viernes, 29 de junio de 2012

La lluvia antes de caer, Jonathan Coe

Me paso la vida leyendo y con todos los libros que leo, sé que hago muy pocas reseñas. Normalmente espero un tiempo a escribir, como si dejara el libro en maceración, como si necesitara librar mi mente del influjo de un libro que he disfrutado. Pero soy incapaz de esperar a escribir sobre el último libro que he leído, me ha impresionado, me ha hecho disfrutar, llorar y pensar. Y he pasado la tarde como si se acabara el mundo.



La lluvia antes de caer era una de esas lecturas pendientes desde hace mucho pero en los últimos días se ha acelerado gracias al Café Literario. Veréis: entre Carol, Atram y La hierba roja montaron una lectura conjunta improvisada de esta novela. Yo ni siquiera la tenía en casa y no estaba en mi biblioteca habitual así que tuve que ir buscando por el catálogo hasta encontrarlo y esperar a tener un hueco libre para ir a buscarlo. Y aunque Coe es un autor que me gusta muchísimo, no sabía que me encontraría dentro, más allá de la contraportada.

De Jonathan Coe ya había leído un par de novelas y una de ellas, El club de los canallas, es una de mis favoritas. No se parece en nada a La lluvia antes de caer y a la vez, tiene elementos comunes. Lo cierto es que todas las novelas de Jonathan Coe me causan un efecto similar. Sus personajes son perfectamente tridimensionales: no importa que sean protagonistas, secundarios o solo aparezcan en un capítulo.  De manera que me encuentro odiando a algunos de sus personajes, cogiendo manía a otros... vamos, sintiendo cosas sobre los personajes que me podría provocar una persona de la calle perfectamente. Igual que en sus otros libros. 


Si tuviera que enmarcarlo en un género, creo que sería típico englobarlo en el ahora tan popular "saga familiar". Se centra, como no, en los personajes femeninos, los hombres están ahí, sí, pero no mucho más. Vienen y van, como el viento que sopla en muchas ocasiones. Habla, sobretodo, de madre e hijas, de mujeres, de sentimientos, de la privacidad, de la hipocresía, del dolor...

Un día, Gill recibe la noticia de que su tía Rosamond ha muerto. Su herencia se repartirá en tres partes: una es para Gill, la otra para David, su hermano, y la tercera para Imogen, una desconocida. Hace años la vieron en una fiesta de cumpleaños de Rosamond pero nadie sabe nada de ella: quién es, dónde vive, nada. Era una niña rubia y ciega de siete años que nadie conoce.
Cuando Gill va a casa de su tía, encuentra otro legado: una colección de cintas que Rosamond ha grabado para Imogen. Si no pueden encontrarla, puede escucharlas Gill. Así que, unos meses después, en una visita a Londres, se sumerge en una historia que desconocía, a través de una serie de 20 fotografías que describen detalles ocultos para ella, una historia que se remonta a dos niñas que se escaparon de casa una noche de invierno durante la Segunda Guerra Mundial...

Una de las cosas que más me ha convencido del libro es su narración: la voz de Rosamond te ayuda a comprender a los personajes, no solo a ella, pero también da una visión parcial, algo habitual en este tipo de historias. Pero no echas en falta las voces de personajes como Beatrix (cómo la he odiado), Thea, Rebecca... la voz de Rosamond ya te da todo lo que necesitas. Su voz es muy envolvente y a pesar de que, a veces, las descripciones se me pueden hacer demasiado largas, este no ha sido el caso en absoluto.

Y otra cosa que me convencía del libro es (voy a ser frívola) su portada. Está en casi todas las ediciones porque refleja muy bien la historia, y en concreto, para aquellos que la hayáis leído, la fotografía número 5. Y, de paso, me ha descubierto un lugar muy interesante: la Mary Evans Picture Library, donde licencian imágenes y fotografías clásicas (y otras). Tienen un catálogo impresionante... todo protegido así que no puedo colgar ninguna imagen aquí.

Y ahora me uniré a la lectura de Al faro, que lleva unos días leyéndose en el Café...  Virginia Woolf para pasar el verano, creo que acabaré leyendo toda su obra antes de La señora Dalloway. Pero me han entrado ganas de releer El club de los canallas...



19 comentarios:

  1. ¡Qué buena reseña! No sólo me dejas con ganas de leer este libro, sino todas las novelas de este autor, que aún no me he estrenado con él.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo me lo apunté cuando leí los primeros comentarios. Desde el principio demostraréis que era una novela imperdible. Con respecto a la lectura actual, me la he saltado. Pero el lunes estaré ahí con todo para leer "Meridiano de Sangre". Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta lo que cuentas del libro. A mí me descubres un autor, y ese café tupiene una pinta estupenda, a ver si puedo seguiros.

    ResponderEliminar
  4. Pues aquí otra que no conocía al autor, así que gracias por la reseña!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  5. Yo tampoco puedo hacer una reseña nada más terminar un libro, también lo dejo macerar unos días, a veces tantos que al final ni la hago. Me dejas con verdaderas ganas de descubrir este libro y también el resto de la obra del autor del que no he leído nada todavía. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Que ganas me has dado de leerme este libro!! Y tengo dudas, pq lo tengo en castellano en el trabajo... pero siendo un escritor inglés me gustaría leerlo en el idioma original.

    Que interesante parece!

    (yo llego también tarde para el de Al faro... XP)

    ResponderEliminar
  7. Oye pues le seguiré la pista, tiene muy buena pinta por lo que nos has contado!!. Además de tu opinión tan favorable. Besos

    ResponderEliminar
  8. muy buena pinta, me lo apunto, me ha encantado la reseña, un besote!

    ResponderEliminar
  9. El libro tiene super buena pinta! a mi me encanta esta editorial!

    besos!

    ResponderEliminar
  10. Yo lo leí el verano pasado. Me encantó como está escrito, me gustó la historia, pero reconozco que el final me desilusionó.

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante tu comentario del libro! Parece muy interesante...
    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Es un libro que me encantó, te deja una sensación agridulce, y eso que ahora mismo ya no me acuerdo de todo-todo.
    Yo no he leído nada más de este autor, pero igual me animo con sus novelas anteriores, aunque tengo miedo de que no sean lo mismo.

    ResponderEliminar
  13. No tiene nada de malo fijarse en la portada, más de un buen libro han llegado a mis manos de esa forma...juntos con otros desastrosos jajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. fíjate que no sabía que eran sagas familiares...ese género me gusta...¡gracias por la reseña! lo apunto (o ¿reapunto? en la libreta del plan infinito)
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  15. Me ha encantado la reseña, no conocía al autor pero me lo apunto ahora mismo!
    1beso:)

    ResponderEliminar
  16. Dejé mi comentario pero no sé por qué no ha aparecido, en fin, vuelvo a ponerlo, que me ha gustado mucho tu reseña, me alegra que te unieras a la lectura conjunta. El libro me ha gustado aún más de lo que esperaba, creo que es una saga familiar pero con más miga de lo que suelen tener este tipo de historias. Bsos

    ResponderEliminar
  17. Hola, no he leído nada de Coe, pero por lo que cuentas parece un autor interesante, así que me lo apunto y puede que empiece por la de "el club de los canallas"
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Me lo apunto!! El título ya me conquistó,...y ya parece que escucho la voz envolvente de Rosamund.
    Un placer como siempre, descubrir los libros a través de tus palabras. Los vendes muy bien!!
    Un beso grande!!

    ResponderEliminar
  19. Veo que lo disfrutaste tanto como yo. La historia es preciosa, y el modo de narrarlo, es perfecto. Es amena, es fácil de leer y emocionante.
    Y me has convencido para leer El club de los canallas, mira tú...

    ResponderEliminar