viernes, 11 de junio de 2010

De regreso a la corte Tudor (1ª parte)

Cada ser humano pasa por fases y más fases a lo largo de su vida. Ahora mi fase pasa por el siglo XVI, pero no por el reinado de la reina Isabel (algo más típico) sino por el de su padre, el temible Enrique VIII, más conocido por ser el personaje más parecido a Barbazul de la historia que por los logros de su gobierno.




Vi la primera temporada de la serie hace unos tres años cuando comenzó y con un par de amigas comíamos en el bar de la facultad y comentabamos los capítulos. El ansía desapareció al acabar la primera temporada y nos concentramos en Lost. Y no habíamos vuelto a ver ni un capítulo, que raro.

Después del final de Lost (por cierto, me gustó y ya me lo esperaba, lo que pasa es que imaginaba más sangre, qué violenta soy) ya había elegido una serie que me endulzara los días. Lo que pasa es que, desde que empecé a verla, me ha poseído un espíritu renacentista que no consigo apagar. Serie: The Tudors (Los Tudor). El espíritu me obliga a leer sobre Catalina de Aragón, Ana Bolena, Jane Seymour, Ana de Cleves, Katherine Howard y Catherine Parr, además de la corte renacentista inglesa como si me faltara el aire. Incluso hice un pase de ejecuciones al estilo Tudor (gracias a youtube), que me horrorizó y me llevo a las lágrimas a partes iguales. Tranquilos, no voy a poner enlaces.

The Tudors es una serie histórica y al estar ambientada en el siglo XVI, no se corresponde con las imágenes típicas que tenemos de Inglaterra. Olvidaos de la educación victoriana o de la etapa de la regencia, a principios del siglo XVI todo era más oscuro y más triste, Inglaterra acababa de salir de un período de largos años de guerra civil entre sus dirigentes y la nobleza, hasta que Enrique VII ganó la batalla de Bosworth Fields y se coronó rey en 1485. Enrique VIII era hijo de Enrique y en cualquier película, biografía o serie se puede observar todavía la inestabilidad que estaba presente: si el rey no tenía hijos varones, todo el trabajo que había realizado su padre por restaurar la estabilidad en Inglaterra sería en vano. De ahí la obsesión del hombre por tener hijos. También es muy obvio que la visión de Enrique intepretado por Jonathan Rhys-Meyers no se parece en nada a la tradicional pero tengo que decir que en su juventud Enrique se parecía más a un hombre atractivo que no al final de sus días: a los 18 años, cuando subió al trono, cazaba, hacía deporte, componía música (de hecho, se cree que una de las canciones tradicionales más conocidas, Greensleves, la compuso al cortejar a Ana Bolena y en la propia serie, aparece en un baile celebrado durante el proceso de divorcio). Al envejecer, los excesos le hicieron padecer de gota, de obesidad, etc.





Además he unido esta pasión a los libros: desde hace tiempo tenía ganas de releer Las seis esposas de Enrique VIII, una biografía y retrato de la corte inglesa de la época, escrito por Antonia Fraser. Aquí Enrique no es demasiado importante, sólo es una forma de unir a estas seis mujeres ya que ellas mismas no tenían demasiado en común. Comienza con el nacimiento de Catalina de Aragón en 1486 y acaba con la muerte de Catherine Parr.
Lo que me hace gracia y me ayuda a contextualizar mejor lo que veo en la serie es que actualmente voy casi por el mismo punto: el proceso de divorcio de Catalina de Aragón y Ana Bolena. Así que lo que veo en la serie, al día siguiente lo leo en la biografía y obtengo la versión real.

Además hago búsquedas intensivas por Internet en busca de biografías y comentarios sobre la época. Este mismo lunes encontré en La Central The Lady in the Tower de Alison Weir y me lo llevé para casa. Creo que no me puedo resistir a un libro sobre una de mis reinas favoritas.

Para abrir boca, cuelgo los créditos iniciales de la primera temporada. En las siguientes van desapareciendo personajes y se van uniendo nuevos. Este es el original con el rey Enrique (Rhys-Meyers), el cardenal Wolsey (Sam Neil), Ana Bolena (Natalie Dormer), Catalina de Aragón (Maria Doyle Kannedy) y Thomas More (Jeremy Northam), entre otros.




P.D. A ver si alguien adivina quienes son mis favoritas entre las seis. Una es muy típica y la otra no. Una pista: también hay otra a la que admiro mucho cuyo nombre empieza por C. En la siguente entrada explicaré los motivos y continuaré hablando una por una de ellas, excepto por Catalina (la reina abandonada) y Ana, no se sabe casi nada de ellas.

P.P.D. A la quinta reina, Katherine Howard, la interpreta una actriz que seguro que será conocida por las fans de Matthew MacFadyen. Mr. Darcy, ve y llevatela a Pemberley otra vez que está muy despendolada.

12 comentarios:

  1. Sí, muchas historias, sobre todo de tipo literario y cinematográfico, terminan por tergiversar la Historia, creando estereotipos falsos.

    De esa serie, me encantan Sam Neill y Jerermy Northam (otro viejo conocido para las austenitas cinéfilas).

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Vi el primer capítulo hace unos meses, pero no me enganchó mucho... veré un par más a ver que tal.

    ResponderEliminar
  3. No soy una ultra fan de la serie, pero lo que he visto me ha entretenido.
    En una época de mi vida, me leí todo lo que encontré sobre este personaje y sus esposas.
    Como Fernando, me gustó mucho Jeremy Northam como Thomas Moro.
    Tamzin Merchant, ex Georgiana Darcy, ahora como Catherine Howard.
    Si bien JRM es muy sexy, me quedo con Henry Cavill.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Yo también estoy enganchada a Los Tudor. A ver si empiezo con la segunda temporada... :)

    ResponderEliminar
  5. Yo también pasé por una fase Tudor hace unos años (muy recomendable: la biografía de Isabel I de David Starkey) por eso curioseé sobre esta serie cuando me enteré de que existía pero lo que vi no me enganchó nada. En cualquier caso es una época interesantísima.

    Por otra parte, ojo con Alison Weir. Tú que obviamente sabes mucho de historia te darás cuenta de muchas cosas, pero Alison Weir tiene fama de ser un poco un espíritu libre en cuanto a fuentes, etc.

    ResponderEliminar
  6. No he visto la serie, pero sí vi los enlaces para descargarla. Veré si un día me animo porque pienta bien.
    Ahora, lo que me gustaría es enterarme mejor sobre todos estos personajes antes de ver la serie, enterarme mejor sobre esta historia para poder comparar y no creerme cosas que igual no pasaron.
    ¡Qué ricos cupcakes vi por ahí!
    Espero que lo estés pasando bien por Madrid.
    Besos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. No he visto la serie, pero tomo nota.
    Los Tudor siempre me han llamado mucho la atención. En cuanto al libro que te estas leyendo de las seis esposas se Enrique, tiene que estar muy bien...ya nos contarás...
    La misteriosa C. quién será??
    Para mí una de mis preferidas es la primera. Me parece una mujer muy fuerte para su época y para lo que tuvo que vivir.
    Bueno...todas lo son!!

    Un abrazo y que tengas un día precioso!!

    ResponderEliminar
  8. Me has despertado la curiosidad con lo de las ejecuciones youtubescas...
    A mi los Tudor (la serie) nunca me han llamado mucho, creo que es culpa de Jonathan que desde Velvet Goldmine nunca más ha llegado a mis espectativas estéticas, pobrete eso de alcanzar la plenitud de su belleza a los 19 debe ser duro.

    ResponderEliminar
  9. Toda la historia de Inglaterra es apasionante, y esta época en concreto por lo que supuso en todos los órdenes, tanto "terrenal" como "celestial". Si algunos de los monarcas ingleses no hubiesen existido, no habría grandes cambios en el desarrollo de la hisotria; la desaparición de Enrique VIII trastocaría profundamente todo la Historia, no crees?
    Un beso,

    ResponderEliminar
  10. Acabo de descubrir tu blog y he de decir que compartimos el gusto por los Tudor, yo me enganche a esta serie y continue viendola durante las siguientes temporadas. Respecto a la actriz que interpreta a Catherine Howar, cuando la vi por primera vez no podia creer que fuera la misma que interpretaba a la hermana de Darcy, pasa de ser un corderito a ser un bicho malo jejeje
    Besos:)

    ResponderEliminar
  11. Fernando: Precisamente son historias que hacen que no se profundice en la Historia. Antonia Fraser comenta en la introducción que tuvo la idea de escribir la biografía por este mismo motivo, los estereotipos por los que se recuerda a las seis reinas sin saber nada más de ellas.

    Guacimara: Anímate, está muy bien.

    Luciana: Yo también prefiero a Henry Cavill, busca "I Capture the Castle" aquí en España es El castillo soñado y ya me dirás ;)

    Iris: Así me gusta, también estoy a punto de empezar la segunda.

    Cristina: La biografía que estoy leyendo es de Antonia Fraser y lo narra todo de una forma rigurosa pero sin hacerse pesado. De David Starkey encontré la biografía sobre las seis reinas pero me pareció demasiado desequilibrada (treinta y cinco capítulos sobre Catalina de Aragón, treinta sobre Ana Bolena y uno sobre cada una de las demás). Tengo ganas de leer el de Elizabeth que comentas.

    Patricia: El libro que he comentado antes es Las seis esposas de Enrique VIII de Antonia Frasier, muy bien documentado, como todo lo que escribe. La serie es bastante rigurosa pero hay cosas que cambian para agilizar el drama, como lo de la princesa Margarita.

    María: Cuando acabe el libro, ya explicaré quienes son mis favoritas. Todas tuvieron que ser muy valientes para sobrevivir en la corte inglesa y como esposas de Enrique.

    Mar: Hace años, tuve una época muy Rhys-Meyers pero aunque le veo bien en The Tudors, ha perdido un poco :(

    Carmen: Sin Enrique VIII y también sin su hija Elizabeth, Inglaterra sería muy diferente. Ni sin su padre Enrique VII, los Tudor aunque no fueron una dinastía muy prolífica hicieron mucho por la historia inglesa.

    Scarlett: ¡Bienvenida! De momento estoy por la segunda temporada pero he visto un poco de la tercera y la cuarta. Curiosidad ;)

    ResponderEliminar
  12. Ei! hacen los Tudor en Tv1! No lo sabía!

    ResponderEliminar