miércoles, 27 de julio de 2011

La reina Victoria, Lytton Strachey


"La niña que llegó al mundo en aquellas circunstancias tan poco deslumbrantes despertó escasa atención. Apenas había motivos para prever su destino. Dos meses antes, la duquesa de Clarence había dado a luz a su hija, que murió casi de inmediato, pero parecía muy probable que la duquesa se convirtiera en madre de nuevo, y de hecho así fue. Además, la duquesa de Kent era joven y el duque, fuerte, por lo que todo apuntaba a que no pasaría mucho tiempo antes de que llegara un hermano que le arrebataría a la pequeña princesa las pocas posibilidades de heredar el trono.
Sin embargo, el duque tenía otro parecer: corrían algunas profecías..."

El párrafo que he elegido para empezar esta reseña no es el principio del primer capítulo, sino el del segundo. Es un buen ejemplo para ilustrar como de inesperada fue la llegada al mundo de Victoria y lo poco que se podían esperar sus padres que acabaría reinando.

La reina Victoria no es una biografía al uso, con muchos nombres y fechas. De este tipo ya leí otra sobre la vida de Victoria, publicada por la editorial Edhasa. Nombres sí que hay muchos pero hay mucha más psicología que en cualquier otra. No era lo que me esperaba, eso seguro pero a medida que iba leyendo, le he cogido el tranquillo y me ha parecido mucho más interesante. Y eso que me decanto por las biografías donde te explican lo que hace el biografiado día a día, soy una amante de las fechas.


En la faja que incluía el libro, lo vendían como la biografía en que está basada la película protagonizada por Emily Blunt y Paul Bettamy. Otras veces me he encontrado que no tenían nada que ver pero aquí hay muchos detalles que en la película están muy bien perfilados y que encuentran su eco en esta biografía. Sobretodo, en el estudio de las relaciones entre los personajes. Pero la película acaba en sus primeros años de casada y esta biografía nos lleva hasta el final.

La relación de Victoria con su madre, difícil y complicada, se perfila desde el principio. Pero antes, Strachey nos dibuja el panorama de la casa real inglesa antes de nacer Victoria y cómo pudo llegar a ser reina, ya que ni ella ni su padre eran los herederos directos de Jorge IV, el famoso Príncipe Regente. Toda una serie de giros de destino la hicieron convertirse en la gran reina que ocupó el trono durante más de la mitad del siglo XIX.

Jorge III, el abuelo de Victoria, subió al trono en 1760 y murió en 1820. Tuvo 15 hijos con su esposa, de los que 12 llegaron a adultos. Hasta ahí todo correcto... pero su hijo, quien sería conocido como Jorge IV al subir al trono, tuvo que encargarse del gobierno antes de lo que se esperaba, puesto que el rey contrajo una enfermedad. El Príncipe de Gales (todo un personaje) gobernó como Príncipe Regente desde 1811 a 1820 y ya como rey, de 1820 a 1830. Cuando todavía era el Príncipe de Gales contrajo un matrimonio secreto con una viuda católica, Maria Fitzherbert, con quien se instaló en Carlton House. Pero el matrimonio fue declarado nulo por parte de la monarquía (incluso antes de casarse) pues todos los miembros de la familia real necesitaban de autorización del rey para casarse (además, quien contrajera matrimonio con un católico perdería automáticamente el derecho a la sucesión).

Finalmente, la "vida loca" que llevaba el Príncipe de Gales le forzó a acometer los deseos de su padre y se casó con Carolina de Brunswick durante uno de los períodos en que su padre no sufría uno de sus ataques de locura. Y tuvo una hija, Carlota, que con unos padres que se llevaban a matar, fue concebida de milagro, puesto que ellos se separaron más tarde. Carlota fue una rebelde (ella misma se encontraba muy parecida a Marianne Dashwood de Sentido y sensibilidad) y murió mientras daba a luz a su primer hijo, que también murió, con el rey Leopoldo I de Bélgica. Jorge IV murió sin descendencia legítima en 1830 y subió al trono uno de sus muchos hermanos, el Duque de Clarence, que adoptó el nombre de Guillermo IV quien, había tenido también, como era normal entre sus hermanos, un matrimonio no reconocido y después un matrimonio oficial con Adelaida de Sajonia en el que ninguno de sus hijos llegó a la edad adulta. Clarence era el tercer hijo de Jorge III y al no dejar descendencia al morir, el trono pasó a Victoria, la única hija legítima de su hermano pequeño el duque de Kent.

No puedo hacer más que quitarme el sombrero (metafóricamente hablando, que hace demasiado calor para llevar algo en la cabeza) delante del retrato psicológico de los personajes, no solo de Victoria y Alberto quien tiene un papel muy importante dentro de la biografía, sino de todos los personajes que pasaron por su vida. Su madre, Adelaida de Kent, sus tíos, los hijos de Jorge III, el rey Leopoldo de Bélgica, tío y mentor; lord Melbourne, etc. Destaco especialmente el retrato de Lord Palmerston y la relación que se estableció entre él y Alberto, un juego psicológico donde solo ganaría el más fuerte. Victoria, como no, estaba del lado de su Alberto.


De Alberto, el Príncipe Consorte, también hay mucho en el libro. De sus gustos, sus preferencias y sus odios, de su inteligencia y sus proyectos. Suya fue la idea de organizar una Exposición Universal en Londres que mostrara al mundo los progresos técnicos del Imperio Británico. Victoria estaba completamente loca por él, casi desde el primer momento en que lo vio y ese amor fou está reflejado en el libro: los pensamientos de Alberto son los suyos, sus gustos y sus antipatías.

Al llegar al final del libro, te das cuenta de que sabes mucho más sobre Victoria: no sobre la reina que gobernó el Reino Unido, sino sobre la mujer. Las ilustraciones que contiene el ejemplar de Lumen que leí (realizadas por Roger Olmos) nos dan esa misma sensación: siempre la representa sola, excepto en una, vestida de colores oscuros, siempre sobria, elegante y en su lugar, siempre en su lugar. Me recordó a uno de sus vestidos de luto que pude ver en Bath y que me sorprendió, simplemente por su pequeña estatura. Parece el de una niña.


Correcta y poco amiga de los cambios, en cualquier aspecto de su vida. Fue, tradicionalmente, una whig (liberal) ya se crió casi como la pariente pobre y alejada del trajín de la corte (hasta los doce años no le explicaron que sería algún día reina de Inglaterra) pero durante toda su vida, viró de conservadora a liberal, a medida que se iban sucediendo los Primeros Ministros, con algunos de los cuales entabló una gran relación. Si habéis visto la película, la relación con lord Melbourne es muy interesante, casi como un segundo mentor, a pesar de que Melbourne no era tan joven en la vida real (casi 60 años) a como lo pintan en la película. Amiga de sus amigos, tenía detalles preciosos con las personas a las que apreciaba: cuando Benjamin Disraeli, uno de los Primeros Ministros, enfermó, ella le enviaba flores que recogía personalmente en Osborne. Quizá me ha quedado un poco cojo un tema que provocó un auténtico escándalo en el país: su amistad con John Brown, uno de sus criados de Balmoral, a quien trataba de tú a tú.

Y lo de poco amiga de los cambios se puede aplicar a un tema que odiaba y del que se declaró ferozmente en contra: la emancipación de la mujer, algo que le ponía los pelos de punta. Al contrario de esa imagen de mujer emancipada que le dan en la película y que está siendo bastante habitual ver en las películas de época: si una mujer se salía de la norma, era una rebelde, una mujer moderna, cuando no lo era en absoluto. Al contrario, fue una mujer, una reina que solo hizo lo que se propuso ser cuando tenía doce años: ser buena.

Y para cerrar, copió aquí el largo párrafo que sirve de final del libro. Una maravilla. Juzgad vosotros mismos:

"Cuando, dos días antes, se había hecho pública la noticia de que su fin estaba cercano, la pena y el asombro se extendieron por todo el país. Parecía que estuviera a punto de producirse una inversión monstruosa en el curso de la naturaleza. La gran mayoría de sus súbditos no había conocido una época en que la reina Victoria no hubiera reinado sobre todos ellos. Se había convertido en parte indisoluble de sus vidas y el hecho de perderla para siempre les parecía imposible. La misma Victoria, tendida en la cama, ciega y silenciosa, parecía a quienes la observaban privada de todo pensamiento; era como si se hubiera ido deslizando,
inadvertidamente, hacia el olvido. Sin embargo, es posible que en los compartimentos secretos de la conciencia albergara algún pensamiento. Tal vez aquella mente que se apagaba recuperó una vez más las sombras del pasado para que flotaran frente a ella, y volvió, por última vez, sobre las visiones difuminadas de esa larga historia, retrocediendo más y más entre la bruma de los años, hacia recuerdos cada vez más lejanos: los bosques de Osborne en primavera, tan llenos de prímulas para lord Beaconsfield; la ropa llamativa y el porte elegante de lord Palmerston; el rostro de Alberto bajo la lámpara verde, y el primer ciervo de Alberto en Balmoral, y Alberto vestido con su uniforme azul y plateado; el barón entrando por una puerta; lord M. soñando en Windsor con los cuervos que graznaban en los olmos; el arzobispo de Canterbury de rodillas al amanecer; las exclamaciones de soberbia del viejo rey; la suave voz del tío Leopoldo en Claremont; Lehzen con el globo terráqueo; las plumas con que se envolvía su madre; el maravilloso reloj de repetición con tapa de carey de su padre; una alfombra amarilla; algunos volantes ligeros de muselina estampada, y los árboles y el césped de Kensington".

Y lo único que me queda es pedir a los historiadores y biógrafos ingleses una biografía de la colección de hijos crápulas de Jorge III, a cada cual...

P.D. Lytton Strachey fue uno de los miembros más conocidos del llamado "Grupo de Bloomsbury". Estuvo prometido durante una breve temporada a Virginia Woolf y llevó una vida de lo más interesante. Espero poder leer más de él pronto y contaros más sobre su vida.

sábado, 23 de julio de 2011

¡29! Un año pasa volando...


Y 24 aún más...

Parece mentira pero ya han pasado 24 años desde que me hicieron esta foto.


Cumplía 5 años (no se distingue bien en la foto) y me regalaron ese enorme globo terráqueo, que todavía guardo. Me pase una temporada buscando atentamente países, ríos, montañas... cuando lo veo todavía me quedo hechizada buscando algún rincón del mundo.

Hoy tengo ya 29 años y me siento todavía mejor de lo que me sentía con 28, si sigo así los 30 (una fecha que impresiona) serán un traspaso muy fácil. Ni dolores ni achaques ni nada... y que siga así por muchos años.

Y como en toda fiesta que se precie, nos falta la música. Será una fiesta revival, como no. Empezaremos con dos clásicos de los 80, Our House de Madness y Come on, Eileen, de los Dexys Midnight Runners (siempre me ha gustado su nombre):






Ayer mismo vi Odette Toulemonde otra vez y como siempre, me quedé hechizada cuando Odette canta y baila este clásico de Josephine Baker. Cambio de estilo radical: años 20, Chiquita Banana.



Y para acabar, una canción con la que me he quedado afónica muchas veces. Bon Jovi y Living on a Prayer, de un año antes de la foto. Claro que yo todavía no conocía a Bon Jovi ;)



Y por supuesto, no puede faltar el Cumpleaños feliz. Los Muppets, el año pasado, tuvieron un éxito atroz pero Animal no puede repetir este año así que será Rowlf, el perro, quien interprete Happy Birthday al piano:



viernes, 22 de julio de 2011

Cada divendres, de Dan Yaccarino



Hoy quiero dejaros una pequeña reseña sobre una de esas joyitas que de tanto en tanto me encuentro. Lo he leído en catalán pero por si despierto a alguien la curiosidad, he colocado entre paréntesis el título en castellano, Todos los viernes y lo publica Intermon Oxfam.


Para niños y no tan niños, con unas ilustraciones "retro" preciosas, entre años 50 y 60. Cuenta una historia sencilla pero con la que te puedes sentir identificado a cualquier edad: la relación de un padre con su hijo y dejar volar la imaginación pensando que el padre es Don Draper haciendo de padre ejemplar, algo que no podría ser (como diríamos enseguida todos los seguidores de Mad Men). Padre e hijo comparten un día a la semana, donde todo es cotidiano y a la vez, especial.

Dan Yaccarino no solo es ilustrador, sino que también es productor de series de animación infantil para televisión. Y como no, en Youtube hay un montón de trailers animados de sus libros, como su último libro, All the Way to America: The Story of a Big Italian Family and a Little Shovel, que dejo aquí abajo.




Una reseña más larga sería imposible, éste es un libro para disfrutar puesto que la historia es mínima.

martes, 19 de julio de 2011

Fragmentos (i)



"Corea del Norte invita a la sátira. Nos reímos de los excesos propagandísticos y de la ingenuidad de la gente. Sin embargo, debemos tener presente que el adoctrinamiento de los norcoreanos comenzaba en la infancia, en las guarderías de las fábricas donde pasaban catorce horas diarias; que durante los cincuenta años siguientes, no escuchaban ninguna canción ni veían ninguna película ni leían en el periódico un solo artículo que no estuviera destinado a divinizar la figura de Kim Il-sung; que el país estaba cerrado herméticamente para evitar que se colara la más mínima duda sobre la divinidad del líder. ¿Quién podría resistir frente a todo eso? "

"Querido Líder. Vivir en Corea del Norte", Barbara Demick. Madrid, Ed. Turner Noema, 2011. El libro que estoy leyendo ahora.
La imagen de arriba es perfecta para ilustrar este texto y algunas de las situaciones que cuenta el libro. La he encontrado en
http://www.awesomestories.com/history/korean-war/summary (capítulo 14, Kim Il Sung).

Sí, ya sé que pasar de True Blood a Corea del Norte es muy duro. En la próxima entrada tengo que subir el listón ;)

lunes, 18 de julio de 2011

Un vicio televisivo



Llevo unos cuantos días que si escribo algo en el blog, que si no, que si me lo pienso mucho, que si lo pienso demasiado... y al final acabo por no escribir nada. La culpa la tiene esto:


Siempre me he declarado como anti-vampiros. No como los fanáticos que aparecen en la serie, simplemente no le encuentro el morbo a los vampiros. Desde hace años, solo hago que ponerle pegas a la inmortalidad. Por eso, mi vampiro favorito de toda la serie es (¡sorpresa! ¡sorpresa!)


¡Godric! Me gusta mucho y estoy muy de acuerdo con su filosofía de vida.

De la larga saga que forman los libros, de momento solo tengo el primero en casa, Muerto al anochecer. Lo compré en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión que se celebra cada año en Barcelona hace unos cuantos veranos, creo que todavía estaban emitiendo en Estados Unidos la primera temporada y la portada no tiene que ver nada con la serie (vamos, es la antigua). Lo hice porque, a pesar de mi antivampirismo, me pareció interesante que no trataran a los vampiros como en el resto de libros, donde están ocultos al resto de la humanidad. Es lo que más me atrae de la serie, esto y la ambientación: el sur, Louisiana, la decadencia, la lucha por los derechos. Buuf, me encanta.

Me voy a empezar la tercera temporada.



miércoles, 13 de julio de 2011

Premio y test



Ya hacía tiempo que no hacía ninguna entrada con premios y memes. Sólo tengo un premio nuevo que subir, el que me ha dado Carmen de El collar de Hampstead. ¡Gracias guapa!



No es sólo un premio, lleva el añadido de responder a un pequeño meme:

1. ¿Cuál es tu reto?
Cada semana me planteo mil retos diferentes: algunos consigo llevarlos a buen puerto, otros no. Ahora mismo tendría que plantearme aprender a manejar la lavadora, estoy harta de tener que leer el manual cada vez que quiero encenderla :P

2. ¿Qué le dirías a tu jefe si te tocara la lotería?
Creo que,, a pesar de la cantidad que me tocara, continuaría trabajando. Sería más bien por una cuestión de realización personal, además, me aburriría mucho...

3. ¿Qué harías si descubrieras que alguien te está mintiendo?
Depende de la persona, la situación, el tamaño de la mentira... Si fuera un buen amig@ y conociera la situación, lo comprendería.

4. Si se quema tu casa y sólo pudieras salvar una cosa ¿qué salvarías?
No tengo ni idea: fotos, esos libros a los que tengo un cariño especial... pero seguramente tendría que agarrar a mi gata Penny, sujetarla bien y correr. Estamos preparados para sacar algunas cosas importantes de los incendios, de todos modos.

5. Entras en un sitio con mucha gente, ¿qué haces?
Localizo un rincón un poco apartado, camino hasta él tranquilamente y allí me dedico a observar el lugar. Puede que saque un libro de la mochila o del bolso después...

6. ¿Ves el vaso medio lleno o medio vacío?
Siempre he tenido tendencia a verlo medio vacío, que le voy a hacer.

7. Te encuentras una lámpara mágica, ¿qué tres deseos pides?
Salud para todos, una vida próspera y feliz, y un castillo escocés ;)

8. ¿Cuál es tu mayor miedo?
Mi mayor miedo es la soledad. Necesito sentirme sola a menudo pero siempre necesito que haya alguien al otro lado.

9. ¿Qué te hace feliz?
La tranquilidad, estar con los amigos, viajar, descubrir cosas nuevas...

10. ¿Consigues sacar un minuto para ti cada día?
Ahora mismo, saco horas. Creo que me voy a aburrir de mí... :P

11. Si pudieras reencarnarte en un animal, ¿cuál serías?
Lo más probable es que fuera un animal con visión nocturna (búho, gato) o sino, un animal que no tuviera miedo al agua y pudiera disfrutar de un bañito de tanto en tanto...

12. ¿Cuál es tu recuerdo más feliz?
Aquellos que implican a mis abuelos y a mi tía C.: veranos de la infancia, canciones, juegos, la noche antes de conocer a mi hermano (cuando nació)... Y, por supuesto, aquellos donde esté mi árbol.

13. ¿En qué ciudad vivirías y por qué?
Estoy encantada de la vida de vivir en Barcelona, pero (obviamente) viviría en Londres (Bloomsbury o Hampstead), París, Tarragona...

14. ¿En qué crees?
En la amistad, la confianza, la libertad, la soledad, la palabra escrita... podría seguir durante horas y no cansarme.

15. ¿Te gustaría conocer tu destino?
No creo que el destino esté escrito, más bien nos lo vamos haciendo cada uno depende de los pasos que demos. Vamos, que no ;)

16. ¿Qué otros nombres de blog barajaste antes de decidirte por este?
Os voy a contar un secreto: Reading at the moonlight fue el primero que se me ocurrió. Nunca he sido demasiado buena con las preposiciones inglesas y quedó un poco imperfecto. Ahora es cuando se me están ocurriendo otros nombres si algún día me apetece cambiarle de nombre.

17. ¿Crees que se pueden hacer buenos amigos en este mundo bloguero?
¡Y tanto que sí! He viajado con algunas y he hecho muy buenas amigas y amigos gracias a él y a la curiosidad que siento por este mundillo.

18. ¿Qué libro quedará grabado para siempre en tu memoria?
Uuy, podría ser muy obvia y decir Persuasión o David Copperfield, por ejemplo. Orgullo y Prejuicio o Canción de Navidad. Pero diré Las vírgenes suicidas, me hizo tanto bien a nivel personal que es difícil olvidarlo.



Y Guacimara me pasó, ya hace tiempo, este otro meme (lo guardaba en la recámara):

- ¿Cuántas preguntas puedes contestar inteligentemente? Si consigo ser reflexiva, muchas y largas.

- Una duda. Soy una persona con muchas inquietudes y siempre he tenido muchas preguntas qué hacer.

- Una certeza. Soy lo suficientemente inteligente para conseguir todo lo que quiero. O al menos eso me dicen.

- Un color. El azul.

- Un deseo. Japón, Nueva York, Nueva Zelanda... Vamos, un billete de avión para hacer la vuelta al mundo.

- Una virtud. Sé escuchar y me gusta hacerlo.

- Una frase. "Cásate con un arqueólogo: cuanto más vieja te hagas, más encantadora te encontrará", la dijo Agatha Christie y siempre me ha hecho mucha gracia. Soy medio-arqueóloga y puedo corroborarlo ;P

- Un sueño. Tener una casa propia con una habitación para hacer una gran biblioteca. O vivir en el Reino Unido.

- Un defecto. Soy demasiado cabezota, para lo bueno y para lo malo.

- ¿Qué significados tiene para ti una hoja en blanco?
Nervios, emoción.

- Escribes por necesidad o por afición.
Por una total necesidad... además del blog, llevo un diario y de tanto en tanto, escribo cuentos.

- ¿Pones música en tu blog?
Antes sí que ponía, ahora tengo el reproductor puesto para que a quien le apetezca, lo encienda.

- ¿Eres una persona sentimental? Muchísimo, y además una nostálgica. Pero sé que a veces, puedo parecer muy cerrada.

- Si tuvieras que tener un sólo sentimiento ¿cuál sería?
Quizá la duda.

- Una pregunta.
¿Por qué no podemos ser todos un poco más valientes?

- Si desearas algo, ¿qué pedirías?
Ser un poquito menos solitaria para poder disfrutar más de la compañía.

- Cuando escribes ¿qué sientes?
Me siento libre y feliz.

- ¿Eres creyente?
Soy agnóstica, va mucho conmigo.

- Si no fueras creyente ¿en qué creerías?
En la superación personal. Todos somos capaces de luchar, no hay persona cobarde en este planeta.

- ¿Qué esperas de la vida?
Libertad, amistad, superación personal...

- Tienes un blog ¿por qué?
Por mi "adicción" a la escritura. Tenía ganas de escribir en algún lado mis opiniones sobre libros, películas, etc. aunque nadie me leyera. Y poco a poco he ido encontrando lectores que me animan con sus comentarios y que les gustan.

- ¿Crees que eres una persona a la que se le reconoce su valía?
No del todo, sobretodo porque yo misma no creo demasiado en mi. Pero voy prosperando día a día.

- ¿Qué esperas del amor?
Es muy difícil contestar a esta pregunta. He dejado de creer que hay alguien ahí para mi... sé que tendría que ser más optimista pero no puedo. Es en lo único que no soy capaz de esperar nada porque sé que nada va a llegar.

- ¿Qué le pedirías a la vida?
Nada, nunca sabes que va a llegar así que todo lo que tenga que venir, vendrá.

El premio será para las primeras 10 personas que me dejen un comentario. Igualmente el meme lo puede coger quien tenga ganas de hacerlo, ¡adelante!

Y, ya sabéis, los que lleváis más tiempo leyéndome, nunca me voy de viaje en pleno verano. Lo que hago es leer libros de viajes o libros sobre otras culturas y situaciones. Este año, el primer libro está dedicado a...

¡Corea del Norte!

Jajaja, no rechazaría una invitación para ir pero prefiero un viaje virtual e histórico. Mañana continuaré respondiendo los comentarios de las entradas anteriores, llevo mucho retraso.

jueves, 7 de julio de 2011

Jane Austen: Amor y Amistad



Desde hace tiempo tenía ganas de escribir algunas entradas contándoos como me aficioné a Jane Austen, las hermanas Brontë, Charles Dickens, vamos a la literatura inglesa en general. Siempre he tenido preferencia por el siglo XIX, tanto la época victoriana como la georgiana y la Regencia y otras muchas épocas. De momento, empezaré por la querida Jane.

Jane Austen es, quizá, mi autora preferida. Llevo leyéndola la mitad de mi vida y nunca me canso de releer sus libros, de dar vueltas y más vueltas a sus textos e incluso me gusta coleccionar libros y otros objetos relacionados con ella. En la cabecera de mi cama tengo una pequeña marioneta de Jane y en la última visita a Inglaterra biografías y puntos de libro se vinieron conmigo. Este año, con la excusa (y eso que no necesito excusas) del viaje, me lancé a releer alguna de sus obras que ya llevaba tiempo sin releer. Y una de ellas era Amor y amistad.

El ejemplar que tengo es bastante más antiguo del que aparece en la foto, es de la época en la que Alba editaba las cubiertas de una forma diferente: la imagén de la portada no la ocupa entera, sólo unos tres cuartos y en la franja que queda libre nos encontramos el logo de la editorial. Además, en aquel momento el color predominante en sus cubiertas no era el marrón dorado habitual, era un amarillo clarito. La contracubierta contiene la ficha del libro, igual que siempre. Eso sí, en amarillo. La verdad es que prefiero la edición en marrón. Llama más la atención, queda mejor en la estantería.

Amor y Amistad es uno de las primeras obras que leí de Jane Austen. Llegué a ella con trece años (¿muy jovencita, no?) y gracias a una película, igual que algunas amigas que llegaron a ella gracias a Orgullo y Prejuicio. La mía, en cambio, fue Sentido y Sensibilidad. Me atraía mucho el personaje de Marianne con toda su sensibilidad a flor de piel pero a la vez, Elinor me hacía pensar. Y de los gentlemen que corrían por la pantalla, a pesar de la edad, ya me quedaba con Alan Rickman: me indigné con Marianne y Willoughby por decir que era una persona aburrida. Y encontraba sus canas muy interesantes. En otra entrada que estoy preparando contaré más cosas de mi recorrido con Jane Austen.

Hace tiempo, hablando de mi primera lectura de Persuasión, recuerdo que coincidieron en el mismo verano. Fue también el verano de Orgullo y Prejuicio y La Abadía de Northanger. Un verano que me hizo asociar para siempre las novelas de Jane al buen tiempo, primavera y verano. Soy incapaz de leerlas en otoño o invierno. Hay otros autores que, en cambio, siempre asocio al frío: las Brontë son para el otoño o el invierno, en diciembre siempre me espera una relectura de Canción de Navidad y alguna que otra novela de Dickens, Elizabeth Gaskell es la única asociada a todas las estaciones...


En fin, pasemos al contenido de Amor y Amistad. En esta edición de Alba están la mayoría de cuentos y novelas cortas, algunas de ellas inconclusas, que escribió Jane en toda su adolescencia y juventud. Ella misma dividió estas obras en tres volúmenes y los numeró. La gran mayoría fueron escritos entre 1791 y 1793, entre sus 16 y 18 años, aunque según los expertos parece que volvió a trabajar y retocar algunos entre 1809 y 1811, justo antes de la publicación de Sentido y Sensibilidad (el título correcto en España sería Juicio y Sentimiento, que siempre me ha gustado más). Pero en el Volumen I se pueden encontrar algunos que habría escrito hacia los 13 o 14 años. Todo un ejemplo de precocidad.

Por supuesto, nunca se publicaron mientras ella vivía. Son textos muy divertidos pero destinados sobretodo a ser divertimentos para la familia y los amigos. En 1922 se publicaron una parte de ellos, los del Volumen II (los más famosos). Los textos del Volumen I no fueron publicados hasta 1933 y para el Volumen III hubo que esperar a 1951.

Todos los textos que hay en Amor y Amistad están repletos de humor, quizá más que en sus obras más conocidas. Escenas que te hacen reír a carcajadas y te hacen ver lo poco sentimental que era Jane Austen y la cantidad de ironía que desprenden sus páginas, ya desde que era una adolescente que hacía sus pinitos en el mundo de la escritura. La mayoría de personajes son exagerados pero divertidísimos.
Amor y Amistad, la más famosa de todas, no me entusiasma. Me hacen gracia los desmayos y las aventuras de Laura y Sophia pero no me acaba de entusiasmarme. Con El castillo de Lesley, Edgar y Emma o Evelyn, con esa familia tan dispuesta a vender su casa casi al primero que pasa por delante, me reí mucho. Pero si tengo que quedarme sólo con una, tengo muy buenos recuerdos de Las tres hermanas, asociados sobre todo a una lectura que le hice a mi abuela: estaba yo tan tranquila leyendo en el balcón (cuando aún no estaba a punto de morir por sobrepeso, me refiero al balcón, no a mí) y no podía parar de reír así que como siempre que algo me llama mucho la atención, tengo que contárselo a alguien. Y sólo estaba mi abuela, haciendo la comida así que acabamos las dos muertas de risa a punto de explotar. Cuando llego mi abuelo y nos preguntó, no sabíamos qué contarle, sólo nos reímos más. Ya veis, Jane Austen no sólo me ha llegado a mí sino que de tanto en tanto hace su aparición, como divertimento para toda la familia, como ella lo hacía con la suya.

martes, 5 de julio de 2011

Necesito consejos



A veces, fotografiar pies no quiere ser literal, fotografiar pies puede querer decir seguir un camino que lleve a alguna parte. Poner los pies en un camino que lleve a una encrucijada, un lugar donde puedes encontrar a alguien. No importa si esa persona o ese descubrimiento no llegan a buen puerto, te ayudan a enriquecer tu vida y tu mundo. Fotografiando pies. Con este nombre tenía que colgar algún día alguna foto de las que hago caminando. Aquí estoy caminando por Hampstead Heath, un parque enorme del norte de Londres.

El título de esta entrada podría a ser también ¡Ayuda! o ¿Qué os parece si...? Al final, he decidido titularlo "Necesito consejos" y le añado después "... para mejorar el blog". Podría poner una encuesta pero como mi barra lateral es un poco caótica prefiero colocar una pequeña entrada para que me contéis que os gusta de su aspecto, si pensáis que debería cambiar un poco su físico (vamos, si le haríais un lifting), etc. y qué haríais para mejorarlo.

Mientras tanto, este verano, además de estudiar, me dedicaré a leer, continuar aprendiendo japonés de forma autodidacta, y escribiré mucho. No sólo aquí ;) Me gustaría escaparme a algún lugar aunque fuera un día pero creo que la calor me retendrá aquí.

Llevaba ya unos cuantos días desparecida de los blogs y lo echaba de menos. He pasado un fin de semana muy interesante, rodeada de gente y ayudando a una buena amiga en un proyecto que llevaba mucho tiempo preparando, rodeada de artistas y de aficionados a los seres mágicos. Todos ellos gente muy maja. Pero tampoco han faltado los libros, las tertulias literarias... en fin, un fin de semana espectacular.



sábado, 2 de julio de 2011

Fays, I Encuentro de Seres Mágicos

Ya ha llegado Fays, el I Encuentro de Seres Mágicos que se organiza en España. Después de meses de preparación, ¡por fin ha llegado el día! ¿Se nota qué estoy emocionada? Fays es un proyecto original de una buena amiga, Noemí Risco, que ha puesto los cinco sentidos en su organización y aunque vaya muy justito me gustaría apoyarla desde aquí. El banner del festival lleva meses colgado en el blog pero como siempre con mi plantilla, corta o empequeñece todas la imágenes que coloco en la barra lateral. Para saber más, la web de Fays donde hay toda la información acerca del festival: actividades, quiénes son las organizadoras, etc.

Aquí os dejo un trailer que ha preparado uno de los artistas que estará impartiendo un taller en Fays, Raúl Guerra, una gozada visual.




Es muy tarde y tengo que irme a dormir. Hoy pasaré allí toda la mañana ayudando y colaborando en lo que buenamente pueda.

¡Buen fin de semana a tod@s!