martes, 10 de julio de 2012

Paseando por el Museum of London

Preparando las entradas sobre el viaje a Londres, me di cuenta de que hay varios lugares que se merecen una entrada más larga / más profunda de lo que pensaba escribir. Uno en concreto, el Museo de Londres, lo hemos disfrutado en dos tandas: hasta la época georgiana el año anterior y a partir de la época victoriana éste, así que como nunca acabé las crónicas del año pasado, voy a fusionar las dos entradas que pensaba dedicarle, exceptuando, al ser una exposición temporal, Dickens & London. ¿Qué os parece?



En la crónica del segundo día*, comentaba que el Museum of London es uno de mis museos favoritos de la ciudad. Creo que me gusta muchísimo más que la National Gallery (que me gusta poco de por sí), el British Museum o cualquiera de los museos de arte que están repletos de turistas que apenas se fijan en lo que hay pues lo interesante para ellos es decir que han estado allí. El Museum of London tiene varias ventajas: a nivel internacional, es el gran desconocido, puesto que al ser bastante local en sus contenidos, no atrae multitud de turistas. Por otro lado, es muy grande y muy denso pero los visitantes solo llegamos a ver una pequeña parte de sus colecciones: recopilan todo aquello relacionado con la ciudad, sea de la época que sea, desde objetos arqueológicos (tienen un servicio de Arqueología, llamado, muy oportunamente, MOLA), una enorme colección de vestuario de todas las épocas, archivos completos de diferentes instituciones... vamos una mina que por aquí no se ha descubierto. De tanto en tanto, organizan actividades que descubren al público general sus almacenes. ¡Ay! Quien viviera allí...

Yo, en cambio, me instalaría a vivir allí una temporada. Ya le he echado el ojo a una salita-comedor de la zona del Londres romano con un sofá que tiene muy buena pinta. Por supuesto, va desde los hallazgos prehistóricos de Londres hasta la actualidad. He leído críticas al museo en Internet que hablan de lo pesado que se hace la parte prehistórica del museo puesto que como decían "es una época de la que se sabe muy poco". Cada vez se conoce más sobre la Prehistoria así que cada vez los investigadores son capaces de elaborar la parte que concierne a esta época con más precisión. Otra cosa es que el espectador medio no sepa nada de la prehistoria, sin contar con tres o cuatro detalles que pronto quedaron obsoletos y que el cine ha contribuido a perpetuar.



Algo que me gusta especialmente del museo son las reconstrucciones históricas que hacen: salas acondicionadas donde se pueden ver cómo serían diferentes lugares. Os he hablado de la reconstrucción de varias habitaciones de una casa en la Londinium romana pero hay más, en particular a partir de la época georgiana. Durante este viaje, decidimos empezar por el mismo lugar donde nos quedamos el año pasado: el paseo victoriano. Imaginad una pequeña calle victoriana, con su oficina de banco, sus tiendas, su pub, incluso un carro de la leche... Todo ello basado en tiendas auténticas de la época. Las mejores son las que te enseñan un escaparate: la juguetería, una tienda de regalos para familias de clase media, etc. Pero la barbería, el banco, la zapatería e incluso, unos retretes públicos, no se quedan atrás. Pero nos hizo ilusión volver a los jardines de la época georgiana, donde reconstruyen un jardín de clase alta con sus cenas de postín, con sus bancos de época, sus vestidos y a través de varias escenas de películas que se proyectan en diferentes partes de la sala de forma que parece que haya camarillas que se dividen para cuchichear. Por otro lado, también está la recreación de un café de los años 30 que en All Clear, mi lectura eterna, aparece de tanto en tanto, Lyon´s Corner, donde puedes sentarte en las mesas mientras aprendes a calcular el precio de un té con pastas. 


En el Museo de Londres hay reconstrucciones de este tipo pero también es un museo que cuida mucho los audiovisuales. Ya pasada la época victoriana, con la llegada de los años 20 pudimos ver fragmentos de películas y documentales cedidos por el British Film Institute en una reconstrucción de un cine de la época.

En la exposición permanente hay uno que nos introduce en el Gran Incendio de 1666, a través de los diarios de Samuel Pepys y John Evelyn. Creo que lo he visto las dos veces que hemos estado allá. Y hay otro que me gustó muchísimo, como aficionada que soy a la Segunda Guerra Mundial, con testimonios de personas que vivieron los bombardeos en primera persona y lo explican a través de su voz y de fotografías de la época. 


Y por supuesto, hay expuestos una gran cantidad de objetos, maquetas, fotografías y pinturas de la historia de Londres. Podría pasarme horas caminando por el museo y no acabar nunca. Aquí tenéis unos cuantos ejemplos:










Durante la primera visita, compré la Guía de Recuerdo del museo, titulada Museum Highlights. Me ha ido muy bien para redactar una parte de la entrada. Y hace unos cuantos IMMs os comenté que había encontrado en Barcelona London. The Illustrated History, el otro libro fundamental sobre la ciudad que han publicado. 


Por otro lado, si os gusta la fotografía, hay que echarle un ojo a Museum of London Prints, donde tienen una colección de fotografías, pinturas, posters, objetos... vamos de todo lo que hay en los archivos del museo, ordenadas por períodos históricos. Como no, las fotografías y posters se pueden comprar en diferentes tamaños y acabados. Con la cantidad de fotos que hay, cualquier día encargo una para decorar el despacho.  Además, gracias a esta página he descubierto a un fotoperiodista, Henry Grant, cuyas inmensas colecciones de fotografías (desde 1950 a 1980) retratan el Londres cotidiano y actualmente se guardan en un archivo que lleva su nombre. Aquí podéis ver algunas. 


*Finalmente he publicado esta entrada antes que la crónica del segundo día, no penséis que os habéis perdido algo. 

25 comentarios:

  1. Ai...me has recordado Londres (y lo mucho que echo de menos vivir allí). Me ha gustado mucho tu post :) ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Este es uno de los museos que se me quedó en el tintero, para la próxima visita!!!qué ganas me has dado!. Besos

    ResponderEliminar
  3. Soy también una enamorada de Londres y de todo lo que tiene que ofrecer. Estoy de acuerdo contigo en las posibilidades del Museo de Londres. Lo mejor de todo es su variedad, la posibilidad que tienes de disfrutar de cosas tan distintas y siempre tan interesantes.

    ResponderEliminar
  4. Qué gozada! Pues no lo conocía, así que en la próxima visita a Londres toca una parada en este maravilloso museo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Jo...¡siempre me pones los dientes largos, largos...!
    Y gracias por mostrarme este museo...no lo conocía y son de esos que fuera de los circuitos marcados y mil veces conocidos te da un auténtico placer descubrirlos...¡ Excelente! Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. jajaja...tenemos la misma foto de las muñecas y las tazas! Y la mía se ve igual de mal!

    ResponderEliminar
  7. Pues vaya pedazo de descubrimiento. Mira que he ido veces a Londres y nunca acabas ni de empezar a conocerla. En mi siguiente visita no dejaré de visitarlo y agradecértelo. Mira que me gusta esa ciudad.
    Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  8. Interesantísimo descubrimiento. Me lo apunto para visita aunque sea virtual. ¡Qué chulas las reconstrucciones históricas, especialmente las victorianas! Besos

    ResponderEliminar
  9. Por cierto me gustó mucho la entrada de tu biblioteca en el blog notas para lectores curiosos.

    ResponderEliminar
  10. Dark Akasha: ¡Bienvenida! Creo que a mi me pasaría lo mismo si hubiese vivido allí. Gracias :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Marilú: Si te gusta ver la historia a través de los pequeños detalles, seguro que te gustará.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Mariuca: Es cierto, es una de sus ventajas. Y como he comentado por aquí, me encantaría echar una ojeada a sus archivos. Deben ser impresionantes ¿no crees?
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Guaci: Y no es el único, Londres tiene muchísimos museos, es una pena que solo se conozcan unos pocos. Cualquier día me tendré que poner a organizar rutas guiadas ;)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  14. Noelia: Además de todo lo que he mencionado, también hay un poquito de arte relacionado con la ciudad. Vamos, ¡qué te gustaría aún más! Nada, que como le decía a Guaci, tendré que dedicarme a organizar rutas...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  15. Samedí: Es lo que tiene tener a los vigilantes del museo en el cogote ;) Parece que protejan con más dedicación el paseo victoriano que las joyas de la corona. Los tendrían que enviar a los JJ.OO.

    ResponderEliminar
  16. Oscar: Ya contarás si te acercas en la próxima visita. Está justo al lado de Postmen´s Park, lo digo por si tanto objeto londinense te cansa y necesitas un poco de paz...
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Pilar: Vale la pena la visita, aunque sea virtual. En la web puedes buscar qué objetos se han encontrado en cada zona así que hay mucho para mirar.
    Y gracias por lo de la biblioteca.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  18. He estado hace muy poco en Londres(la semana pasada cuatro días) y lo visité, pero no tenía mucho tiempo y sólo vi la parte de Egipto, el Monumento a las Nereidas y La Piedra Rosetta (todo lo relacionado con Egipto me pierde...)
    Me gustó mucho y Londres en general, mucho más de lo que creía.
    Me ha encantado tu post.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Volvería ahora mismo. Ay, debería tomarme un año sabático e ir para allá, jeje.
    Besos,

    ResponderEliminar
  20. Little Emiliy, cierto. El Museum of London es el gran olvidado, hay quienes no lo conocen estando al lado. Yo fui hace unos años para ver una exposición sobre las primeras sufragistas, pero todo se quedó en eso, porque andabamos justos de tiempo. Estoy deseando volver y leyéndote, ahora me doy cuenta de los muchos rincones que obvié.
    Estas entradas que escribes son maravillosas, porque además de compartir...nos llevas de nuevo a Londres y ¿a quién no le gusta volver? Gracias, preciosa entrada, un besin enorme!!

    ResponderEliminar
  21. Marian: El Museo Británico y el Museum of London son diferentes: el Británico también me gusta mucho pero éste habla más sobre la historia y la arqueología de Londres. No hay que confundirse ;)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Carmen: De este viaje volví con ganas de mucho más. Un año sabático, quien pudiera...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  23. Maria: Ahora que has comentado la exposición sobre las sufragistas, he recordado lo que vi en las vitrinas sobre ellas. Incluso había algunos vídeos... Es una pena que más gente no se anime a descubrirlo, ya sabes lo que me gusta.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  24. Oh que hermoso! me encantaria poder ir!

    besos!

    ResponderEliminar
  25. Me encantaría visitar este museo, qué pasada!!!!

    ResponderEliminar