miércoles, 23 de febrero de 2011

Esto es Nueva York, E.B. White

web de Francesco Parisi

Y llegó la reseña del primer libro del año. Neoyoquino, para más señas. Si recordaís las felicitaciones navideñas que puse, os haréis una idea. Lecturas como éstas me ayudan a seguir soñando, ya que en estos momentos no puedo coger un avión ni siquiera un tren.

Primero de todo, hay que seguir un pequeño consejo. Dadle al play. Puede parecer muy tópico pero el mensaje que da la canción es muy parecido al del libro que voy a comentar.




Cuando me encontré con él en la biblioteca, no conocía al autor, simplemente me dejé seducir por el título: Esto es Nueva York. Después caí en que era el autor de Stuart Little y de un libro que he descubierto muy recientemente, La telaraña de Carlota. Además, de sus aventuras con libros infantiles, fue uno de los colaboradores más importantes de la revista New Yorker.
E.B. White llegó a Nueva York durante los años 20 decidido, como muchos de los que pisan la ciudad por primera vez, a cumplir un sueño. Coincidió justo con la época en que Dorothy Parker y su círculo vicioso pasaban las horas en el Algernon, grupo del que se hizo amigo.

En la década de 1940, justo en la postguerra, volvió a la ciudad desde su retiro en Maine para escribir un reportaje para la revista Holiday sobre cómo había cambiado Nueva York. En aquel momento en la ciudad están en plena ola de calor veraniega. Es lo único que no me apeteció seguir al pie de la letra: mejor leerlo en invierno, al calor de la mantita que no en verano, donde las temperaturas por aquí son más altas que las que White menciona. En sólo 60 páginas, nos lleva a Nueva York y recorriendo algunos de sus rincones más famosos y otros que no lo son tanto, además de descubrir poco a poco a sus habitantes, incluidos aquellos que hacen como Don Draper: levantarse cada mañana e ir en tren a la ciudad a trabajar mientras que al atardecer realizan el proceso contrario, desandar lo andado. Para él, los mejores son aquellos que han llegado a Nueva York y que tenían como meta vivir allí, son aquellos que la revitalizan día a día.

Leyendo un artículo que aparece en la revista Altaïr dedicada a la ciudad, menciona Llibert Ferri que, justo en 1947, el año en que fue escrito, Nueva York se había convertido en el faro de la esperanza de la civilización occidental. Las ciudades europeas estaban prácticamente en ruinas, intentando recuperarse de una guerra que las había destruido casi en su totalidad. White ve la ciudad en el proceso que la convertiría en la gran capital que es ahora, una ciudad llena de publicidad, de luces de neón... y no le gusta. Roger Angell, autor de la introducción y editor en aquellos momentos de la revista Holiday, donde se publicó originalmente, piensa que si White pudiera volver a visitar la ciudad ahora, quedaría horrorizado por cómo ha seguido evolucionando aunque, eso sí, seguiría encontrando lugares como Central Park que le gustarían.

Después de leerlo, estoy convencida de que deseo ir a Nueva York cuanto antes.


Acabo con una imagen de "Un día en Nueva York", una película de Gene Kelly, con quien pasé horas y horas delante de la televisión de niña y que hizo lo que pudo (metafóricamente) para enseñarme a bailar. Como decían en la canción, "New York, New York is a wonderful town".

P.D. Si quereís ver más fotos de la época, en la revista Life tienen un enorme archivo. Buscad New York en Life.com

24 comentarios:

  1. Oh, New York... es una de mis viajes pendientes... Quizá algun dia se nos haga realidad...
    Me ha encantado la entrada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Misterios sin resolver: creo que tuve este libro en las manos en todas y cada una de las librerías a las que entramos en NY (unas cuantas) el verano pasada. ¿Por qué no lo compré en ninguna de ellas? Ni idea...

    Y ahora tú con tu entrada me has hecho que me arrepienta más aun.

    Seguro que tarde o temprano te plantas en NY. Lo más difícil no es ir, lo más difícil es volver ;)

    ResponderEliminar
  3. Desde luego, hay que ir a NY ( una vez al año, si es posible). De momento, me apunto el libro, que acabo de terminar Brooklyn y me ha encantado.
    Curiosamente, yo era más de Fred Astaire...^_^

    ResponderEliminar
  4. Hace tiempo que sueño con ese viaje, creo que será mi primer viaje "caro", seguro...Woody Allen, Holden Caulfield, Paul Auster, y por qué no, las chicas de Sex and the City... miles de páginas y miles de horas de cine nos obligan: ¡hay que ir!

    ResponderEliminar
  5. Otra candidata que sueña con N. York... espero ir pronto y disfrutarlo, de momento, tomo nota de la lectura,

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Cristina lo ha dicho perfectamente. Agarraté. Cuando vayas te verás "drogada" y tendrás que volver. Muchas veces. Aunque creo que ninguno de mis viajes a New York será como el primero...

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante tu comentario del libro, aunque , no se porque, no me atrae visitar esta ciudad... me alejo de los ruidos ahora....me gusta más la tranquilidad, pero quizá sea por la edad, no?
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. New York tiene ese aire cosmopolita que tienta conocerla.
    La época de los años 40 me gusta mucho, en especial la moda femenina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Yo estuve en NY en el 92 y me quedé maravillado. Nunca olvidaré ese viaje. Ahora sueño con volver con Ángeles pues a ella le haría uan tremenda ilusión conocerla juntos. Me apunto el libro.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Qué ganas me has dado con tu reseña de poder ir a NY algún día, bueno, como si no tuviera ganas ya. Creo que es te libro puede ser un aperitivo perfecto hasta que podamos ir. Un besazo

    ResponderEliminar
  11. NY se hace irresistible sin ninguna duda. No dejes de soñar, seguro que algún día consigues hacer ese viaje.
    He puesto la canción un par de veces, siempre me gustará.
    Un beso. :-)

    ResponderEliminar
  12. Guacimara: Pues sí. Si no, nos vamos las dos para allá, claro que no sería un fin de semana ;)
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Cristina: Aunque lo cogí de la biblioteca, me imagino que es fácil de encontrar. Anímate.
    En casa no les hace gracia Nueva York pero me imagino que acabaré convenciendo a alguien...

    ResponderEliminar
  14. Samedí: Ya verás como éste no te dura ni una hora en las manos ;)
    Lo mío con Gene Kelly es una historia de amor de larga duración. Fred Astaire nunca me ha convencido.

    ResponderEliminar
  15. Valeria: Yo también creo que será mi primer viaje a otro continente (o éste o Japón) y espero que sea muy pronto. Como mínimo, en el 2012...
    ¡Felicidades por tu embarazo!, lo he leído en el blog de Patricia.

    ResponderEliminar
  16. Laura: Nada, hay que ir ya. Y seguro que lo disfrutarás.

    ResponderEliminar
  17. Oscar: Ya tengo una ciudad que me ha embrujado y a la que tengo que volver cada año, parece. No sé que haré con dos ;)

    ResponderEliminar
  18. Eliane: He tenido épocas en las que viajar no me atraía nada y otras en las que no pararía en casa, como el año pasado. Cuando te alcance, ya te contaré que me parece ;)
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  19. Luciana: Los años 40 me parecen una época muy interesante, en Nueva York especialmente y después de la guerra en particular. Tengo ganas de leer más sobre el tema.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Enrique: Angeles y tú tenéis que hacer ya ese viaje. El libro es una pequeña joyita, ya lo verás.

    ResponderEliminar
  21. Carol: Me parece que tendremos que hacer un grupo, todos los que estamos deseando ir y montarnos un viaje ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Patricia: La canción es un clásico en estado puro y siempre que pienso en la ciudad me viene a los labios. Me hace seguir soñando (espero que no por mucho tiempo).
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Una entrada estupenda, me apunto el libro y sigo esperando el viaje.
    Siempre imagino que voy para celebrar algo, pero tiene que ser algo sonado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Antonia: ¿Qué tal un año redondo o un aniversario especial o simplemente por ir a un lugar con el que sueñas desde hace mucho tiempo? Hay muchas posibilidades...
    Besos

    ResponderEliminar