lunes, 28 de diciembre de 2009

Por Navidad... té con scones

Parece que en casa tenemos una nueva tradición navideña: el año pasado preparamos scones y este año... ¡hemos repetido! Este año, teníamos clotted cream, importada desde Living in London. El año pasado tuvimos que utilizar creme fraiche que, a pesar de que nos gustó mucho, nos quedamos con la nata cuajada que utilizan los ingleses. Espero poder probarla o, como mínimo, hacerme con alguna reserva en marzo, sin tener que hornear yo misma los scones.




Eso sí, de la receta tengo la exclusiva ya que nadie más se atreve a meterse conmigo en la cocina y creo que cada vez tengo más práctica. A ver que os parecen.

7 comentarios:

  1. ¡Qué buena pinta! Me encanta la foto, es de lo más acogedora.

    Serían un éxito, ¿no? ¿Y la clotted cream qué tal acogida tuvo?

    Muy buena tradición, sí señor.

    ResponderEliminar
  2. Si mi estómago resistiera la nata, seguro que me encantaría. Tiene una pinta...

    ResponderEliminar
  3. Ummmmm!! qué buenísima pinta tiene. Llevo tiempo queriendo hacer scones y no me atrevo...De hecho tengo la crema y quizá a punto de caducar...que buenísima tradición!!
    Ya nos dirás tu receta!!
    Mil besos grandes!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Anímate, María! Verás lo facilillos que son y lo ricos que quedan.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena pinta, pero esos ingredientes por acá son imposibles, además el calor no da ganas de encender el horno.
    Cualquier excusa es buena para no cocinar.

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno, fíjate no conocía los scones, seguramente compraré contigo en Londres para probar, me quedo con las ganas hasta entonces.
    Livin in London es una tienda que tengo pendiente en cuanto pise Madrid, me la han recomendado tanto.
    ¡Besos y feliz año nuevo!

    ResponderEliminar
  7. Todavía tenía esta entrada por comentar, ¡qué desastre!

    Chicas, los scones tuvieron mucho éxito, excepto en mi hermano, que no le convencen demasiado ni estos ni los del año pasado. Pero bueno, todavía queda medio tarro así que en unos días me pondré a amasar de nuevo.

    María, son muy fáciles de hacer y quedan muy buenos. No desaproveches el tarro ;)

    Luciana, a mí me pasa igual en verano. Entro en la cocina porque tengo que hacerlo pero no hay ganas de hornear nada.

    Patri, estoy mirando a ver si hay algún lugar donde podamos ir a tomar el té en Londres, aunque sea un poquito más pronto. Ya te contaré algo...

    ResponderEliminar