miércoles, 30 de noviembre de 2011

Lectura conjunta. El sabor de las pepitas de manzana, Katharina Hagena





Hace poco, Carmen propuso en su blog una lectura conjunta. Decidí apuntarme por el libro (había leído el argumento en su blog) y también por probar como sería una lectura conjunta, pues es la primera que hago y, en conjunto, creo que ha sido una buena experiencia. El libro que Carmen escogió es El sabor de las pepitas de manzana de Katharina Hagena, como he puesto en el título pero, en mi caso, lo he leído en catalán y bajo el título de El gust de les llavors de poma. Dejo el título en castellano porque es así como lo habrá leído la mayoría. Eso sí, los fragmentos que he seleccionado están en catalán, advertidos quedáis.

Primero, tengo que explicaros un poco el argumento: Iris Berger, debe volver a la casa familiar, en un pequeño pueblo del norte de Alemania, para el entierro de su abuela Bertha. Sin saber por qué, Bertha dejó a Iris como heredera de la casa así que decide quedarse unos días más para decidir que hace con ella. A través de los recuerdos que le despierta la vuelta a la casa de su infancia, nos acercamos a su familia materna, la familia Lüschen: su tia abuela Anna, su abuela Bertha, su madre Christa, sus tías Inga y Harriet, y su prima Rosmarie. En estos días de dudas y reflexiones, Iris se dedica a descubrir secretos de su familia y a recordar qué era lo que atraía de aquel lugar tan alejado de su vida actual. A través de ella visitamos la casa, todas sus estancias, el gallinero, el jardín, el pueblo...

Mi clave para que un libro me guste mucho es tener ganas de leerlo y a la vez, acercarme a él sin expectativas, sin saber qué es lo que te vas a encontrar. Y debo decir que las expectativas que había en la blogosfera eran altas por lo que había leído así que, por supuesto, las mías iban muy altas y en principio esto ha sido perjudicial. Lo cierto es que me costó muchísimo meterme en el libro: lo encontraba lento y sin profundidad, una simple recopilación de momentos familiares con los que no lograba conectar. Por otro lado, Iris me caía muy mal y esa opinión continúa igual. Pero el resto de opinión ha ido cambiando a medida que iba leyendo, tanto que he leído las últimas cien páginas casi sin detenerme. El misterio relacionado con algunos de los personajes, en especial el señor Lexow o Rosmarie y Mira también contribuyeron.


De toda la novela, lo que más me ha atrapado son las descripciones, lentas, pausadas, evocadoras, de esas que tanto me gustan. Apenas hay acción de aquella que muchos esperan en un libro y quizá eso sea lo que me ha acabado conquistando. Tanto, que mientras leía este párrafo, he llegado a sentir el olor de las manzanas:

"Vam pelar totes les pomes i vam preparar-ne vint-i-tres pots de compota. No n´havia pogut treure més de pots de vidre. [...] Vam assaonar la compota amb canyella i una mica de nou moscada. Jo vaig agafar tres llavors de poma, les vaig pelar, vaig tallar-les ben petites i vaig afegir-les a la compota. L´aroma càlida, dolça i lleugerament terrosa de les pomes bullides va envair tots i cadascun dels racons de la casa, fins i tot els llits i les cortines es van embeure
d´aquell perfum. Va resultar una compota de poma extraordinària."

De los personajes, Iris es la que me ha dejado más fría a pesar de que es uno de los pocos personajes de los que vemos la evolución. Max me ha gustado más pero quizá he encontrado un poco tópica su relación. Y de la familia Lüschen, me quedo con Harriet: puede que porque me ha parecido la más sincera consigo misma de todos ellos, acaba siendo lo que siempre fue.
Otro detalle que me ha gustado es que los personajes, a pesar de que a la mayoría los conocemos como recuerdos de Iris, nunca son idealizados. Iris recuerda buenos y malos momentos y a su familia tal y como es.

De tanto en tanto, Iris recuerda su relación con la lectura. Ella es bibliotecaria pero ya no lee libros por placer, de hecho, no lee nada en absoluto. Pero sus recuerdos asociados a la lectura están, inevitablemente. relacionados con la comida:

"M´encantava llegir i mentrestant anar menjant alguna cosa, un panet rere l´altre, una galeta rere l´altra; anava combinant dolç i salat constantment. Era meravellós: històries romàntiques amb formatge gouda, novel·les d´aventures amb xocolata amb nous, tragèdies familiars amb musli, contes infantils amb llaminadures, llegendes de cavallers amb galetes de xocolata. [...] I llegiria i menjaria, i seria una pobra sirena muda o bé un petit lord, embarrancaria a una illa deserta, cavalcaria amb els cabells esvalotats sobre una torbera desolada o mataria dracs a cops d´espasa. "

En fin, a pesar de un principio que no me acabó de convencer, la historia evoluciona y al cabo de unos pocos capítulos más consiguió engancharme. La recomiendo muchísimo, en serio. Lo de Iris y la manía que le cogí desde el principio ya es otro cantar...

Y por otro lado, me ha parecido una buena experiencia participar en una lectura conjunta. Espero participar en otra pronto. Aquí os dejo la lista de bloggeros que participan en la lectura:

18 comentarios:

  1. A mí me encantó desde el principio, es cierto que el ritmo es pausado y es una sucesión de recuerdos pero me pareció maravilloso y el estilo descriptivo de la autora me cautivó
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. A mí también me costó entrar en la novela, aunque le he echado un poco la culpa al resfriado que he tenido, que no tenía la cabeza muy centrada. Pero un poquito antes de la mitad he empezado a engancharme y ya no podía dejar de leer. Me ha encantado. Y la forma de escribir de la autora me ha gustado mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Bueno tengo que decir que pese a no participar en la lectura conjunta, lo he comprado para leerlo estas navidades. Tengo muchas ganas de empezar con la novela. El título es precioso y la portada también. Estoy de acuerdo contigo y muchas veces prefiero pasar de puntillas por el argumento.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  4. Para gustos, colores. Nos viene bien todo tipo de críticas. Enriquece :)

    Le tengo muchas ganas, pero estoy con la misma ... ¡¡¡No me ha llegado el libroooo!!! Mi reseña es para el día siete y ya pasó más de una semana :___-(

    Me gusta el detalle de los recuerdos de Iris asociados a la lectura relancionándola con la comida, como la película "Un toque de canela" con los sabores y los sentimientos, jeje.

    Buena reseña.

    Saludos gatunos. Miaau!

    ResponderEliminar
  5. A mí me ha encantado el libro, a pesar del ritmo lento. Muy bonitos los fragmentos, es que con las descripciones tan buenas es imposible no oler a manzanas.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Apunto el libro... a veces pasa que hasta que te enganchas pasan páginas...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. A mí me gustó mucho desde el principio. Después de tu comentario en mi entrada creí, la verdad, que tu reseña sería muuucho más negativa.
    De acuerdo que la historia de Iris y Max es un poco típica-tópica pero... El libro, ya sabes, me parece precioso.
    Un besín,

    ResponderEliminar
  8. Que inicativa más interesante. A ver si la próxima vez de apunto.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Bueno, no todo pueden ser opiniones cien por cien positivas =)
    Le tengo muchas ganas, ayer lo tuve en la mano pero al final lo dejé en su sitio... a ver cuánto dura xD

    Besotes

    ResponderEliminar
  10. Yo me estoy animando cada vez más con las lecturas conjuntas, es una buena manera de compartir libros que te apetece leer. Este libro me llama bastante la atención, se agradece que avises que es un poquito lento, pero creo que me gustará. Por cierto, me parece preciosa la edición en catalán, menuda portada! bsos

    ResponderEliminar
  11. A mi me pareció un libro encantador, de esos que lees con ganas, disfrutándolo. Al acabarlo casi te deja regusto a manzanas.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Nunca he hecho una lectura conjunta, parece interesante... pero no se como lo llevaría, sobre todo con lo desordenada que soy!

    ResponderEliminar
  13. Coincido en que tener las expectativas altas a veces perjudica la opinión del libro.
    En mi caso, pese a todo lo bueno que había leído, era consciente de que no se trata de lo que leo habitualmente, por lo que si me ha gustado menos ha sido por encontrarlo demasiado descriptivo. He echado de menos más diálogo.
    Jajaja, a mi Iris no me disgustó, pero sí me chocaron mucho sus episodios con la ropa que se ponía.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Wow! Sois un montón!

    Ei! si haceis otra me podrás avisar?

    Por cierto, solo puedo entrar en los dos primeros enlaces de la lista. No funcionan?

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Tienes mucha razón en eso de que poner demasiadas expectativas en un libro seguramente acaba perjudicando. En cualquier caso gracias por compartir tu opinión, en muchas cosas coincidimos.
    Un beso!
    Lourdes

    ResponderEliminar
  16. A mí me ha parecido una historia preciosa, aunque lo que más destaco es que tenemos una excelente escritora en Katharina Hagena. Ya tienes un nuevo seguidor en tu blog... ;)

    ResponderEliminar
  17. Yo tenía las expectativas muy altas y, la verdad, es que me ha decepcionado. Me ha costado meterme en la acción y esperaba más miga en la historia pero, a 15 páginas del final, me temo que ya no la voy a encontrar.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Jolín, pues a mí me ha pasado exactamente lo contrario: el principio me pareció magnífico y el final me pareció una decepticón total!! Me parece que tuvo todo muy poco jugo, a pesar de que prometía mucho.
    Y bueno, a mí Iris y Max me cayeron bien, jejeje.
    En fin, ha sido una lectura conjunta muy controvertida

    ResponderEliminar