lunes, 14 de mayo de 2012

Ecléctica y snob: ¿qué busco en un libro?

Desde que empecé con el blog, hace ya casi cuatro años, he llegado a muchos otros blogs, he conocido mucha gente interesante y sobre todo, he descubierto muchos y muchos libros. Gracias a conocer tantos libros nuevos se me ha ocurrido hacer una entrada sobre cuáles son mis gustos literarios, algo que me da la sensación de que queda muy difuso si entráis en el blog por primera vez buscando una reseña o un comentario y luego esperáis que haya más lecturas parecidas a la que os ha llamado la atención. Los que me conocéis ya sabéis que a veces sueno un poco radical, pero espero no serlo en esta ocasión.




1. Soy una snob. Ya lo he dicho muchas veces, pero con esta entrada os quedará claro. Pero también soy una ecléctica, vamos, soy capaz de leer cualquier cosa que me llame la atención, sea de dónde sea, y sea cualquiera el género al que pertenezca.  De ahí el título de la entrada. 

2. Me gustan mucho los clásicos. Llevo leyendo clásicos desde que era una niña y me quedé colgada con una adaptación al cine de Oliver Twist (creo que incluso, antes de aprender a leer) así que encuentro muy interesante cualquier libro que me traslade al pasado y si puede ser, no lo haga desde el punto de vista de alguien que imagina cómo era, si no de alguien que lo vivió. Me parece más atractivo que la visión que puede dar alguien que idealiza y/o visualiza la época y procura dar sus impresiones básicas o documentándose mucho. Desde luego, hay excepciones: Pétalo carmesí, flor blanca de Michel Faber es una de ellas.



3. No me van los best-sellers. Muchas veces, si algún libro que he leído hace poco se convierte en un best-seller de los que todos quieren leer, dejo de leerlo. Literalmente. Me sabe mal con algunos pero tengo una resitencia natural a algo muy popular. Para mi, hay que dejarlo macerar y con el tiempo sabré si de verdad vale la pena leerlo o no. Necesito tiempo, críticas que no me digan lo bueno que es, etc. y no me despierta la curiosidad que todos los que lo leen me digan lo bueno que es o el hecho de sentirme excluida si no lo he leído. Eso siempre me ha dado igual. 

4. Me van los libros que pocos conocen o aquellos que directamente nadie conoce . Con el cine me pasa algo parecido, me cuesta mucho ir a ver una película que sea número 1 en la taquilla, a no ser que de verdad me llame la atención. He dejado de ir al cine en grupo porque cuando elegía yo, era la única a la que le gustaba la película. Cuando elegían los demás, yo era la única a la que no le gustaba. Más sencillo: llevo desde los 16 yendo al cine sola, el 90% de las ocasiones, una vez a la semana, viendo películas que son bastante desconocidas en su mayoría y aún me quedo con algunas pendientes. (Ahora ya no me da tiempo pero fue una costumbre, llamemoslo así).

5. Me cuesta mucho leer novela histórica o una biografía novelada. Con muchos personajes es imposible saber exactamente cuáles eran sus verdaderos pensamientos o qué motivos les empujaban a actuar de la manera qué lo hacían. No me trago que tuvieran un comportamiento tan adecuado a la época actual... Directamente me voy a una biografía sesuda, de más de 500 páginas que me explique con referencias a textos de la época cómo eran los personajes, por qué se movían y en qué creían.

6. Siempre he pensado que leer un libro no sirve únicamente para desconectar, pasar un buen rato y ya está. A través de los libros se ha despertado en mí el gusto por aprender y por descubrir el mundo. Así, si me gustaba un libro o un cómic sobre el Japón medieval, me lanzo a buscar libros por Internet, por las bibliotecas, etc. Si me leo una biografía de un actor o director, me lanzo inmediatamente a ver su filmografía. Si en un libro sobre crítica literaria, mencionan 3 libros que parecen interesantes me lanzo a buscarlos sin ninguna duda. No me dan miedo los libros gruesos ni los que puedan parecer demasiado complicados a simple vista. De hecho, uno de mis libros favoritos para ir leyendo poco a poco como lectura ligera (esto suena a Hermione Granger) es La cultura. El patrimonio cultural de los europeos de Donald Sassoon, más de 1.600 páginas sobre la cultura europea de los últimos 200 años. Un día leo sobre las tarifas de los escritores ingleses del siglo XIX por libro y al día siguiente, me apetece enterarme de cómo funciona la industria de las novelas románticas. Todo está ahí.



7. Ahora que se habla tanto de si las lecturas obligatorias en los colegios, institutos... son buenas, en mi caso lo fueron. Siempre había alguna que otra que no me gustaba, pero en mi caso me despertaban una afirmación: "Si todavía se siguen leyendo después de 500 / 300 / 200 años, deben tener algo". Por ese motivo, mientras la gran mayoría de mis amigos no leían, yo me lancé sin miedo en busca de Hómero, de Dante, de Shakespeare, de Geoffrey Chaucer, de Virginia Woolf ... y así de snob he acabado.



8. Soy incapaz de escribir sobre todos los libros que leo. Algunos los leo y no me inspiran absolutamente nada, salvo decir que me ha gustado y para eso, podría hacer un copiar / pegar con la sinopsis de la editorial pero no me interesa. Es mejor leer una novela / poema / ensayo / crónica / lo que sea y dejarse inspirar por el texto que no escribir cualquier cosa en diez minutos.



9. Mi afición que cualquiera ve por la literatura británica es, a la vez, heredada y propia. Mi madre me compraba algunos libros de literatura infantil (y no tan infantil) inglesa cuando era una niña, entre otros tipos de literatura. Simplemente, he continuado leyendo lo que tanto me emocionó de pequeña y como no se acaba nunca, mejor. 

10. Lo más importante, sé que mis gustos no coinciden con la mayoría. Pero no me importa. 


Las fotos que he incluido vienen de: la primera, extraída de http://cesotodoydejemefb.blogspot.com.es/2010/06/51-manifiesto-elegiaco-por-el-libro.html; la segunda es una ilustración de Matilda (Roald Dahl) dibujada por Quentin Blake; la tercera es la portada de La cultura... de Donald Sassoon; la cuarta fotografía la he sacado de aquí: http://www.apartmenttherapy.com/literary-style-15-writers-bedrooms-168023 (es la segunda habitación, la de Virginia Woolf) y por último, la quinta aparece aquí http://calledelorco.com/2012/02/12/introduccion-a-la-literatura-inglesa-jorge-luis-borges/ 

17 comentarios:

  1. Comparto tus gustos por libros más desconocidos, y que sólo unos pocos conocen. ¡Interesante reflexión!

    ResponderEliminar
  2. Pues con esta declaración de intenciones nos quedamos más que informados, recurriremos en búsqueda de autores o libros de "novedades" desconocidas, que también está muy bien. Besillos

    ResponderEliminar
  3. Pues he de decir que coincido con muchas de las cosas que dices, prefiero un clásico a un best seller del que todos hablan maravillas, el tiempo es el mejor poso para decidir si un libro es bueno o no. La novela histórica tb me repele un poco por el hecho de que a los personajes siempre se les actualiza, y especialmente, la lectura es para mi una manera de aprender, por eso unas lecturas me llevan a otras o a indagar más sobre un tema un concreto. Y así podría seguir punto por punto :D En cuanto a lo comercial, soy más flexible, tengo una vena de cine y libros "raros" y otra que me tira a lo comercial, esencialmente en el cine con el que creo que soy menos selectiva que con los libros. Un besazo!!

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho esta entrada. Comparto algunas de las cosas que dices, especialmente el interés por los clásicos. Yo también pienso que si han resistido también el paso del tiempo es por algo.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado conocerte un poco más. Y coincido contigo en el gusto por los clásicos, aunque los tenga un tanto olvidados últimamente. Y en que leer no sólo distrae, también se aprende. Cuando un libro me gusta siempre me lanzo a la búsqueda de información del autor, de su época, o de la época en que está ambientada... No lo puedo evitar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Ese libro de Sassoon parece fascinante. A mí también me encantan los tochos y si encima tienen la capacidad de unir diversas disciplinas, aún mejor...

    ResponderEliminar
  7. Comparto tu gusto por los clásicos, y si son en lengua inglesa mejor. Yo no rechazo los bestsellers pero sí es verdad que si leo muchas reseñas sobre un libro me saturo y se me quitan las ganas de leerlo...
    Besos,

    ResponderEliminar
  8. Buena entrada =)

    Con lo del cine te entiendo perfectamente... también suelo ir sola, de hecho la mayoría de veces lo prefiero, salvo en festivales y demás porque es un ambiente totalmente distinto =)

    También me gustan los libros desconocidos o diferentes, de autores poco conocidos. Aunque leo de todo, a la vista queda en el blog =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  9. ¡Me gusta tu entrada! Compartimos gustos por la literatura inglesa.Lo mismo opino de los betsellers ya que muchas veces se fabrican.Distinto son los éxitos inesperados que muchas veces esconden buena literatura.¡Qué interesante el libro de Sassoon! Besos

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que coincido contigo en casi todo. No obstante, aunque en general no me atrae el tipo de novela histórica que ahora está de moda, sí que creo que clásicos como Memorias de Adriano o Yo, Claudio, trascienden el género y son, simplemente, grandes obras de la literatura.
    Respecto al cine, nunca me he quedado en casa por no encontrar con quién ir, aunque sí disfrutaba muchísimo con la persona con quien compartía gustos, íbamos al cine, y al salir del cine, podíamos estarnos 20 minutos sin decirnos nada, pensando y dándole vueltas a la película.
    No creo que rechazar los best-sellers sea signo de pedantería. Uno de los motivos por los que leemos es para separarnos, identificarnos, "ser más yo". Leer el libro de moda, salvando las excepciones, nos lanza a la masa, nos mete en el redil.
    En fin, una entrada muy interesante.

    ResponderEliminar
  11. Una entrada muy original e interesante. Coincidimos en algunas cosas y en otras no tanto (a mí sí me suelen gustar muchos best sellers, por ejemplo), pero hay una cosa en la que me siento muy identificada contigo: en lo de reseñar. Yo leo muchísimo y en mi blog hay muy pocas reseñas, soy incapaz de reseñarlo todo, incluso dejo escapar libros que me han gustado muchísimo, pero qué le vamos a hacer, puestos a elegir me tiro siempre a leer antes que a escribir. Bss.

    ResponderEliminar
  12. Todo un decálogo sobre tus gustos literarios y cinéfilos...lo que has dejado claro, es que lo tienes todo bien claro¡!

    Petó

    ResponderEliminar
  13. Coincido, yo también, con muchos de tus puntos; pocas veces encuentro a alguien de mi alrededor físico (no tanto en internet) que este leyendo lo mismo que yo. Soy una snob declarada, hahaha.
    Lo que me parece más curioso de todo es que estoy convencida que a pesar de que nos guiamos por puntos muy similares, en más de un libro no coincidiremos.

    ResponderEliminar
  14. Yo siempre he sido la “rara” entre mis amigos, ya que yo me divertía y me divierto leyendo, y no solo eso sino que con los libros nunca me he sentido sola.
    Obviamente, no tenía con quien compartir gustos literarios, y por eso me gusta tanto el mundo del blog, porque puedo intercambiar opiniones con personas que les apasiona la literatura al igual que a mí.

    Con lo que has puesto, a groso modo, estoy de acuerdo contigo. Los best Sellers me repelen un poco, al igual que los booms tipo Los juegos del hambre. Que quizás sean libros maravillosos, pero yo siempre espero a que “caigan en el olvido” y en ese momento me animo a leerlo.

    Los clásicos, son mi perdición, de hecho hace más de un año que no leo nada publicado recientemente. También me gusta que las historias ambientadas en épocas pasadas sean contadas por quien las vivió, y no por quien se la imagina. Además, me encanta ver que aunque hayan pasado 500, 300, 200 o 100 años las emociones humanas no han cambiado. Tan doloroso puede ser un desamor en la época victoriana como en la actualidad, o la pérdida de un ser querido, o la sensación de incomprensión y soledad…

    Solo me queda decir que me ha encantado esta reseña, porque nos acerca más a tus gustos literarios.

    Un saludo ^^

    ResponderEliminar
  15. Genial la entrada!
    A veces pienso qué suerte hemos tenido de vivir en una época en la que tenemos internet, blogs y foros que nos acercan a aquellos con gustos iguales o parecidos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. Yo lo único que sé, es que me gusta ser ecléctica en mis lecturas, aunque a veces, me convierto un poco en snob.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Buena reflexión. Yo no le hago ascos a casi nada, si me llama el libro o la peli le doy una oportunidad, indeoendientemente de que tenga más o menos seguidores/conocidos/ventas...No creo que por gustar a mucha gente sea de menos calidad.

    Un besote!

    ResponderEliminar