lunes, 29 de junio de 2009

Sí, lo confieso...

Yo también soy gafe. Y ya cargo en mis brazos el peso de una muerte. Veréis:

Nunca me había gustado ni Michael Jackson ni los Jackson Five, sólo conozco las canciones más famosas y más típicas. Y, sacrilegio!, nunca se me han puesto los pelos de punta viendo Thriller. Bien, hace una semana, no sé por qué, me entraron ganas de escuchar a los Jackson Five y después de conseguir algunas canciones, pasaba las noches tan feliz escuchando cantar a Michael porque no me quedé en los JF sino que continué con su carrera en solitario. Y las canciones me engancharon y pensaba: están bien, me gustan mucho...


Un día, dos días, tres... el jueves al levantarme escuché que había muerto. El efecto gafe ha vuelto, compañeros.


Mejor dejar de escuchar a los JF por una temporada, que esto va a parecer Diez Negritos.



martes, 23 de junio de 2009

Rereading with rocking horse people


Una amiga mía, S., no es demasiado aficionada a las relecturas. Para ella, hay que ir leyendo poco a poco pero sin repetir nada ya que es perder el tiempo. Estoy en desacuerdo con esto, los libros son susceptibles de ser leídos tantas veces como queramos, descubrimos cosas nuevas, detalles que cambian a medida que maduramos. Cada lectura de un libro no será igual que la anterior.


Anne Fadiman, autora a la que descubrí gracias a Cristina, tiene varios libros con ensayos acerca de la lectura pero en este sólo es editora y autora del prólogo. Cuando se convirtió en editora de la revista literaria The American Scholar, se dio cuenta de que no sólo debían publicar reseñas sobre novedades sino también sobre los libros a los que más cariño tenemos, escogiendo en cada número a un escritor. En muy poco tiempo la sección se convirtió en la más popular de la revista.

Rereadings. Seventeen Writers Revisit Books they Love es una recopilación de diecisiete artículos con el tema de fondo de un escritor que relee uno de las novelas que más le marcaron en su infancia, adolescencia o juventud y descubre algo que antes no había visto o incluso, que hay muchos detalles desagradables en los que ni se había fijado. Bueno, en principio he dicho novelas aunque también hay cuentos, poemas, una guía de campo e incluso un disco, EL disco, al que ya me referiré más adelante.

La gran mayoría de los autores son completamente desconocidos en España, con excepción de Phillip Lopate, de quien Libros del Asteroide ya ha publicado dos novelas: El mercader de alfombras y Segundo matrimonio. Lo divertido del asunto ha sido ir leyendo poco a poco y encontrarme con ensayos sobre libros que adoro como Orgullo y Prejuicio de Jane Austen o el Diario y las Cartas de Katherine Mansfield, descubrir que libros desconocidos como The Virgin and the gypsy de D.H. Lawrence me cautivan aún sin haberlos leído por la forma de describirlos del autor o incluso salir corriendo a comprar “¡Levantad esa viga, carpinteros! / Seymour: una introducción” después de leer el de Franny y Zooey.Además, una lectura puede ser especial gracias a quien nos la descubrió o al primer lugar donde la leímos.

La relectura de Evelyn Taynton de Brideshead Revisited me provocó dolores de cabeza: leí la obra hará unos cuantos años y a pesar de encontrar fascinante el escenario y el personaje de Sebastian, que Taynton califica de ser un personaje demasiado puro para vivir en nuestro mundo, no me gustó. Pero últimamente he comenzado a plantearme el por qué si contiene casi todos los elementos que conforman una buena novela británica de entreguerras (aunque se publicó en 1944), y he llegado a la misma conclusión a la que llega la autora después de su relectura, que en mi caso no hizo falta: la parte realmente fascinante de la obra es la primera porque todos los adolescentes soñadores nos enamoramos de Sebastián. La segunda se adentra en un territorio mucho más complejo emocionalmente y más duro.

Por último, EL disco. Sargeant Pepper´s Lonely Hearts Club Band. He crecido en una casa con un padre adorador de los Beatles y este mismo sábado en que tocaba leer ese ensayo, el ¿destino? me había preparado una sesión de relax con varios de los cds de los Beatles. Así que he podido sumergirme en el mundo de la psicodelia de finales de los sesenta gracias a su música. Me encantan los detalles de David Michaelis acerca de la nostalgia que la Inglaterra de los sixties sentía por la Inglaterra victoriana, en particular después de la dureza de la posguerra. Sino me creeís pensad en la ropa que compraban los jóvenes en Carnaby Street: chaquetas de uniformes militares con ribetes dorados, etc. Para Michaelis, las letras de los Beatles son pura poesía, sino saboread

Picture yourself on a boat on a river

With tangerine trees and marmalade skies
Somebody calls you, you answer quite slowly
A girl with kaleidoscope eyes


Cellophane flowers of yellow and green
Towering over your head
Look for the girl with the sun in her eyes
and she's gone

Lucy in the sky with diamonds
Lucy in the sky with diamonds
Lucy in the sky with diamonds, ah

Follow her down to a bridge by a fountain
Where rocking horse people eat marshmallow pies
Everyone smiles as you drift past the flowers
that grow so incredibly high

Newspaper taxies appear on the shores
Waiting to take you away
Climb in the back with your head in the clouds
and you're gone

Lucy in the sky with diamonds
Lucy in the sky with diamonds
Lucy in the sky with diamonds, ah

Picture yourself in a train in a station
With plasticine porters with looking glass ties
Suddenly someone is there at the turnstile
The girl with kaleidoscope eyes

Lucy in the sky with diamonds
Lucy in the sky with diamonds
Lucy in the sky with diamonds, ah
Lucy in the sky with diamonds
Lucy in the sky with diamonds
Lucy in the sky with diamonds, ah

O una mucho menos conocida, Being for the Benefit of Mr. Kite, para la que se inspiraron en un cartel de circo victoriano que John Lennon encontró en una tienda de antigüedades de Seveoakes:


For the benefit of Mr. Kite
there will be a show tonight on trampoline
The Hendersons will all be there
late of Pablo Fanques'fair, what a scene
Over men and horses hoops and garters
and lastly through a hogshead of real fire
In this way Mr. K will challenge the world

The celebrated Mr. K
performs his feats on Saturday at Bishopsgate
The Hendersons will dance and sing
as Mr. Kite flies through the ring, don't be late
Messers K. and H. assure the public
their production will be second to none
And of course Henry the Horse dances the waltz

The band begins at ten to six
when Mr. K performs his tricks without a sound
And Mr. H will demonstrate
ten somersets he'll undertake on solid ground
Having been some days in preparation
a splendid time is guaranteed for all
And tonight Mr. Kite is topping the bill

(Como utilizó internet de prestado, no puedo poner el video de esta última canción que aparece en Across the Universe. Os lo recomiendo especialmente)

lunes, 22 de junio de 2009

Problemas...

Mi vida con Internet es una locura sobretodo desde que llego el ADSL. Para no perder la costumbre, me he vuelto a quedar sin Internet y la compañia no quiere solucionarlo.Llevamos una semana y media de batallas matinales por telefóno con la compañía y sólo hoy nos han confirmado que nos enviarán un nuevo modem. Nada, sólo ha hecho falta "amenazarles" con darnos de baja, si lo llego a saber lo hago el primer día.