras el gordo decía en voz baja: 
- Que no es la tele, tíos, aquí no hay que correr. 
Cargado con el pesado respirador y la unidad cardíaca, pasó entre los arbustos, que habían crecido monstruosamente, y cruzó el descuidado césped que trece meses atrás, cuando empezó todo, estaba pulcro e inmaculado."


6. Un libro que te haya enseñado algo sobre la felicidad. 


La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey, de Mary Ann Shaffer y Annie Barrows. 
Mi felicidad es muy parecida a la de los personajes: amistad, libros, viajes, naturaleza... Lo del amor, no me convence tanto, es verdad... 




"                                                                                        8 de enero de 1946
 [...]
Querido Sidney:
Susan Scott es asombrosa. Hemos vendido más de cuarenta ejemplares del libro, lo cual resultó muy grato, pero mucho más emocionante desde mi punto de vista ha sido la comida. Susan se las arregló para conseguir cupones de azúcar glas y huevos de verdad para el merengue. Si todos sus almuerzos literarios van a alcanzar estas cotas, no me importará recorrer todo el país. ¿Crees que una bonificación generosa la podría estimular para conseguir mantequilla? Probémoslo (puedes descontar el dinero de mis derechos de autor). "

7. Un libro que te haya dejado triste. 

La canción del cielo (Birdsong), de Sebastian Faulks. 


" El boulevard du Cange era una calle amplia y tranquila que delimitaba la ciudad de Amiens por el este. Los carros que llegaban continuamente de Lille y Arras y se dirigían al norte, iban derechos a las curtidurías y las fábricas del barrio de Saint-Leu sin necesidad de pasar por aquella calle surcada de roderas y flanqueada por árboles. El lado del bulevar que daba a la ciudad presentaba frondosos jardines alineados y distribuidos con precisión cívica respecto de las casas contiguas. De la hierba húmeda se alzaban castaños, lilas y sauces, cultivados para dar sombra y tranquilidad a sus dueños. Los jardines tenían un aspecto salvaje, cubiertos de maleza, y sus zonas de crecido césped y espesos setos podían ocultar pequeños claros, estanques de aguas quietas y lugares que ni siquiera frecuentaban los propios moradores, donde las manchas de hierba y las flores silvestres se extendían bajo las ramas de los árboles."


8. Un libro con el peor final. 


La mujer Quijote o Las aventuras de Arabella de Charlotte Lennox. Es el final que más me ha indignado de todos los que he leído (puede haber alguno más, pero mi memoria de pez no me lo deja recordar). Oí hablar de ella porque era una lectura que le gustó mucho a Jane Austen y se menciona varias veces en sus cartas. Es divertídisima y reí mucho mientras la leía, tanto que en el autobús me tenía que contener las lágrimas de risa para que no me miraran pensando que estaba loca. Pero el final me indignó muchísimo y a pesar de lo mucho que disfruté leyendo, tengo el final bien presente. 


"Durante muchísimos años, el marqués de ... fue el principal y más distinguido favorito de la corte: ocupaba los cargos más honorables de la corona, regulaba a su antojo toda actividad comercial, presidía el Consejo y, en cierto modo, gobernaba el reino por completo. 
Esa autoridad ilimitada no dejó de granjearle numerosos enemigos: al fin cayó víctima de las conspiraciones que continuamente se urdían contra él, y no sólo se vio destituido de todos sus cargos, sino también desterrado para siempre de la corte." 




9. Tu clásico preferido.

David Copperfield de Charles Dickens. Otro de esos libros que han marcado mi historia como lectora. De pequeña lo leí en una edición abreviada pero en cuanto cumplí xx años, fui a por la edición completa, la de Austral. 


"Si yo soy el héroe de mi propia vida, o si cualquier otro me reemplazará, lo dirán estas páginas. Para empezar mi historia desde el principio, diré que nací (según me han dicho y yo lo creo) un viernes a las doce en punto de la noche. Y, cosa curiosa, el reloj empezó a sonar y yo a gritar simultáneamente. 
Teniendo en cuenta el día y la hora del nacimiento, la enfermera y algunas comadronas del barrio (que tenían un puesto un interés vital en mí bastantes meses antes de que pudiéramos conocernos personalmente ) declararon: primero, que estaba predestinado a ser desgraciado en esta vida, y segundo, que gozaría del privilegio de ver fantasmas y espíritus. Según ellas, estos dones eran inevitablemente otorgados a todo niño (de un sexo u otro) que tuviera la desgracia de nacer en viernes y a medianoche."

10. Un libro que siempre te anima. 

El pequeño Nicolás, de Sempé y Goscinny. Lo descubrí hace ya muchos años, cuando debía tener 10 años, me parece. Y a él y a sus aventuras locas, a Alceste y sus meriendas, a Godofredo y su , a Eudes y sus puños, a l´Ulls de Tita (no sé cómo le han bautizado en castellano) sigo recurriendo a menudo para desestresarme y reír a carcajada limpia. 




"Abans que l'Obèlix caigués a la caldera del beuratge màgic i que el Lucky Luke disparés contra la seva pròpia ombra immòbil, René Goscinny va crear, en col·laboració amb Sempé, l'entranyable petit Nicolas. Aquest és el primer volum de la sèrie, on coneixerem tota la colla d'en Nicolas. Les seves peripècies quotidianes ens faran riure una bona estona."









11. Un libro que relees a menudo. 


Ex-Libris, Confessions of a Common Reader, de Anne Fadiman. En realidad, es un libro de pequeños ensayos sobre el mundo de la lectura, cómo afecta a una persona y como dice la autora en el índice como mantener la relación de afecto con tus viejos libros. 


Tengo la edición inglesa, en una edición de bolsillo monísima que de verdad cabe en un bolsillo, y en la catalana. Así que voy a poner el mismo párrafo en catalán e improvisaré después una traducción al castellano, a ver qué tal sale: 


"Quan el novel·lista John McGahern era un nen, les seves germanes, mentre llegia, li descordaven les sabates i les hi treien. Ni es movia. Li posaven un barret de palla al cap. Cap resposta. Només quan li treien la cadira de fusta on seia, tal com ell ho explicava, "es despertava del llibre. 
"Despertar" és el verb exacte, perquè hi ha infants que es desperten del llibre com d´un son profund nedant feixugament entre les capes de la consciència cap a una realitat que sembla menys real que l´estat somniós que acaben de deixar. Jo era d´aquesta mena de criatures. D´adolescent, sota la influència de Hardy, no em podia enamorar d´un noi sense haver-lo classificat com un Damon o com un Clym. I ja més endavant, en un llit cobert de llibres on jeia amb el meu home (un Clym), desitjava que el naixement de la meva filla s´assemblés al de Kitty d´Anna Karenina, i no pas al de la senyora Thingumny d´Oliver Twist."


"Cuando el novelista John McGahern era pequeño, sus hermanas, mientras leía, le desataban los zapatos y se los sacaban. Ni se inmutaba. Le colocaban un sombrero de paja en la cabeza. Nada. Sólo cuando le sacaban de la silla de madera donde estaba sentado, tal y como él lo explicaba, "se despertaba del libro. 
"Despertar" es el verbo exacto, porque hay niños que se despiertan del libro como de un sueño profundo nadando cansinamente entre las capas de la consciencia hacia una realidad que parece mucho menos real que el estado de ensueño que hemos dejado atrás. Yo era de este tipo de criaturas. De adolescente, bajo la influencia de Hardy, no me podía enamorar de un chico sin haberlo clasificado como un Damon o como un Clym. Y más adelante, en un lecho cubierto de libros donde descansaba con mi marido (un Clym), deseaba que el nacimiento de mi hija se pareciera al de Kitty de Anna Karenina y no al de la señora Thingummy de Oliver Twist."

12. El libro más largo que hayas leído. 


No tengo ni idea... Nunca me ha hecho dudar la longitud de un libro. Así que me he decantado por uno de los más largos y complejos que he leído. ¿Os suena La Divina Comedía? Me atreví con ella a los 17 años, al acabar 1º de Bachillerato. Llegué a estar tan metida que hacía mis propios mapas del Infierno y el Purgatorio. El Paraíso no me interesaba demasiado ;P
                          
A mitad del camino de la vida, 
en una selva oscura me encontraba 
porque mi ruta había extraviado. 


¡Cuán dura cosa es decir cuál era
esta salvaje selva, áspera y fuerte
que me vuelve el temor al pensamiento!


Es tan amarga casi cual la muerte;
mas por tratar del bien que allí encontré, 
de otras cosas diré que me ocurrieron. 


Yo no sé repetir cómo entré en ella
pues tan dormido me hallaba en el punto
que abandoné la senda verdadera."



13. Un libro que te haya hecho enfadar.


El árbol de la ciencia, de Pío Baroja. Uno de esos libros que no soporto y que, encima, sigo sin entender por qué gustan tanto. Quizá fuera por ser una lectora obligatoria, o que no entendía al protagonista, o por muchas razones más, pero no puedo con él. 


    Publicada en 1911, EL ÁRBOL DE LA CIENCIA (para el propio Pío Baroja «el libro más acabado y completo de todos los míos») es la obra en la que la técnica narrativa del novelista –el gusto por la sucesión ininterrumpida de acontecimientos, la abundancia de personajes secundarios, la hábil articulación de situaciones críticas, el impresionismo descriptivo, el rápido trazo de caracteres– alcanza su mayor eficacia, así como aquella en que, en palabras de Azorín, se halla «mejor que en ningún otro libro el espíritu de Baroja».




14. El libro con la mejor historia de amor. 


Orgullo y prejuicio de Jane Austen o Cumbres borrascosas de Emily Brontë. Aquí si que soy completamente incapaz de elegir: las dos se corresponden con todo lo que me gusta de una historia de amor. La primera es el ingenio, la segunda la fuerza y la naturaleza. Mientras escribía esto, me ha venido a la cabeza El castillo soñado de Dodie Smith, donde las dos hermanas discutían antes de dormir sobre quien escribía las mejores historias: Jane Austen o las Brontë. Cassandra, la protagonista, se decantaba por un "50% de cada una" y estoy completamente de acuerdo. 







"Es una verdad universalmente reconocida que un soltero dueño de una gran fortuna siente un día u otro la necesidad de una mujer. 
Aunque los sentimientos y opiniones de un hombre que se halla en esa situación sean tan poco conocidos a su llegada a un vecindario cualquiera, está tan arraigada tal creencia en las familias que lo rodean, que lo consideran propiedad legítima de una u otra de sus hijas."






"1801. Vuelvo ahora de hacer una visita a mi casero, el solitario vecino con quien voy a tener que lidiar. ¡Realmente es hermosa esta comarca! No creo que hubiera podido encontrar en toda la faz de Inglaterra un lugar para vivir más apartado que éste del mundanal ruido. Es el edén pintiparado para un misántropo, y el señor Heathcliff y yo formamos la pareja ideal para compartir semejante desolación. ¡Gran compañero! Lo que seguramente no ha podido imaginarse es la simpatía que despertó en mi corazón cuando descubrí, según me acercaba cabalgando hacia él, el aprensivo replegarse de sus ojos negros bajo las cejas y cómo luego, al escuchar mi nombre, sus dedos se hundían más profundamente en los bolsillos del chaleco, refugiándose allí con celosa determinación."

15. El libro más violento que hayas leído. 

Juego de tronos, de George R.R. Martin (aquí podría incluir Choque de reyes a pesar de que no lo acabé). Al final tanta violación, tanta violencia acabaron por cansarme y lo dejé. Tampoco he podido con la serie que ahora está tan de moda... Ya sabéis que aquello que se pone de moda y de lo que todo el mundo habla no es para mí. (Ahora que lo pienso debería cambiarle el nombre al blog por algo así como: "Diario de una pesada complicada"). 


"- Deberíamos volver ya- instó Gared mientras los bosques se tornaban más y más oscuros a su alrededor-. Los salvajes están muertos.
- ¿Te dan miedo los muertos? - preguntó Ser Waymar Royce, insinuando apenas una sonrisa. 
- Los muertos están muertos - contestó Gared. No había mordido el anzuelo. Era un anciano de más de cincuenta años, y había visto ir y venir a muchos jóvenes señores-. No tenemos nada que tratar con ellos. 
- ¿Y de veras están muertos? - preguntó Royce delicadamente-. ¿Qué prueba tenemos?
- Will los ha visto - respondió Gared-. Si él dice que están muertos, no necesito más pruebas."


Lo cierto es que Juego de tronos era la única idea que tenía. Pero echando un ojo a las nominaciones de los premios Bafta he recordado el libro más duro y violento que he leído jamás, creo que estaba arrinconado en la memoria. "Felices como asesinos" sobre una pareja de asesinos en serie, Fred y Rose West. El libro está desaparecido en casa, encerrado y olvidado en algún rincón, así que os dejaré la sinopsis. 


" El 26 de febrero de 1994, tras una errática investigación, la policía descubre enterrados en el jardín de Fred y Rosemary West los restos de su hija Heather. El matrimonio ya había sido denunciado hacía unos cuantos años por una jovencita que había trabajado como canguro en su casa. Pero ahora, en el atroz rompecabezas compuesto por los huesos de Heather, hay un tercer fémur que no le pertenece. Las excavaciones continuarán y los restos de otras ocho mujeres son encontrados en el jardín y en el interior de la casa. Un libro arriesgado, obsesionante, que nos obliga a indagar en el enigma del Mal. Burn reconstruye las vidas de los West desde la infancia, los sitúa en el tejido social, los va siguiendo en sus relaciones, en la progresiva cristalización de un universo de pesadilla lleno de rituales obscenos, en la constitución de esa esperpéntica familia que vivió durante años rodeada de vecinos en una pequeña ciudad de Inglaterra, sin que nadie viera nada, oyera nada, dijera nada."

16. Tu saga preferida.


Nunca lo he considerado saga, saga porque en realidad es un libro dividido en varias partes. El señor de los Anillos de J.R.R. Tolkien. Para que os hagáis una idea, los tengo en edición de bolsillo y tuve que forrarlos a los seis meses para evitar quedarme sin las portadas... Además, recuerdo que durante toda una Navidad pasaba las tardes leyéndolos en voz alta a mi hermano. 
Además incluyo aquí El Silmarillion, otro de esos que he releído muchas veces, y que cada vez disfruto más. 


Así empieza El Señor de los Anillos:


"Cuando el señor Bilbo Bolsón de Bolsón Cerrado anunció que muy pronto celebraría su cumpleaños centesimodecimoprimero con una fiesta de especial magnificencia, hubo muchos comentarios y excitación en Hobbiton.
Bilbo era muy rico y muy peculiar, y había sido el asombro de la Comarca durante sesenta años, desde su memorable desaparición e inesperado regreso."








Y como enamorada declarada de El Silmarillion, aquí dejo también su principio, en catalán (mi edición) y en castellano.


"Ainulindalë. La Música dels Ainur. Al começament era Eru, L´Únic, que a Arda és anomenat Ilúvatar; i féu en primer lloc els Ainur, els Sagrats, engendrats pel seu pensament, que eren amb ell abans que res fos creat. I els parlà i els proposà temes de música; i ells cantaren davant seu, i l´alegraren. Però, durant molt temps, cadascun cantava sol, o potser amb algú altre, mentre la resta escoltava; perquè cadascun comprenia solament aquella part de la ment de L´Ilúvatar de la qual provenia, i avançaven molt lentament en la comprensió dels seus germans. Però escoltant escoltant van assolir una comprensió més profunda i van anar acreixent la unisonància i l´harmonia."



"En el principio estaba Eru, el Único, que en Arda es llamado Ilúvatar; y primero hizo a los Ainur, los Sagrados, que eran vástagos de su pensamiento, y estuvieron con él antes que se hiciera alguna otra cosa. y les habló y les propuso temas de música; y cantaron ante él y él se sintió complacido. Pero por mucho tiempo cada uno de ellos cantó solo, o junto con unos pocos, mientras el resto 


escuchaba; porque cada uno sólo entendía aquella parte de la mente de Ilúvatar de la que provenía él mismo, y eran muy lentos en comprender el canto de sus hermanos. Pero cada vez que escuchaban, alcanzaban una comprensión más profunda, y crecían en unisonancia y armonía."

17. Un libro con el que te identifiques. 


84 Charing Cross Road, de Helene Hanff. Siempre que he leído este libro me identifico mucho con sus historias, con Helene y su vida, con los empleados de Marks & Co, etc. Quien pudiera encontrar un librero como Frank Doel (suspiros). Con éste voy a hacer como en la pregunta 11, catalán e inglés, que son los idiomas en los que lo tengo y después improvisaré en castellano. 







"Senyors, 
En el seu anunci aparegut al Saturday Review of Literature, diuen que són especialistes en llibres exhaurits. La frase "llibres d´antiquari" m´espanta una mica, per mi antic equival a car. Soc una pobre escriptora amb una inclinació pels llibres pròpia d´un antiquari i aquí m´és impossible trobar tot el que vull és en edicions de bibliòfil molt cares o en exemplars llardosos de la Barnes & Noble amb guixades d´escolars."


"Gentlemen:
Your ad in the Saturday Review of Literature says that you specialize in out-of-print books. The phrase "antiquarian book-sellers" scares me somewhat, as I equate "antique" with expensive. I am a poor writer with an antiquarian taste in books and all the things I want are impossible to get over here except in very expensive rare editions, or in Barnes &  Noble´s grimy, marked-up school-boy copies."

18. Un libro que te gustaría haber escrito. 

Jane Eyre de Charlotte Brontë o Crónicas Marcianas de Ray Bradbury. Cualquiera de los dos. Me gustaría haber imaginado una novela con un personaje tan interesante como Jane. O unas historias cortas que encierren tanta verdad y a la vez, suenen a música celestial como las de Bradbury.


"No pudimos salir a pasear aquel día. De hecho, aquella mañana habíamos pasado una hora deambulando entre los arbustos desnudos; pero, desde la hora del almuerzo (cuando no había visita, la señora Reed comía temprano), el frío viento invernal había traído unas nubes tan oscuras y una lluvia tan penetrante que volver a salir de la casa era impensable. 
Yo me alegré: nunca me gustaron los paseos largos, sobre todo en las tardes frías; me horrorizaba volver a casa a la caída de la tarde con los dedos helados y el corazón entristecido por las reprimendas de Bessie, la niñera, y humillada por saberme físicamente inferior a Eliza, John y Georgiana Reed."


"Un minuto antes era invierno en Ohio; las puertas y las ventanas estaban cerradas, la escarcha empañaba los vidrios, los carámbanos bordeaban los techos, los niños esquiaban en las pendientes; las mujeres envueltas en abrigos de piel caminaban pesadamente por las calles heladas como grandes osos negros.
Y de pronto, una larga ola de calor atravesó el pueblo; una marea de aire cálido, como si alguien hubiera dejado abierta la puerta de un horno."







19. Un libro que te gustaría que te dedicaran. 


Mmmm... es una pregunta difícil. Normalmente los autores de los que me gustaría tener una firma, una dedicatoria, están muertos y bajo tierra. Además, si pudiera tenerlos delante para que me dedicaran uno de sus libros, no podría ir a Virginia Woolf y pedirle que me dedicara su diario. Sería de mal gusto y creo que Virginia sería capaz de abofetearme...


Si es por lo identificada que me he sentido y que podría perfectamente haberme pasado a mi, hay un libro que leí hace poco tiempo pero sé que si lo hubiera leído en la adolescencia, me habría sentido más encantada con sus personajes. Lo he mencionado un poco más arriba, "El castillo soñado" de Dodie Smith. 


"Escribo esto sentada en el fregadero de la cocina. O sea, con los pies dentro. El resto de mi cuerpo está en el escurreplatos, sobre el que he colocado la manta de nuestra perra y la cubretetera. No puedo decir que esté precisamente cómoda, y además hay un horrible tufo a jabón carbónico, pero es la única parte de la cocina donde queda algo de luz natural. Y he descubierto que sentarse en un sitio donde nunca te has sentado puede contribuir a encontrar la inspiración."








20. Un libro que te encantó, y que ahora no te gusta nada. 

Pues... no hay ninguno que durante una relectura haya bajado tanto de nivel como para no gustarme nada. Así que voy a tomarme la libertad de invertir la pregunta: Un libro que no te gustara nada y ahora te encanta. Y ese es sencillísimo: Tristán e Isolda. A la segunda vez de lo releí me empezó a gustar, durante la tercera estaba cada vez más enamorada de sus páginas... y así fue subiendo hasta convertirse en uno de esos pocos libros que salvaría de un incendio. Qué cosas. 


Como no he encontrado en ninguna parte la portada de mi edición, voy a subir la de la nueva edición, obra de Waterhouse. Es de la misma editorial. 


"Señores, ¿os agradaría oír un hermoso cuento de amor y de muerte? Se trata de la historia de Tristán y de Iseo, la reina. Escuchad cómo, entre grandes alegrías y penas, se amaron y murieron el mismo día, él por ella y ella por él. El relato de sus amores se extendió por la verde Erín y la salvaje Escocia, se repitió en toda la isla de Miel, desde el Muro de Adriano hasta la punta del Lagarto, halló sus ecos en los bordes del Sena, del Danubio y del Rhin, encantó a Inglaterra, Normandía, Francia, Italia, España, Alemania, Bohemia, Dinamarca y Noruega. Su memoria durará mientras existe el mundo."


Y seguiría, y seguiría...




Espero que os haya gustado este repaso, llevo 4 días haciéndolo (buscando los libros, buscando por internet las portadas y fotografiando aquellas que ya era imposible encontrar...). Estoy agotada. Pronto colgaré el segundo sub-reto, el de personajes. 

miércoles, 25 de abril de 2012

Sant Jordi 2012

Escribo sobre Sant Jordi el día después. El día de ayer me dejó con los pies destrozados, un tute desde las 10 de la mañana a las 9 de la noche. Libros, paseos, amigos, madres y amigas de las madres, comidas, visitas a librerías, firmas de libros... Un no parar.

Me queda pendiente hablar más sobre la fiesta y todo lo que hice pero aquí os enseño los regalos y libros que tuve este Sant Jordi:




- Brins de literatura universal, de Jordi Llovet. Comprado y firmado, uno de esos pocos libros que tengo firmados. El autor fue profesor mío en la facultad así que aproveché para llevar otro de sus libros, Adeu a la universitat, en el que precisamente mencionaba a mi clase. Lo mejor de todo fue que, cuando se lo recordé en las firmas, se acordaba perfectamente. Ya lo sabía pero reitero mi convicción de que es un modelo de sabio loco, muy divertido y serio cuando debe serlo. Además, en el libro, una recopilación de sus artículos para El País (tranquilos, hay edición en castellano) hay varios artículos dedicados al protagonista del siguiente libro.



- Els papers pòstums del club Pickwick, de Charles Dickens. ¡Más Dickens! Me acabaré convirtiendo en una coleccionista de Pickwicks. Ésta es la nueva traducción que ha hecho Miquel Casacuberta al catalán del texto de Dickens y quizá el que me lo ha regalado no sabía que ya tengo dos, pero como es de esos libros que no me cansó de leer y hojear no me importa. Además, esta edición incluye las ilustraciones originales de Phiz y Robert Seymour, además de otros ilustradores.



- La broma, de Milan Kundera. Técnicamente no es un libro de Sant Jordi puesto que me llegó el  viernes pasado pero me hace ilusión enseñarlo aquí porque me tocó en el concurso del Café Literario para la próxima lectura conjunta que haremos en mayo. Participo en algún concurso que otro pero es muy difícil que me toque algo así que imaginad mi cara cuando me enteré que había ganado.

- Westwood, de Stella Gibbons. Mi auto-regalo del día (aunque lo tengo desde el sábado, sí, soy una impaciente). Y de hecho, ahora que he acabado con Crónicas marcianas, no he perdido tiempo y me he puesto ya con él. Vamos, que ya estoy perfectamente asentada en el Londres de la Segunda Guerra Mundial y en Hampstead, uno de mis barrios favoritos.

Y un regalito inesperado que me ha hecho mucha ilusión:



- The Carlyles at home, de Thea Holme. Un Persephone inesperado de manos de alguien con la que llevaba mucho tiempo hablando pero que nunca había visto en persona. Una pista: se pasa mucho por aquí.

Finalmente, una gran cantidad de puntos de libro, algunos comprados, otros de promoción, el que he recibido hoy mismo de Persephone Books junto a la Persephone Biannually... Los de Wilde y Lovecraft están diseñados por mi amiga Aina, que se pasa por aquí a menudo y de la que os recomiendo su blog.



Creo que voy a estar muy ocupada durante unos días. O semanas.

sábado, 21 de abril de 2012

Premio Liebster




Estos días sin poder casi conectarme están siendo raros y lo echo mucho de menos. Pero hoy me he llevado una sorpresa cuando he abierto el blog y me he encontrado con este premio. Ya lo tenía de Noelia  de Una mujer artista  pero hoy me lo ha otorgado también Pilar de LibrosBooks y como si no lo hago pronto, estas cositas se me pasan, de hoy no pasa.  ¡Muchísimas gracias a las dos!

A ver... el Liebster Blog Award está dirigido a blogs con menos de 200 seguidores pero que por su contenido merezcan un reconocimiento.

Como han hecho otras amigas, os voy a poner los blogs que Noelia y Pilar han premiado. Por parte de Noelia tenemos a:

- Diseños by Elyely.
- A Young Knight travel.
- Otherside´s soulmate.
- Mi musa inspiradora.

Y Pilar ha elegido a:
Notas para lectores curiosos
Junto a una taza de té
Crónicas en ferrocarril
In my Mailbox

Y aquí están mis 5 elegidos. He intentado que no se repitan pero es que hay uno que me encanta y que no puedo dejar de premiar otraaaa vez:

Crónicas en ferrocarril
La lectora omnívora
Buy-them-by-packs
Palikú (anteriormente conocida como El mundo de Palikú)
Lady V


viernes, 20 de abril de 2012

Momentos de fin de semana

Llevo unos cuantos días alejada de Internet por fuerzas malvadas en contra de mi voluntad. Lo de fuerzas malvadas equivale a una astenia primaveral aguda que me ha dejado para el arrastre y que hace que me duerma estando cinco minutos delante del ordenador (por no decir otros lugares). Se me ocurren algunas entradas para escribir, la mitad las he olvidado en cuanto despierto. Así que... paciencia. Tengo varias entradas de libros que hacer y algún que otro juego por subir, series de las que hablar (estoy enganchadísima a dos series inglesas de las que tengo que hablar, para daros alguna pista, ninguna de ellas es de época).

Aquí hay algunas fotos que quería subir desde el fin de semana para que veáis que me ha tenido absorbida.







El punto de libro entre las páginas de las Crónicas Marcianas es uno de los que me envió Isi como recuerdo de la lectura conjunta que organizó de La fórmula preferida del profesor. Dos como el de la foto y dos de otro modelo, que veréis pronto en alguno de los otros libros que tengo pendientes. Ya te las he dado pero lo vuelvo a hacer: ¡muchísimas gracias!

Y esos cupcakes tan apetecibles (y buenísimos) provienen del 2º aniversario de La creativa Mertxesites, mi mercería de cabecera. Si le echáis un ojo a las fotografías que ha colgado del evento, puede que me veáis por algún rincón.

De momento, esto es todo por ahora. Espero que este fin de semana pueda colgar una lista de recomendaciones para Sant Jordi / Día del Libro (para los no catalanes) pero en una forma algo especial...
Y como cabría esperar, las Crónicas Marcianas se merecen una entrada aparte por ellas mismas.

domingo, 15 de abril de 2012

Un lamento por el Titanic

Hace justo 100 años, el transatlántico más grande del mundo, el Titanic, el "Insumergible" (como le bautizó la prensa) rozó un iceberg y en menos de tres horas, las aguas del Atlántico lo engulleron para siempre.

Simplemente pensar que hace justo 100 años un grupo de personas estaban diseminadas por el oceáno, muertas de frío, y luchando por salvar sus vidas, sin saber o sabiendo que muchas de ellas no volverían a ver a sus seres queridos que viajaban junto a ellas... me pone los pelos de punta. Y más si escucho esta canción, la que la leyenda dice que tocaba la orquesta antes de hundirse:



P.D. La película nunca me ha entusiasmado (prefiero al James Cameron de Terminator) como lo hizo a tod@s aquell@s que eramos adolescentes ( y más mayorcitos) cuando se estrenó. Prefiero escuchar hablar sobre el mito, la leyenda y cómo su hundimiento cambió para siempre el mundo. La reconstrucción, el vestuario, la documentación... Mientras tanto, volveré a leer aquel enorme libro que compré hace años, Titanic. Una historia ilustrada, de Don Lynch y Ken Marshall.



viernes, 13 de abril de 2012

Un meme en 30 días. Días 27, 28, 29 y 30

Día 27. Una película que viste muchas veces

Helene Hanff (la autora de 84, Charing Cross Road) decía que ella no sería nunca una gran especialista en literatura porque en vez de leer cincuenta libros, leía cincuenta veces el mismo. Yo me aplico esa misma cita a las películas. Si me gusta, soy capaz de verla diez veces.

Hace poco, vi una de esas que habré visto 40 o 50 veces como mínimo otra vez y ha provocado que escriba una entrada larguísima que está congelada. Pero aquí no voy a decir la adaptación de ninguna Jane Austen, ni ninguna película de época.

Jóvenes prodigiosos, de Curtis Hanson. Todavía sigo sin entender por qué le pusieron ese nombre, el título original es Wonder Boys y se acerca mucho más Chicos prodigio. De ellos nos habla la historia: una gran promesa de la literatura años después de que su primera novela se convirtiera en un gran éxito, en los que no ha conseguido publicar nada más; un joven editor que está perdiendo crédito en su editorial porque es completamente fiel al anterior y un chico prodigio actual, raro pero muy inteligente. Puede que no sea una gran película en sí pero el reparto y el guión ayudan mucho. Y por supuesto, las referencias: literatura americana, cine clásico, Marilyn...





Día 28. Una película que siempre recomiendas.

Hay una película para cada momento y una película para cada persona... Pero suelo recomendar dos: la primera es Persepólis. Me enamoré del cómic cuando lo leí (de una sentada) hace ya unos años ya y la película me pareció que plasmaba perfectamente la historia de Marjane.



La otra es Almost Famous (Casi famosos). La vi prácticamente sola en el cine hace años y pasó sin pena ni gloria por los cines. Pero todos aquellos que les guste la música de los 60 y 70 con los que la vida me ha hecho topar (en el buen sentido) les gusta muchísimo. Entre los actores, Billy Crudrup, Anna Paquin y la ahora diva adorada por todos Zooey Deschanel. Aqui os dejo una de mis escenas favoritas de la película, acompañada de la música de Elton John:




Día 29. Tu remake favorito.



Tienes un e-mail. No soy muy amiga de los remakes (copiar una película que ha tenido mucho éxito me parece innecesario) pero ésta es una que veo siempre que me encuentro con ella en la TV. Y la película original, El bazar de las sorpresas, sigue siendo una maravilla 70 años después...



Día 30. Una película que planees pronto ver en el cine.



¡El hobbit! El día del estreno y en versión catalana. El día 14 de diciembre no me busquéis...

Más a corto plazo, Cumbres borrascosas, la última versión. Estoy absolutamente segura de que Heathcliff no me gustara, pero es que encuentro a Kaya Scodelario perfecta para Cathy. Me encanta esa chica...



¡Y ya hemos llegado al final del meme! Tengo varias entradas en mente ;)

miércoles, 11 de abril de 2012

Un meme en 30 días.Días 23, 24, 25 y 26


Penúltima entrega del meme, todavía quedan 8 preguntas pero las agruparé en 4 y 4.

Día 23. Una película cuya banda sonora te haya gustado.


Podría decir Orgullo y prejuicio (lo que más me gustó fue la música) pero me voy a decantar por una película de Sofia Coppola, Las vírgenes suicidas. Los encargados de la banda sonora fueron el grupo francés Air e consiguieron una música envolvente que le queda como un guante a la película.






Día 24. Una película que te dio una lección.

Podría poner una película que me diera una lección humana pero me quedo con Sin perdón de Clint Eastwood. Me dio una lección que se basa más en mis prejuicios personales (los que me conocéis, sabréis que a veces tengo algunos) y Sin perdón los desmontó en apenas dos escenas.



Día 25. Una película que no pudiste ver en el cine.

Con la etapa que estoy atravesando de perderme muchas películas en el cine, podría poner aquí una selección tan amplia como la de Una película que fuiste a ver sola. Quizá la película más apropiada para poner aquí sea Star Wars. Episodio III. La venganza de los Sith, aquella que me hacía más ilusión de cuando se anunciaron las precuelas de Star Wars. No pude ir a verla al cine y a día de hoy, continúo sin ver.



En casa prácticamente me persiguen con la película en las manos para que la vea de una vez.

Día 26. Una película que hace tiempo quieres ver, pero aún no lo haces.

Iba a decir The Duchess, pero la he visto hoy...




Creo que me quedaré con Sospecha de Hitchcock o Dos en la carretera o El padrino, grandes clásicos que no me atrevo a ver todavía. ¿Por cuál me recomendáis empezar?

lunes, 9 de abril de 2012

Hilvanando pensamientos (II)



Durante esta Semana Santa, he podido hacer una escapada a la exposición de Goya que tenemos actualmente en el Caixaforum. Fue uno de los días no festivos, así que, aunque había bastante gente, no tuvimos que hacer colas ni esperar para entrar, como está pasando estos días.

Nunca he sido una gran admiradora de Goya, he de reconocerlo. Quizá porque tengo una tendencia hacia lo  europeo bastante pronunciada. En fin...

Nos detuvimos bastante tiempo delante de los Caprichos, leyendo las explicaciones, mirando los dibujos y pensando en qué cualquiera de ellos es perfectamente actual. Uno de los Caprichos me recordó a Jane Austen. Observad bien el número 39, Asta su abuelo:


Un burro que no deja de contemplar el árbol genealógico de su familia.

Y ahora voy a recordar el comienzo de una novela de Jane Austen, Persuasión:

"Sir Walter Elliot, de Kellynch Hall, Somersetshire, era un hombre que jamás cogía para distraerse otro libro que el baronetario; allí encontraba ocupación para las horas muertas y consuelo para las de abatimiento; allí se le despertaban la admiración y el respeto repasando lo poco que quedaba de los antiguos privilegios; allí cualquier malhumor derivado de problemas domésticos se le tornaba compasión o desdén de manera natural, hojeando el número casi interminable de títulos del último siglo... y allí, cuando las demás páginas no le servían, podía leer su propia historia con un interés que jamás le decaía. Ésta era la página por la que se abría siempre el libro predilecto:


ELLIOT DE KELLYNCH HALL
Walter Elliot, nacido el 1 de marzo de 1760, casado el 15 de julio de 1784 con Elizabeth, hija del Sr. James Stevenson, de South Park, condado de Gloucester; esta dama (fallecida en 1800) le ha dado los siguientes hijos: Elizabeth, nacida el 1 de junio de 1785; Anne, nacida el 9 de agosto de 1787; un hijo mortinato, nacido el 5 de noviembre de 1789; Mary, nacida en 20 de noviembre de 1791. 


Así rezaba exactamente el párrafo salido de manos del impresor; pero para información propia y de su familia, sir Walter lo había completado [...]. 
Luego seguía la historia y el ascenso de la antigua y respetable familia en los términos habituales: cómo se había establecido al principio en Cheshire; cómo se la mencionaba en Dugdale, cómo habían ocupado el cargo de diputado, representando a un municipio durante tres parlamentos sucesivos; las pruebas de lealtad, y la consecución del título de baronet en el primer año de reinado de Carlos II, con todas las Marys y Elizabeths con las que se habían casado; llenando en total dos hermosas páginas en dozavo cerradas con el escudo y la leyenda: "Morada solariega, Kellynch Hall, condado de Somerset". 


(Persuasión, Jane Austen, traducción por Francisco Torres Oliver. Barcelona, Alba Editorial, 1997).

Walter Elliot, el padre de la protagonista, se regocija en su linaje y encuentra consuelo en él puesto que la familia ha perdido dinero y privilegios.

Salimos extasiadas con Goya, como podéis imaginar. Ojalá pudiera visitar en Madrid El Prado y ver de nuevo algunos cuadros que encontré a faltar en la exposición, los de 2 y el 3 de mayo, sin contar la gran cantidad de exposiciones que están ahora por allí.

sábado, 7 de abril de 2012

Un meme en 30 días. Días 20, 21 y 22

No puedo olvidarme de acabar el juego de Un meme en 30 días. Vamos a acelerar un poquito...

Día 20. Una película que quisieras no haber visto...

Hay una que vi de muy pequeña, de la que ni siquiera recuerdo el nombre, solo sé que era francesa y de época donde al final, decapitaban a la protagonista. Aun tengo pesadillas... Otra que me da pesadillas y desconozco el motivo es Macbeth, versión Orson Welles, me da un pánico espantoso. Vamos, viviría perfectamente bien si no la hubiera visto nunca ;)


Y otra que me sobra completamente es Vicky Cristina Barcelona. Horrible, horrible, malísima y demás adjetivos similares. Con lo que me gusta Woody Allen...



Día 21. Una película que viste sola

Tengo muchísimas para elegir: desde los 16 años hasta los 25, fui una vez a la semana a ver una película sola. Normalmente en día del espectador y en la primera sesión. Cuatro gatos en la sala, vamos...
He visto muchísimas: la última fue Mi semana con Marilyn.



Pero la película que más veces he visto sola en el cine es La comunidad del anillo. Ya sabéis que adoro el libro y las películas pero la primera se lleva la palma...



Día 22. Una película que te decepcionó.

Una gran decepción fue Slumdog Millionaire. Me gusta la India, me gusta el cine de Bollywood (ahora que lo pienso podría encajar en la pregunta del Día 19), estuve muy enganchada a la canción... pero cuando vi la película, se me cayó el alma a los pies. ¿A eso le daban 8 Oscars? No puede ser, no puede ser... os dejo con el famoso Jai Ho para animarnos un poco (minuto 5:45).



Otras decepciones importantes que me he llevado en una sala de cine son Orgullo y prejuicio (versión Joe Wright) o una muy reciente, Coco Chanel, de la rebeldía a la leyenda de Chanel. La última está basada en la premisa cursi de "mujer de carácter vive un amor imposible con un aristócrata". Eso sí, esta mujer tiene rarezas: no le gusta llevar adornos en la ropa y diseña sombreros. No te explica nada de quién fue de verdad ni cómo se convirtió en la figura que todos conocemos.

P.D. En la entrada anterior comenté que me pasaría por todos los blogs y respondería entradas pendientes, basta con decirlo para no poder cumplirlo. Hemos estado un día sin Internet en casa por problemas con el wi-fi, espero que todo vaya bien a partir de ahora.