viernes, 14 de octubre de 2011

Costumbres lectoras


Después de la cantidad de respuestas sobre la opción bibliotecas / librerías que puse en la entrada anterior, he decidido repescar una entrada de esas que tenía a medias en las entradas. No se refiere en particular a ese tema, sino a las costumbres que tengo como lectora pero incluyo ahora mis costumbres sobre librerías o bibliotecas.

Normalmente, soy más de librerías que de bibliotecas aunque funciono por etapas. Ahora mismo estoy atravesando una de ellas en las que me paso el día metida en una biblioteca, no solo leyendo sino aprendiendo mucho más del funcionamiento (que no estudiando, con lo que me gustan los libros, entrar en una biblioteca a estudiar se me hace muy duro. No puedo dejar de pensar en los tesoros que hay en las estanterías y soy incapaz de concentrarme). Soy de aquellas que escogen una butaca, cogen un libro de la estantería y ¡a leer! Claro, que esto no puedo hacerlo siempre, sólo cuando tengo tiempo. O quizá cuando es un libro que vas a leer de una sentada y que quizá no valga la pena llevar a casa. Igual que comentaba Laura, bastantes libros de historia los saco de las bibliotecas puesto que, como todos los libros especializados, son bastante caros y muchos no se editan en bolsillo. Podría hacer una lista enorme con todos los libros que he leído así.

Por otro lado, soy muy aficionada a las librerías. Vivo en una ciudad muy grande así que no tengo demasiados problemas a la hora de localizar librerías y prefiero las librerías más pequeñas a comprar en Fnac, por ejemplo. Pero visito bastante Casa del Libro, donde de vez en cuando encuentro sorpresas escondidas en sus estanterías. Eso sí, si tengo que escoger librerías me quedo con La Central, por donde paso inevitablemente, al menos dos veces al mes, o Laie, que poco a poco, se va abriendo un hueco en mi corazón de lectora. Generalmente compro libros de segunda mano en inglés (en Barcelona hay una librería estupenda para este tipo de libros, Hibernian Books) y amplio mis colecciones de literatura inglesa, norteamericana, francesa o clásicos, que me gustan mucho. Me cuesta mucho leer bestsellers o literatura actual pero de vez en cuando, me tiro a la piscina sin pensarlo mucho.

Eso sí, no suelo comprar por Internet libros en castellano o catalán. Todavía no he mirado Amazon.es por la simple razón de que si compro online, suelo comprar literatura en inglés.
Tapa dura, rústica, bolsillo... no me importa. Siempre acabo con el que tenga la portada más bonita, seré superficial... Y releo bastante, ya lo expliqué aquí.

Un detalle que me gustaría comentar y por el que nadie me ha preguntado nunca es por la larga lista de libros que estoy leyendo actualmente, que coloco en la columna de la derecha. La razón es muy sencilla: soy incapaz de leer un solo libro, siempre tengo que tener varios empezados. Solamente si es un libro que atrapa mi atención hasta límites insospechados seré capaz de hacerlo. Tengo libros para leer en voz alta, para leer antes de dormir y para leer en el transporte público que, no necesariamente, suelen ser los más finitos o los de bolsillo. Creo que durante una temporada anduve con un ejemplar de Casa desolada en el bolso (más de mil páginas)...

Intento leer en todos los idiomas que hablo: catalán, castellano, inglés. Recientemente, he descubierto que entiendo lo suficiente de francés como para ver una película o leer un libro (ojo, con vocabulario sencillo). Quizá un día sepa suficiente italiano, alemán, ruso y japonés para leer en esos idiomas. Pero de momento me conformo.

He colocado el catalán en primer lugar puesto que es prácticamente mi lengua materna. Fui criada de una forma totalmente bilingüe y estoy muy orgullosa. Mis primeras lecturas fueron en catalán y sigo leyendo muchísimo en esta lengua. Vamos, que si encuentro una novela que me llama la atención en los dos idiomas, me decantaré antes por leerla en catalán que en castellano. Con algunas he acertado de lleno (Brooklyn de Colm Toibin) y otras han sido desastres (El amante, de Marguerite Duras) pero nunca he tenido miedo a leer un texto en otro idioma ni siquiera si no lo domino del todo. Total, cuando empecé a leer en inglés, ni siquiera había llegado a 3º y desde el primer momento, leí libros históricos, de crítica literaria y literatura infantil y juvenil que era muy difícil que se publicara aquí.

Si hablamos del interior de los libros, en los míos podéis encontrar de todo: utilizo cualquier cosa como punto de libro: tarjetas de transporte público, billetes de tren, postales, tickets de compra y como no, puntos de libro, que colecciono. Tengo muchos promocionales pero de tanto en tanto, me gusta darme algún capricho y comprar algunos especiales. Y a veces, solo a veces, suele coincidir el punto de libro con la lectura. Lo malo es que muchos se quedan en el interior de los libros porque no me acuerdo de sacarlos y me olvido después donde están. En fin... mala memoria.

Colecciono imágenes relacionadas con la lectura: cuadros, personajes importantes... En fin, aquí tenéis una de ellas.



Algún día volveré a explicaros detalles de mi experiencia con los libros. Mientras tanto, ¿por qué no os animáis a hacerme alguna pregunta?

P.D. El duende cargado de libros de Addicted to Books ya lo he puesto en alguna otra ocasión pertenece a una de mis chapas favoritas que me regaló una amiga hace ya años. Soy incapaz de hacer una foto en la que se vea bien así que he colocado la imagen.

La fotografía de Audrey Hepburn la he extraído de la web del fotográfo Leo Fuchs. Está tomada durante el rodaje de "The Nun´s Story" (Historia de una monja) en 1958.

11 comentarios:

  1. Qué entrada más interesante! a mí me gusta mucho ir a la biblio aunque ahora tengo tanto pendiente que me he prohibido pasar por allí y a la librería suelo ir cuando quiero algo concreto, por internet no he probado a comprar libros aún. Respecto de la lectura tengo la costumbre de no leer más de un libro a la vez, me da la sensación de que me voy a leer con los argumentos o que alguno se quedará aparcado sin leer y utilizo siempre el mismo marcapáginas. Esas son mis costumbres lectoras.
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado esta entrada y poderte conocer más como lectora, coincidimos en muchas cosas como en utilizar cualquier cosa como punto de lectura si no tienes un marcapáginas a mano, y luego perder ese marcapáginas tan bonito dentro de un libro porque lo olvidas. Yo suelo ir mucho a la biblioteca, aunque tb compro en tiendas, en mi caso mucho en Fnac por los precios que tiene. Tengo que animarme más a leer en inglés que como dices, es cuestión de ponerse y perder la pereza. en internet no he comprado aún libros y lo de leer varios a la vez es una costumbre muy mala que tengo y que ya no puedo quitarme. Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. Ah! una biblioteca llena de libros, ah! una librería llena de libros,
    ah! una cabeza llena de libros... ¿Dónde hay que firmar?
    Bss, y que leas mucho este finde!!

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado lo que explicas sobre tus costumbres lectoras. Coincido contigo en bastantes cosas, también colecciono puntos de libro (afición que inicié cuando trabajaba en una librería), mi lista de libros pendientes de leer no para de crecer, supongo que todo es cuestión de organizarse bien el tiempo. De algunos libros leo fragmentos, si me engancha lo leo todo pero sino, paso al siguiente libro de la lista.
    Como veo que te gusta la literatura inglesa, te recomiendo la exhaustiva biografía que Lyndall Gordon escribió de Charlotte Brönte,la leí hace poco y me pareció extraordinaria.

    ResponderEliminar
  5. Yo apenas si domino el castellano, así que jamás me he atrevido a leer en otros idiomas.
    Pero recientemente he adquirido mi primer ejemplar en inglés que no sé cuándo leeré.

    Una suerte de disponer grandes y variadas librerías, por acá no pasamos la decena y bastantes pobres en cuanto a cantidad y calidad.

    Yo suelo doblar la punta de las páginas del libro donde encontré una frase que me gustó. Hacés lo mismo?

    ResponderEliminar
  6. Me ha parecido una entrada la mar de interesante.
    Y curiosísimo lo de coleccionar imágenes de ese tipo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Eres toda una lectora...y me parece muy bien! La lectura nos transporta para todas partes!
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Bueno, ya te comenté que soy más de librerías. Me encanta pasar por ellas y ver los estantes llenos y ver por qué tipo de literatura se decanta la gente. Haces bien en leer en todas las lenguas en las que puedas, si son 3, mejor que 2.
    Por Internet suelo pedir bastante también...
    Muy interesantes son estas entradas.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  9. Me encanta conocer los hábitos lectores de la gente, así que esta entrada me ha parecido genial.

    Yo, por ejemplo, soy de libro único...

    ResponderEliminar
  10. Y leyendo inglés ¿prefieres traducciones o originales? Yo procuro, si es posible, leer el original, si no, me pasa como a ti y no se si escoger entre catalán o castellano.

    ResponderEliminar