lunes, 16 de marzo de 2009

Apoyemos a la Librería Pròleg


En facebook se ha creado un grupo de apoyo a la única librería femenina de Barcelona, Pròleg. Me sumo a la iniciativa para difundir el mensaje e impedir que todo su apoyo a la vida cultural de un barrio se pierda, además del legado que comporta ser la única librería dedicada al mundo de la mujer en Barcelona.

QUÉ ES PRÒLEG?
Fundada por un grupo de mujeres del movimiento feminista con la intención de promover la literatura de y sobre las mujeres, y ofrecer un espacio de encuentro, Pròleg es algo más que una librería especializada. Desde 1991 forma parte del espacio cultural de Barcelona y durante estos años se ha ido convirtiendo en un punto de referencia nacional e internacional del movimiento feminista. Nos hemos adaptado a las demandas, plurales y diversas y hemos ido transformando el entorno según los cambios que la política de las mujeres ha vivido. Ni el tiempo que llevamos abriendo cada día las puertas, luchando por un negocio minoritario, ni el trabajo que representa una dedicación al mundo de las mujeres, ni los agradecimientos que muchas de vosotras nos dáis por abrir la persiana día tras día (agradecimientos que nunca sobran y siempre dan fuerza), ni algunas de las placas y reconocimientos "no remunerados" que hemos obtenido por parte de las instituciones, nada de esto salva a Pròleg de la especulación y del acoso inmobiliario, que tantas personas sufren en esta sociedad y sobre todo en esta ciudad. Hace tres años que empezamos a establecer contacto con las instituciones de la ciudad y del país previendo que la propiedad del inmueble dónde se ubica la librería no renovaría el contrato. Y desgraciadamente así ha sido. Alguna de las instituciones consultadas, como la Concejalía de Ciutat Vella, a quien queremos agradecer su interés inicial en qué un espacio como el nuestro no saliera del barrio, nos escucharon. Pero, con el tiempo, la carencia de alternativas nos ha decepcionado, tanto como el silencio del resto de instituciones y de las mujeres que las representan.

QUE QUEREMOS LAS MUJERES DE PRÒLEG?
Aunque las cosas no son fáciles, las mujeres de Pròleg queremos continuar, el tiempo corre y el 1 de agosto finaliza el contrato. Aparte de buscar local, a Àngels, la fundadora, le llega el deseo y el momento de jubilarse. Como veis, llegamos al final de una etapa. Hace falta pasar el testigo a otras mujeres para que sigan la tarea empresarial y política, que deseen sostener un proyecto consolidado en las relaciones y en el simbólico de las mujeres. Buscamos nuevas formas de financiación, un lugar asequible donde poder continuar la tarea y nuevas herederas para este proyecto que está vivo, que da más trabajo que dinero pero también muchas satisfacciones, aun cuando en estos momentos naturalmente, la prioridad es el local que asegure la continuidad.

SABEMOS... y compartimos con muchas de vosotras que una librería como la nuestra (de mujeres y feminista) no ha dejado de tener sentido. Convocamos tu deseo, tu fuerza, tu inspiración, tu creatividad o tus recursos,... confiando en iniciativas que permitan conservar y agrandar un espacio que nos pertenezca a todas. Desde dónde podamos reinventar y seguir encontrando formas de gestionar el qué nos afecta. Si las crisis abren caminos, la del Patriarcado es una oportunidad por recuperar desde nuestra feminidad, el sentido de ser mujer. Aprendiendo para vivir y trabajar, desde la libertad femenina, por nosotras mismas y para el mundo que nos rodea.

COMO NOS PUEDES AYUDAR:
Difundiendo esta información. Explícalo a quien consideres: Cuántas más seamos pensando, más energía por encontrar soluciones por encontrar un local precioso y asequible, nunca se sabe quien conoce a quien, si alguien té un local disponible, herederas interesadas, nuevas formas de financiación por no pasar por los espinosos créditos bancarios...
Ayudándonos, cuando llegue el momento del traslado cabe en junio o el julio. Abrimos lista para lo que puedas ofrecer.
Como siempre habéis hecho ... recordando comprar a Pròleg, de la forma tradicional o en la modalidad mensual de clienta de cuenta. Ahora seria un buen momento para ampliar este sistema que apoya al proyecto. Os proponemos, ya seáis clientas habituales o esporádicas, considerar esta posibilidad. Quizás muchas no la conocéis. Para nosotros ha sido una forma de financiación muy importante, que ha ayudado a mantener las puertas abiertas durante estos años. A todas las que ya lo usáis, os queremos agradecer la confianza y fidelidad.
Y también celebrando: Este domingo a mediodía os invitamos, tras la manifestación, a la tradicional copa de cava, esta vez la última, en Dagueria 13. Celebramos que este 23 de abril hará 18 años que vendimos el primer libro!!! Celebramos el 8 de marzo y el grito que ha salido de la comisión de este año: CRISIS TOTAL AL SISTEMA PATRIARCAL.

En Sant Jordi estaremos como siempre en la parada de la plaza Sant Jaume esquina Ciutat, con muchos libros y con el deseo de tener más cosas para compartir con vosotras, Un abrazo a todas y salud!"

jueves, 12 de marzo de 2009

En las Antípodas, Bill Bryson

Sabemos muy poco de Australia. Si hacemos una encuesta rápida, lo primero que sale a relucir son los canguros y los koalas. Los eucaliptos. Los aborígenes. Aunque la mayoría se quedan ahí. Hace unos años leí otra visión de un viaje a Australia, Boomerang, escrito por Xavier Moret, el autor de uno de los libros de viajes más divertidos que se hayan podido escribir nunca, Europa Express, donde nos relataba el (increíble) viaje en tren de cien escritores de toda Europa a bordo de un tren que les llevaría de punta a punta del continente. Así que, por lo que respecta a Australia, ya tenía un cierto interés por el tema.

Hasta hace unos meses no conocía a Bill Bryson y eso que disfruto mucho leyendo libros de viajes, que equivalen a libros donde puedes conocer aspectos de la cultura y la vida cotidiana de otros países en los que los mismos habitantes ni se fijan puesto que forman parte de su forma de ser. Otro detalle que me atrae de sus viajes es que intenta aprovechar cualquier minuto libre para meterse en una librería o para divertirse.

Bill Bryson hizo un par de viajes a Australia allá por 2001. Uno de ellos constituye la mayoría del grosor del libro, el que le llevo a las principales ciudades ubicadas casi todas en el sur del continente: Sydney, Canberra, Melbourne, Adelaida, Perth. La idea fundamental a la que llega Bryson es que Australia es un país demasiado despoblado y demasiado lejano para que consideremos importante lo que pasa allí. Hace unas semanas veíamos por televisión las noticias sobre los grandes incendios en el sur del país. Seguramente la televisión pronto las olvidará y la mayoría del pueblo llano también pero en Australia sus consecuencias durarán durante muchos siglos.

Un aspecto que me ha sorprendido de Australia es la facilidad que tienen para olvidar algunos hechos traumáticos de su historia: una anécdota impactante contada en las primeras páginas del libro, cuando Harold Holt, Primer Ministro australiano allá por la década de los 60, fue engullido por una ola y nunca más se supo, me ha causado estupor. Si lo mismo hubiera ocurrido por aquí tendríamos una búsqueda de proporciones gigantescas y oiríamos hablar de ello durante generaciones. Recordad, por ejemplo, el famoso baño de Fraga en las aguas de Palomares posiblemente contaminadas por radiación. En cambio, allí se han olvidado.

El segundo viaje importante de Bryson a Australia lo hizo acompañado por uno de sus amigos, con vistas a recorrer el norte de la isla, mucho más desconocida y muy diferente a la zona sur ya que se combinan dos espacios naturales muy diferentes: las playas tropicales y la Gran Barrera de coral, y el outback que es como se conoce el desierto australiano. Con la posibilidad de que, dándose un chapuzón en la playa, pudieran ser atacados por una medusa cofre, o en las cercanías de Alice Springs, mordidos por una serpiente (cabe decir que diez de las serpientes más peligrosas del mundo viven en Australia), ver especies de animales y plantas que sólo viven en el continente australiano, etc.

Por último, tengo que decir que Bryson me ha descubierto que Australia es un lugar donde te gustaría vivir: playas llenas de arena, lugares exóticos, montañas llenas de nieve, bosques increíbles, ciudades interesantes (excepto Canberra) , etc. El último continente por descubrir.

P.D. Además de las recomendaciones de Bryson, hay un libro que me gustaría destacar por encima de otros. Es The Fatal Shore (La costa fatídica), de Robert Hughes, sobre la llegada de los desterrados a Australia a finales del siglo XVIII y a lo largo del siglo XIX. Había una edición en castellano, que actualmente está descatalogada. Una pena.

lunes, 9 de marzo de 2009

Sin Internet casi dos semanas

Ahora quedarse sin Internet durante un tiempo es como perder la conexión con todos tus seres queridos. Necesito unos días para ponerme al día ...