lunes, 2 de agosto de 2010

"Cròniques de la veritat oculta", Pere Calders


Volver a Pere Calders es ya un clásico en la vida. Cada cierto tiempo me apetece leer o releer sus cuentos de modo que bajo todos los volúmenes que tengo de la estantería y empiezo otra vez.

Pere Calders
es un clásico de la literatura fantástica catalana y a la vez, es un desconocido fuera de aquí. Es una pena porque muchos de sus relatos se pueden comparar a los de los mismísmos Kafka o Poe. En La Metamorfosis el protagonista se convierte un día, sin comerlo ni beberlo, en un escarabajo pelotero. Al protagonista de "La ratlla i el desig" (La raya y el deseo) pide un deseo a una estrella y de repente todo su mundo se desmonta cuando su casa aparece en un lugar donde no debería estar.

Siempre que llego a mi casa, un edificio antiguo típico de Barcelona, recuerdo el cuento "Coses de la providència" (Cosas de la providencia). Intento imaginar que haría si me ocurriera lo mismo. Allí el protagonista se deja las llaves en casa y al volver, descubre que su casa ya no es "su" casa. Imaginad que un día al llegar a casa os encontráis a alguien que dice vivir en ella desde hace muchos años...

Los cuentos de Calders son así: sencillos, donde la normalidad es absoluta y de repente, sucede un hecho extraño que pone el mundo de sus protagonistas patas arriba. Todavía tengo pendientes muchas obras suyas que, por suerte, están recopiladas en Tots els Contes (Todos los cuentos), muy fácil de encontrar. Si quisiera leer sus cuentos en castellano, supongo que será relativamente fácil leer Ruleta Rusa y otros cuentos, donde se pueden encontrar una recopilación de varios de sus libros de cuentos. Y Aquí descansa Nevares, publicado por FCE, una de sus novelas escritas durante su exilio mexicano.

Y también tengo pendiente ver Antaviana, la obra de teatro que representaron Dagoll Dagom en 1977 a partir de varios de sus relatos, entre ellos algunos de los que contienen las Cròniques. En Internet está todo, sí señor, incluso obras de teatro catalanas de la Transición. Qué suerte. Siempre me quedará Calders.

P.D. Es imposible encontrar en youtube fragmentos de la primera adaptación de la obra así que aquí os dejo el Hedera Hèlix con Francesc Orella. No he encontrado ningún dato de cuando se hizo.



P.P.D. En el segundo link bajo el nombre de Pere Calders hay también una pequeña selección de algunos de los cuentos de las Cròniques.

8 comentarios:

  1. Jajajajaja! Leí sus cuentos en el instuto y allí también vi una representación de Antaviana que hizo el grupo de teatro del instituto, bastante bueno. Aunque guardo un recurdo muy difuminado de ellos... quizá necesite releerlo algún día.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. A Manuel le gusta este autor pero yo, pese a tener algunos de sus libros por casa, me temo que (¿aún?) no he leído nada suyo.

    Lo que me encanta son estas ediciones catalanas con la portada de la hoja y los colores que cambian. Un poco Penguin.

    ResponderEliminar
  3. La verdad que debe ser como comentás, por acá no se lo conoce, o seré yo la ignorante?
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No conozco nada de este autor que es muy vuestro! Suena interesante lo que comentas!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Hola,
    Siempre descubro nuevos autores contigo, aunque no sé de qué ese nombre me sigue sonando.
    Parecen historias originales, con eso del escarabajo y con lo del cambio de vida. Imagino que ahora estarás inmersa en esas historias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Si pases pel meu blog trobaràs un regalet per tu!
    Un petonàs!

    ResponderEliminar
  7. Ya me lo anoto. No lo conocía. es la primera vez que entro a tu blog, pero me gustó mucho y pese a que muchos de los libros que comentás no los he leído, creo que podría beneficiarme mucho de tus recomendaciones!!! felicitaciones y saludos

    ResponderEliminar
  8. Guacimara: Los cuentos son tan cortitos que algunos se reducen a pequeñas anecdótas, a la que te despistas ya has leído más de dos y de tres. Petonets

    Cristina: Esta no es la edición que tengo, pero como la mía también es antigua me he decantado por esta. Prueba con Calders, son cuentos muy cortos y siempre va bien para ir practicando catalán ;)

    Luciana, Eliane: La verdad es que aquí es bastante conocido, en parte gracias a la obra Antaviana pero a nivel español es bastante desconocido. Lo más probable es que a Argentina no haya llegado y es una pena.

    Patricia: Ya he acabado de leer todo el libro y me he quedado con ganas de más. Quizá me acerque a la librería a buscar más el Tots els contes ;) tengo que controlarme.

    Guacimara: Moltes mercès!

    Lectora Ominivora: ¡Bienvenida! He estado dando una vueltecita por tu blog y creo que será un intercambio mutuo.

    Muchos besos para todas.

    ResponderEliminar