jueves, 27 de mayo de 2010

El mejor lugar de la casa junto al fuego...

... se le reservaba siempre al cuentacuentos.

Últimamente me he dedicado a revisionar series de mi infancia, y más desde una charla que tuve el domingo pasado ;)

Recuerdo que muchos niños del colegio cerraban la tele cuando acababa el Club Disney que, por entonces, daban los sábados por la tarde y se perdían esta maravilla. Cómo han cambiado las cosas, por aquel entonces, podíamos ver Las Tortugas Ninja justo antes de la película de la tarde y después, y a que, además, en TVE toda la tarde estaba llena de series. Creo recordar que tenía unos nueve o diez años y disfrutaba muchísimo estas historias, me encantaba que cada una proviniera de un lugar diferente. Años después, cuando conocí a la que ha sido una de mis mejores amigas, teníamos charlas memorables acerca de esta serie e intentabamos reconstruir las historias una a una. Veo que ibamos muy despistadas :)

Volviendo al Cuentacuentos, me ha encantado volver a ver los episodios y descubrir que John Hurt, justo después de ser John Merrick, fue este hombre encantador al que me hubiera encantado adoptar y sentar junto a la chimenea (y a su perro también). Además la mayoría de los actores que encarnan a los personajes de sus historias son bastante conocidos ahora: Sean Bean (Boromir de The Lord of the Rings) interpretó a un jardinero que vivía una historia de amor imposible, Miranda Richardson de bruja, Joely Richardson, Brenda Blethyn (la madre de las Benett en Orgullo y Prejuicio) o Gemma Jones.

Años después, hicieron una segunda temporada de la serie pero ya sin Hurt y con Michael Gambon (Dumbledore en Harry Potter) cambiando las leyendas por mitos griegos. No era lo mismo.

Os dejo el comienzo de mi capítulo favorito, la mayoría de cuentos se pueden encontrar por youtube:





P.D. Tengo pendiente el final del viaje, lo tengo presente.

11 comentarios:

  1. Últimamente esta serie me sale al paso por todas partes. Y vale que yo no era muy de ver la televisión (tampoco es que no la viera) pero es que no tengo ni una sólo recuerdo de ella.

    ResponderEliminar
  2. Al contrario que Cristina, esta serie abonó mis fantasías más exuberantes... Yo también hubiese adoptado a John Hurt. Es más, yo hubiese adoptado al mismísimo Hombre Elefante.
    Por cierto, debo agradecerte el descubrimiento de Thursday Next...¡¡Lo estoy pasando genial!!

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que no la recuerdo.
    Hubo una época que a mi país las series llegaban con muchísimo atraso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Que bonita entrada! Es verdad, en aquel entonces las tardes de la televisón estaban pensadas para los niños y no tenían mem@s criticandose y chillándose unas a otr@s.

    El Cuenta Cuentos de mi infancia era una colección de fascículos y cintas de cassette que Salvat editó en España en la década de los 80: http://www.youtube.com/watch?v=eH29ynaUjmw

    La serie a la que te refieres me cogió más grandita y ya tenia otros intereses jeje!

    ResponderEliminar
  5. Yo una de las series que más recuerdo animadas de mi infancia es she-ra la princesa guerrera!
    En mi última visita a Londres encontre varios libros con sus aventuras y me compré uno de segunda mano por 1 libra.

    ResponderEliminar
  6. Pues a mí esta serie me pilló en Venezuela y ahí no recuerdo que la pasaran.
    Me parece que está bien pensada para los niños, es una pena que ya no pasen cosas de este estilo.
    Es muy agradable y a la vez nostalgico recordar cosas de la infancia, ¿verdad?.
    Petons.

    ResponderEliminar
  7. Hola! Sí que me acuerdo del Cuentacuentos!! del perrito al lado de la chimenea... me ha venido de golpe a la cabeza! PLOC! ayyy!!
    Pues si están en youtube ya las veré!

    Por cierto, tienes una invitación para hacer un juego en cadena, en uno de mis blogs! si te apetece ya sabes! te lo dejo aqui abajo!
    Un abrazo y hasta pronto!

    www.elcorazondeanouk.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Yo también recuerdo esta serie con mucho cariño. ¡A ver si se dignan a sacarla aquí en DVD! Supongo que los episodios que habrás visto estos días son en vídeo o bajados de Internet, ¿no? Yo también tengo unos cuantos, pero me gustaría tener la serie entera original, igual que Teatro de Cuento de Hadas.
    Un abrazo,
    Tanakil.

    ResponderEliminar
  9. Los cuentacuentos...sin duda al lado de la chimenea. Coincido totalmente con lo que dices sobre la TV. Antes me gustaba más que ahora. Actualmente no la veo. Y esa serie de cuentos que nombras...me encantaba...solían ponerla en navidades. Creo que nos referimos a la misma.
    Preciosa entrada y reflexión, Little Emily...da gusto pasar por aquí y leerte!!
    Un abrazo grande!!!

    ResponderEliminar
  10. esa serie me ENCANTABA. tengo el recuerdo de que también la pusieran entre semana, en un horario algo raro (antes de las 5 de la tarde) y recuerdo que le pedía a mi madre que me la grabara para verla despues merendando.

    ResponderEliminar
  11. Chicas, todas las que no la hayaís visto, hay que intentarlo. Algunas noches he visto algún capítulo antes de ir a dormir y da la sensación de tener al cuentacuentos a tu lado. Es precioso.

    Samedí, ¡ha salido una biografía de John Merrick! La ví en la Casa del Libro pero no me acuerdo del título. Sección historia, biografías... de la editorial Turner.
    ¡Sabía que te lo pasarías bien con Thursday!

    Mar: A Xena también estuve enganchada una temporada y el verano pasado la volví a ver, qué recuerdos

    Cristina2: Claro que me apunto al juego! Dentro de unos días, iré a por él.

    Tanakil: La veo por Internet. Me encantaría tener los DVDs originales, de momento veo muy difícil que los editen aquí, igual que con el Teatro de Cuento de Hadas. Pero hay esperanza, cada vez reeditan más. ¡Cruza los dedos!

    María, esta serie la emitían los sábados, por lo que recuerdo. De la tele actual no te puedes fíar: aquí en Cataluña tenemos un canal dedicado sólo a la programación infantil pero es lo único que he visto. En los otros canales sólo hay a primera hora de la mañana.

    Gatesca, puede que fuera años después, creo que soy más mayor que tú.

    ResponderEliminar