lunes, 19 de abril de 2010

¡El autor, el autor!, David Lodge




Lo confieso: nunca he leído nada de Henry James, ni siquiera Otra Vuelta de Tuerca. Ya me he quedado a gusto. Pero, lo cierto, es que cuando vi este libro en las estanterías de la Casa del Libro y leí de que trataba, me gustó. Quizá sea la tendencia anglófila que corre por mis venas la que me hace cometer estas locuras literarias: "es un libro ambientado en Londres en 1890 y aparecen la mitad de los autores del panorama literario de la época", susurra en mi oído. Y caigo, me dejo seducir. Pero lo cierto es que a veces no te atreves con un libro ni que lleve meses esperando... Bien, después de venir de Londres, decidí leer algunos libros para ambientar la próxima visita a la ciudad. Sí, lo habéis leído bien: ¡volvemos a Londres en abril-mayo! Y volviendo al tema, éste es el primero.

¡El autor, el autor! es un libro difícil de leer. En la entrada anterior comentaba que me estaba costando bastante e incluso aburriendo, lo cierto es que hay algunas partes que se hacen más lentas que otras pero a partir de cierta escena, la del montaje de Guy Domville, ya no pude dejar de leerlo. Ya había leído otro libro de Lodge, La caída del Museo Británico, y aunque no me entusiasmó, reconozco que era divertido. La verdad es que prefiero al Lodge acádemico que no al escritor: The Art of Fiction es fabuloso. Además, se suma que no he leído a James aunque si he visto muchas de las adaptaciones cinematográficas de sus obras y como mínimo, reconocía los argumentos de sus obras principales aunque no hace falta haber leído mucho de HJ para disfrutarlo.



El centro de la "novela" es la relación entre Henry James y George Du Maurier, artista, dibujante del Punch, autor de uno de los más grandes bestsellers de la literatura inglesa "Trillby" y abuelo de Daphne Du Maurier y de los huérfanos Davies. La literatura es el único medio de vida que puede imaginar James pero también de uno de sus sueños frustrados: el de ser dramaturgo. De cómo el éxito y la envidia pueden estropear una amistad, del compañerismo entre aquellos que se dedican a la misma profesión, de la vida "amorosa" de un autor que no destaco precisamente por eso, de la relación con sus criados,
y en particular del giro que da la amistad entre James y Du Maurier cuando el segundo, por un giro del destino, comienza a escribir novelas para mantener a su familia y su segunda obra, Trilby, se empieza a vender como churros en Estados Unidos (riéte tú de Dans Browns y similares puesto que incluso actualmente el típico sombrero de fieltro masculino se conoce como trilby) mientras que Henry James es incapaz de producir una novela o un relato que le reporte un éxito económico. Y, tal y como dicen en la contraportada, es mucho más interesante ver a quién envidia un escritor que no con quien se acuesta, que también está bien pero es más frívolo. Adivinanza: HJ se pone rojo de envidia cuando le mencionan a un autor teatral en concreto que triunfaba en aquellos años y cuyo éxito acabó de golpe, a ver si adivinaís quién es.

Y debo decir que leer ¡El Autor, el autor! es lanzarte de cabeza al mundo de los intelectuales ingleses de finales del siglo XIX. Cenar con ellos, ir al teatro con ellos, ir de vacaciones, espiar sus conversaciones (hay una genial entre dos críticos teatrales enviados al estreno de la obra de James, que casualmente son H.G. Wells y George Bernard Shaw), conocer sus filias y sus fobias... es como estar allí. Y quizá eso es lo que más me haya gustado de todo. Bueno, eso y enamorarme de la familia Du Maurier. Si James se mueve en un mundo más sofisticado, ellos son la esencia de la familia burguesa unida y a pesar de las dificultades económicas, feliz. Y encima viven en Hamstead (suspiros varios). Tengo ganas de leer más de ellos y sobre ellos. ¿Alguna recomendación?

P.D. Hay una anécdota que me recordó a lo que explicó Guacimara acerca de "Los periódicos": cuando HJ está enfermo, una de sus criadas intenta leer uno de sus relatos cortos, La fiera en la selva. Se lo lleva a la cama para leerlo antes de dormir... y no entinde nada. Ni la sintáxis, ni las metáforas, ni siquiera qué relación tiene el título con el argumento, nada. HJ es demasiado para mí, es su conclusión.

P.P.D. (Casi) al final del libro, Henry James se muda a Lamb House, que fue durante los últimos años de su vida, la casa de sus sueños en Inglaterra. Rebuscando en Some Country Houses and their owners, descubrí una entrada pertenenciente a 1948 cuando el National Trust se hizo cargo de la casa, aún pertenecía a la familia James. La releeré.

P.P.P.D. Acabo de descubrir que Colm Toibin escribió en las mismas fechas que Lodge otra obra sobre HJ y que también parece interesante. Se titula The Master. Retrato del novelista adulto y aquí hay un artículo que compara ambas novelas.

Para saber más de George Du Maurier y su faceta de dibujante en la revista Punch:
http://www.gutenberg.org/etext/14392

Obras de Du Maurier en Internet Archive:
http://www.archive.org/search.php?query=creator%3AGeorge%20Maurier

7 comentarios:

  1. Los Du Maurier son una familia muy, muy curiosa. Yo tengo pendiente una biografía de Daphne Du Maurier de Margaret Forster, así que mucho, mucho tampoco sé, pero lo que sé es interesante. Ella misma (Daphne) escribió cosas sobre su familia:

    Gerald: A Portrait
    The Du Mauriers
    Myself When Young
    (Las tres editadas recientemente por Virago; quizá haya alguna más, pero esas son las tres que conozco/recuerdo).

    También tengo pendiente el salto a los Lost Boys (los niños Llewellyn-Davies, sus primos, que inspiraron a J.M. Barrie en la creación de Peter Pan).

    De David Lodge sólo he leído uno que ni siquiera me traje a Barcelona porque no me dijo gran cosa: Changing Places. Aun así, y es curioso que lo menciones, tengo reservado en La Central The British Museum is Falling Down, en parte porque lo vi hace tiempo y me pareció curioso/divertido y en parte porque - supuestamente - está en la edición nueva que han sacado dentro de la colección Penguin Decades (celebra el 75 aniversario de Penguin, ¿los has visto?). Muy chulos todos (me interesa también el que sacan de Penelope Lively, pero no está en La Central por lo visto).

    Bueno, ya me callo...

    ResponderEliminar
  2. Varias personas me han recomendado este libro porque saben que me gusta Henry James.
    Lejos estoy de ser una erudita en el tema, no he leído más de cuatro novelas, y no son fáciles. Suele tener largos párrafos y sus historias son complicadas. Pero me fascinan.
    Suele dejar al lector sacar sus propias conclusiones y sus finales suelen ser abiertos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco he leído a Henry James, precisamente me echa para atrás lo complicados que parecen ser sus libros.
    De Daphne Du Murier leí ''Rebecca'', me gustó muchísimo y te lo recomiendo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Eres un pozo de sabiduria, Laura. He leído tres libros de Henry James y tengo que reconocer que, aunque a menudo me turba, me gusta mucho.
    Por cierto, hoy he visto un documental sobre "Hugh Laurie" y su amistad con Stephen Fry. Verdad que fuiste tú quien me lo comento? un beso.

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi me encanta HJ y no me gustó nada Trilby...llamadme snob.
    Eso si, me voy ahora mismo a la biblioteca (Sant Jordi de crisis ) a por El autor...

    ResponderEliminar
  6. Muy interesante entrada...De Henry James leí el verano pasado un libro que se titula Londres...No ha sido de mis favoritos, pero no está mal.
    El autor, me llama la atención lo que cuentas...me encantaría echarle un ojillo.
    De nuevo Londres!!! Qué bien!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Después de una semana de mucho estrés y de otro viaje a Londres, por fin me puedo poner a comentar, sorry:

    Cristina: Al final no me he traído ningún libro sobre los Du Maurier pero creo que he hecho buenas compras, ya verás ;) De momento, me pondré con Rebecca.
    The British Museum is Falling Down no me gustó demasiado pero creo que con este me he reconciliado con Lodge, leyendo el capítulo del estreno de la obra sufría con el mismo James.
    Y ¿por qué Penguin no deja de sacar tantas ediciones preciosas de sus libros? Ví que la colección de Classics que viene encuadernada en tela han sacado más títulos, buuf

    Luciana: Me han entrado muchas ganas de empezar con Henry James pero no sé por dónde empezar. ¿Qué libros has leído?

    Patricia: Tengo ganas de ponerme con Rebecca pero ya viste que de momento voy bien servida de libros ;)

    Guacimara: Ahora sólo queda elegir un libro de Henry James: me regalaron Retrato de una dama pero no me gustó la película...

    Samedí: en aquella época te hubieran llamado snob, ahora sabemos que tienes buen gusto ;)

    María: Lo que más he disfrutado es que aparecen centenares de personajes famosos de la época, vas leyendo y de repente alguien dice: "Me voy a casar, no sé si te sonara mi prometido, se llama Rudyard Kipling" (entre muchos otros). A ver si puedo acabar la crónica del viaje anterior y ponerme con ésta. Besos.

    ResponderEliminar