viernes, 27 de julio de 2012

Nostalgia olímpica



Hoy os quiero presentar a una persona que, desgraciadamente, ya no está entre nosotros pero que es el culpable de mi afición olímpica. Ahora pienso que si en Inglaterra no hay demasiada emoción porque lleguen los Juegos, solo tienen que contratarme a mi, ponerme una habitación en el Ritz o en Hampstead y dejar que se la contagie, es muy expansiva.

Este año, además de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, se celebran los 20 años de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92, los de mi ciudad. Acababa de cumplir 10 años pero me acuerdo de todo: de la euforia, de los deportistas, de todas y cada una de las medallas que ganaron los españoles... Después de Barcelona, la euforia olímpica que vivo cada cuatro años no se ha detenido. No lo he vuelto a vivir con la misma intensidad, excepto en Sidney 2000, pero cada verano olímpico me encontraréis delante del televisor (y de Internet desde Pekín 2008) viendo fases clasificatorias y partidos importantes de mis deportes favoritos y de los no tan favoritos.

El "culpable" de  todo esto es mi abuelo. Durante los Juegos Olímpicos de Barcelona, los primeros que recuerdo, nos pasamos todo un verano delante de la televisión, en el terreno o la casita de verano, viendo uno tras otro partidos de tenis, fútbol, gimnasia, waterpolo (vimos la famosa final de las tres prórrogas entera y eso que allí no teníamos sofá), hockey hierba, atletismo, etc., etc.

Años después, descubrí que él mismo había practicado atletismo y se quedó a las puertas de hacerlo profesionalmente y de ir a unos Juegos a competir. De ahí tanta ilusión y por el hecho de que se celebraran en su ciudad. Y por contagiárselo a su única nieta. También supo contagiarme su barcelonismo y yo estoy encantada.

Los Juegos Olímpicos, sean donde sean, me recuerdan a él. A las tardes de verano, a los baños en la piscina, a que siempre sabía dónde estaba cuando llegaba la hora de comer. Mañana, después del trabajo, me pongo manos a la obra... llegan los Juegos Olímpicos de Londres.

 

La foto que hay más arriba es de la mañana de Ramos de 1985, creo. El lugar, un parque de Barcelona, nadie se molestó en apuntarlo y tengo muchas dudas. 

15 comentarios:

  1. Bonitos recuerdos.
    Eso sí, a mí los juegos no me interesan mucho y nunca los he visto, la verdad.
    Pero disfrútalos tú por mí, jeje.

    ResponderEliminar
  2. XD yo fui a ver varias cosas de los de Barcelona, sobre todo los de gimnasia deportiva, que las mujeres de mi familia somos superaficionadas (todas hemos hecho en algún momento de nuestras vidas). Era muy cría, pero me lo pasé superbien.
    No comparto tanto tu afición pero la entiendo bastante, sobre todo si lo mezclas con nostalgia XP
    (..y el parque de la foto parece el Cervantes?)
    Disfruta este año!!

    ResponderEliminar
  3. Un legado muy bonito que te deja tu abuelo. Ayer fue el día de todos los abuelos, que se merecerían tener los 365 días del años dedicados a ellos.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Qué entrada más bonita, pero lo de tu animación expansiva me ha hecho mucha gracia!!me gusta cuando llegan los juegos olímpicos, también me recuerdan otras etapas de mi vida. Y qué bonito tener ese recuerdo asociado a alguien tan querido como un abuelo.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Preciosa entrada! Muy bonitos tus recuerdos, sobre todo cuando se trata de alguien tan especial como tu abuelo. Las Olimpiadas siempre me han gustado mucho. Será que en mi casa siempre hemos sido de tragarnos estos eventos que ahora me es imposible no poner la tele y verlo, sobre todo aquellos deportes que el resto del año parece que no existen.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Pues el problema que siempre he tenido con los Juegos es que los hacen en verano...siempre me apetece más estar fuera; aunque está claro que tu abuelo tenía soluciones para ello.

    Petó

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué entrada tan emotiva! Es muy bonito que los juegos te recuerden esas tardes con tu abuelo. Yo ya estoy preparada para un maraton de competiciones, en mi casa somos muy fans. Besos

    ResponderEliminar
  8. Que bonito! a mi me encantan los olimpicos desde siempre!

    ResponderEliminar
  9. Bonito recuerdo y foto nostálgica, sin duda. Pero la nostalgia a sorbos pequeños, verdad?
    Besos,

    ResponderEliminar
  10. Lindo recuerdo! Yo estoy mirando ahora los juegos de Londres...
    Besotes

    ResponderEliminar
  11. Recuerdo perfectos los juegos de Barcelona, por la inolvidable canción y porque mi mamá estaba preparando su viaje hacia allá (fue cuando terminaron), y yo moría por acompañarla.
    Con respecto a Londres 2012, estoy bastante "olímpica", ahora mismo estoy viendo la selección de básquet de mi país.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Isi: Ya estoy completamente metida y creo que los disfruto por todos a los que no les van ;)
    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Nit: En casa eramos muy aficionados a los parques de arriba de la Diagonal y dudaba entre el Cervantes o el de Palau Reial. Creo que sí.
    Lo mío es nostalgia y afición a los deportes minoritarios, además del fútbol, que en versión olímpica no me convence, la verdad :P

    ResponderEliminar
  14. Lu: No sabía nada de que hubiese un día dedicado a los abuelos, gracias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Marilú: Suerte que a Londres ha llegado finalmente la euforia porque unos Juegos son muy tristes sin personas que se impliquen en ellos...
    Besitos.

    ResponderEliminar