viernes, 21 de octubre de 2011

Los girasoles ciegos, Alberto Méndez

Ya sabéis que la literatura española no es lo mío y quizá os sorprenda que vaya a comentar este libro. Lo mío en la vida es sorprender a los demás... Lo cierto es que la recomendación que hizo Margari hace algún tiempo en su blog me hizo mella y a esto sumado que está en la lista de libros recomendados en el reto 2011 de los elementos químicos y a que los libros sobre guerras me interesan mucho, ahora que estoy en una etapa en la que sólo puedo leer libros cortos (de ahí la lista de libros que tengo en las lecturas actuales) hizo que me decidiera por él. Eso sí, ya tenía ganas de leerlo desde que se estrenó la película.

Alberto Méndez es el autor de estos cuatro cuentos, contados desde la perspectiva de aquellos que fueron derrotados. No me refiero a que pertenecieran al bando republicano, sino a todos aquellos a los que la guerra les robó la vida y la felicidad.

Primera derrota: 1939 o Si el corazón pensara dejaría de latir, nos cuenta la historia de Carlos Alegría, miembro del ejército nacional que cambia de bando justo al acabar la guerra. Se entrega al otro ejército como rendido, ya que después de ver todo lo que ha visto, no puede, no sabe, no quiere sentirse ganador. Se enroló en el bando nacional para defender lo que siempre había sido suyo pero esa idea le ha robado la vida.

Segunda derrota: 1940 o Manuscrito encontrado en el olvido. A pesar de que todos los cuentos de este libro son tristes y duros, he encontrado éste el más duro de todos. Lalo y Elena, un joven poeta y su compañera, huyen al exilio al acabar la guerra. Antes de llegar a su destino, Elena muere dando a luz a su hijo, que con su padre, se ve atrapado en la montaña, prácticamente sin comida. Lalo escribe un diario en el que explica con todo detalle la forma de aferrarse a la vida de su hijo a la vez que él se ve postrado por el miedo y a la vez, sus intentos desesperados de que su hijo sobreviva. Es el relato más sobrecogedor del libro y uno de los que más me han gustado.

"No es justo que comience la muerte tan temprano ahora que aún no ha habido tiempo para que la vida se diera por nacida. He dejado todo como estaba. Nadie podrá decir que he intervenido. La madre muerta, el niño agitadamente vivo y yo inmóvil por el miedo. Es gris el color de la huida y triste el rumor de la derrota".

Tercera derrota: 1941 o El idioma de los muertos. Una mentira, un día más de vida. Así es la vida de preso de Juan Senra. Durante la guerra, conoció al hijo del coronel que se encarga de postergar su segura condena a muerte. La esposa del coronel solo vive ya para saber qué fue de su hijo y él decide contarle a la mujer las buenas obras de ese hijo desaparecido, que fue ajusticiado por los republicanos. Lo cierto es que el hijo era un desaprensivo, ejecutado no por su pertenencia al bando nacional, sino por sus crímenes. ¿Algún día Juan podrá morir? Sólo hay una forma de conseguirlo...

Cuarta derrota: 1942 o Los girasoles ciegos. La última historia es la que da título al libro y nos cuenta la historia de la familia de la joven compañera del poeta que conocimos en el segundo cuento. Su padre, Ricardo, vive encerrado en casa, dentro de un armario, en pleno Madrid de la posguerra para evitar que le condenen a muerte. Su hijo y su mujer, Elena, viven en un silencio absoluto donde cualquier ruido o un mínimo indicio del padre le condenarían. Pero uno de los profesores de Lorenzo, el niño, empieza a interesarse demasiado por Elena: busca excusas para hablar con ella, se tropieza "accidentalmente" con ella, la sigue... cree estar enamorado de ella. Pero por sus palabras, pues forma parte de los tres narradores que tiene la historia, vemos que no siente amor por ella, lo que siente es lascivia. Él mismo afirma que nunca le han enseñado a diferenciar el uno de la otra. Y este acoso conduce a un trágico final...
De este cuento podría destacar muchas frases, igual que de todo el libro, pero al no subrayar mis frases favoritas de los libros, debo buscarlas una a una, haciendo una lectura rápida. Si hubiera comprado el volumen, tendría mis esquinitas dobladas pero al ser prestado...

"Recuerdo aquellos años como una inmensidad vivida en un espejo, como algo que tuve la desdicha de sufrir y observar al mismo tiempo. A este lado del espejo estaba el disimulo, lo fingido. Al otro, lo que realmente ocurría".

"Hablar siempre en voz baja es algo que, poco a poco, disuelve las palabras y reduce las conversaciones a un intercambio de gestos y miradas. El miedo, como la voz queda, desdibuja los sonidos porque el lado oscuro de las cosas sólo puede expresarse con silencio".

"Todo este juego de silencios y oscuridades estaba transido por un tercer elemento que cristalizaba cualquier situación en la que se produjera: el ruido del ascensor. Desde que se ponía en marcha hasta que llegaba a nuestro piso, el tercero, había un tiempo que todos teníamos interiorizado y perfectamente medido. Si se paraba en el segundo, o continuaba más arriba, todo seguía en el punto en que se había detenido; si se paraba en el tercero, no sólo se congelaba el tiempo sino que se petrificaba el aire hasta que oíamos un timbrazo
en cualquiera de las otras tres viviendas de nuestro rellano".

Y como no, aquí tenéis el trailer de la película. Adapta sólo la última historia aunque también aparecen en ella los protagonistas de la segunda historia. Y a su favor tiene que aparece uno de mis actores españoles favoritos, Javier Cámara, aunque, sinceramente, no soy capaz de imaginarlo en el papel que interpreta.




Siguiendo con el tema de la Guerra Civil, hay otra cosa que me gustaría comentar. Hoy mismo he visto la entrevista que les hicieron en San Sebastián a los protagonistas de La voz dormida. Como siempre, está la misma pregunta: ¿Otra película sobre la Guerra Civil? Mmmm... seguro que a los actores, directores y productores que interpretan una película sobre la Segunda Guerra Mundial o la era victoriana nunca les preguntan eso. Pero claro, España está empeñada en ser diferente y en enterrar ya su propia historia, una guerra que todavía está abierta porque hay muchos que ni siquiera pueden enterrar a sus muertos. Películas como La voz dormida (no he leído el libro) o como la de Los girasoles ciegos son absolutamente necesarias. Que hay muchos que creen que Franco ganó unas elecciones.

11 comentarios:

  1. Yo también leí la reseña de Margari y me gustó mucho, era un libro en el que no me había fijado pero con su reseña y la tuya quizás me anime a leerlo, parece interesante
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Pues muy interesante todo tu comentario. Parece un libro muy bueno por tus comentarios.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me alegra que te haya gustado el libro. Y magníficos todos los párrafos que has citado. A mí me pasó lo mismo. Como el libro era de la biblio, no podía subrayarlo, pero si hubiera sido mío, creo que lo difícil hubiera sido encontrar algún fragmento sin subrayar. Increíble este libro. De los que sé a ciencia cierta que volveré a leer, porque merece mucho la pena. Extraordinaria la reseña que has hecho.
    Besotes!!!
    PD. ¡Y gracias por mencionarme!!!

    ResponderEliminar
  4. ja ja ja me ha gustado tu comentario final, tienes razón, yo tb alucino cuando la gente dice ¡otra peli de la guerra civil! Yo tampoco soy muy de literatura española, pero este libro me interesa y la peli tb, llevo tiempo queriendo leer-verlos pero aún no he encontrado el momento. Bsos

    ResponderEliminar
  5. Buenísimo el párrafo con el que cierras la reseña!!!
    El libro me gustó mucho, aunque como dices, es muy duro =)

    La peli está recomendadísima!!!
    La disfruté un montón, aparte, están varios de mis actores españoles favoritos =) (y confieso que lloré una barbaridad en el final)

    Buena reseña!

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Pues te recomiendo que leas el libro, era de mi amiga Dulce Chacón que en paz descanse, una gran escritora, estaría muy orgullosa si hubiese podido ver su libro llevado al cine, y lo peor es que ha perdido contra pan negro (catalana) para representar a España en Hollywood.... Su hermana Inma Chacón acaba de recibir el premio Finalista del Premio Planeta, quizás el galardón más importante en España por Tiempo de arena, a la que hago referencia en mi penúltima entrada en el Jardín...
    http://caridad65.blogspot.com/2011/10/premio-con-otono-seco-bipolar.html
    Muchos besos y una entrada perfecta!!!

    ResponderEliminar
  7. MariCari: Pa negre es una buenísima película también, no hay que menospreciar a ninguna. Y además sobre la Guerra Civil y sus consecuencias. Lo que es cierto es que la Academia se ha arriesgado enviándola porque no todo puede ser Almodóvar (que sería la carta ganadora en este caso). Y he pronunciado el nombre en catalán porque es el título original, no solo por ser catalana :)
    El libro lo leeré pero no ahora. Me lo reservo para más adelante ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Éste es un libro que leí hace un tiempo y que me encantó lo bien escrito que estaba. Yo lo recomiendo a pesar de lo trillado que está el tema, por ser buena literatura.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. La literatura española tampoco es mi fuerte y mi poco conocimiento sobre la guerra civil no ayudaría tampoco a leer este libro.
    Pero parece bueno, al menos por tu comentario.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Efectivamente Little no entiendo por qué han menospreciado La película de Benito Zambrano. Saludos,

    ResponderEliminar
  11. El libro lo leí hace tiempo y me gustó (la película nada, por cierto). Y sí, para mí sí son necesarios libros y películas sobre la guerra civil española; yo no quiero olvidar ni creo que debamos.

    El eterno debate ...

    Por cierto, la película "La voz dormida" es un peliculón; si vais a ir a verla llevad pañuelitos de papel ...

    bsos!

    ResponderEliminar