lunes, 29 de noviembre de 2010

Reading now...




Como si mañana mismo se acabará el mundo (casualmente es de lo que va este manga). Y este sólo es el primer número...

P.D. Entre hoy y mañana responderé a todos los comentarios de la entrada de Brooklyn, que ha tenido mucho éxito. Gracias a todos.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Brooklyn, Colm Toíbín



Cada vez que cojo un tren o un avión, que voy a una ciudad lejana, tengo la regla no escrita de empezar un libro. Da igual que no haya acabado el anterior, tengo que llevar un libro que sea capaz de disfrutar durante el viaje. Así que para el viaje en AVE a Madrid, llevé conmigo una novela donde la protagonista realiza un viaje en barco que cambiará su vida para siempre. Brooklyn, de Colm Toíbin.

La primera vez que oí hablar de Brooklyn fue, como no, en el blog de Cristina. Me gustó lo que explicaba pero decidí esperarme a leerlo una vez estuviera traducido y aproveché que apareció también la traducción al catalán, espléndida, de Ferran Ràfols para adentrarme en la vida de Eilis Lacey, una chica irlandesa que ha vivido toda su vida en un pequeño pueblo, es enviada a trabajar a Brooklyn. Sin tener prácticamente ninguna experiencia de la vida, llega a una ciudad desconocida que implica un cambio increíble en ella: pasar de vivir en un pueblecito donde todo el mundo te conoce a tí y a tu familia y donde no tiene ningún futuro a vivir en un barrio enorme de una de las ciudades más grandes del mundo. Gracias a la ayuda del padre Flood, un amigo de su hermana Rose, quien le encuentra un trabajo en la sección de moda de unos grandes almacenes y le busca un lugar donde vivir. Conocemos Brooklyn y el mundo que la rodea únicamente a través de sus ojos, de modo que somos capaces de visualizar el modo de pensar de la época.

Y ahora quiero comentar un poco mi experiencia personal con la historia de Eilis, que a veces en mis reseñas queda un poco olvidada: sobretodo en la tercera parte, donde se ve obligada a regresar a Irlanda por circunstancias de las que no voy a decir nada, no fui capaz de comprenderla. ¿Por qué se comporta de esa manera? Después de acabar la lectura, durante unos días fui incapaz de continuar con ninguna otra, el tema continuaba dando vueltas en mi cabeza. Finalmente, llegué una conclusión. Si alguien más se anima a leerla o ya la ha leído y le apetece, podríamos debatir el tema.

Un detalle que me ha hecho mucha gracia sobre el autor: Toíbín vivió muchos años en Barcelona y tiene una casa en el Pirineo catalán, también habla catalán sin demasiado esfuerzo. Lo demostró en L´hora del lector, un programa semanal de TV3 donde fue a presentar su libro. Aquí tenéis el enlace (no me deja colgar el video directamente).

viernes, 19 de noviembre de 2010

Nat i el secret de l´Esperança, Rebecca Dautremer

¿Conocéis a Rebecca Dautremer? Seguramente habréis visto alguna de sus ilustraciones, reconocéis su estilo enseguida. Aquí cuelgo algunas muestras.






Hoy mismo he podido disfrutar de su nuevo libro, otra joyita de las que nos regala cada cierto tiempo. Se titula Nat i el secret de l´Esperança (Nat y el secreto de Eleonora en castellano). Si os gustan los libros y el mundo de los cuentos además de sus ilustraciones todavía mejor. He leído varias de sus historias y me fascinan por la expresividad de los dibujos y los colores. Debo decir, ante todo, que ella sólo es la ilustradora y la autora del texto es Anik Le Ray.

Nat y su familia van, como cada verano, a una enorme casa en Kérity, en la costa de Bretaña. Allí vive su abuela Esperança, quien suele leerle cuentos a Nat. Pero este verano es triste: Esperança ha muerto y su voz ya no estará allí para descubrirle el mundo de los libros. En sus últimas voluntades le deja a Angélica, la hermana mayor de Nat, una muñeca rusa y a él la llave de una habitación, la de su enorme biblioteca que tendrá que proteger.

Normalmente de Rebecca recordamos sus rojos pero aquí las ilustraciones tiran más hacia los marrones y los ocres, dan mucha calidez a los interiores en los que se desarrolla la historia.

Por cierto, de la historia se ha hecho ya una película, Kérity, la maison des contes. Aquí os dejo con el trailer, narrado por la mismísima Jeanne Moureu.


jueves, 11 de noviembre de 2010

Amapolas para el recuerdo


El día 11 de noviembre se celebra en el Reino Unido el Poppy Day, donde se recuerda a todas las víctimas de la Primera Guerra Mundial aunque se ha acabado extendiendo a las víctimas de las guerras, tanto a los muertos como a los que pudieron regresar con vida. La fecha coincide con el Día del Armisticio (Remembrance Day), el 11 de noviembre de 1918, fin de la Primera Guerra Mundial. Desde hace unos días, se puede ver a muchos británicos luciendo una flor roja en la solapa. Esta flor roja es una amapola puesto que era la flor que crecía en el norte de Francia y Bélgica, países donde se concentraron la gran mayoría de campos de batalla del Frente Occidental.


Aquí os dejo con algunas fotos que hice en el viaje de Londres de marzo en el Brompton Cementery (las palomas ya no respetan ni a los caídos en el frente) y con un fragmento del final de la serie Blackadder en que también aparece un homenaje.





P.D. En un par de días tendré colgada la crónica del viaje a Madrid y Alcalá. Paciencia...