sábado, 24 de enero de 2009

Dame un beso a lo Bronzino

Hace unos años tenía dos horas de viaje diarias para ir a clase. Aprovechaba para leer libros. Uno de los que más me gustó fue Amigos y amantes. Lo había sacado de la biblioteca así que no era mío. Ayer fue mío y lo que más me gustó fue reencontrarme con la Alegoría de Venus, Cupido, Locura y Tiempo, de Bronzino.



"¿Me desmayaré, cuando lo vea?", se preguntó Paula. Le parecía estúpido que el encuentro tuviera lugar en la National Gallery. Richard le había enviado una postal en la que le proponía encontrarse con ella ante el cuadro de Bronzino. Esto la conmovió. Era una idea tonta, pero muy propia de Richard. [...]

Richard dirigió una rápida mirada a la espalda del vigilante del museo, y se acercó al cuadro de Bronzino. Pasó languidamente los dedos por la tela, acariciando las bocas en contacto de Venus y Cupido. Después cogió la mano de Paula, y emprendió la marcha, llevándose a su mujer. Salieron del museo a todo correr. El vigilante dio media vuelta y, con expresión angustiada, comenzó a contar los cuadros.

Iris Murdoch, Amigos y amantes. pgs. 488 y 498

3 comentarios:

  1. Me encanta!! Especialmente la idea de quedar frente a un cuadro. Y en especial uno con éste nombre. Añado el libro para próximas lecturas...^^

    ResponderEliminar
  2. La cita me ha gustado pero mi prime y único intento de congeniar con Iris Murdoch hace unos años no fue muy exitoso (el libro era Under the Net). Quizá no era el momento y el libro no tenía nada que lo hiciera especialmente antipático pero, no sé, no cuajó y encima me hizo cogerele un poco de manía a la pobre mujer.

    ResponderEliminar
  3. Maria: Creo que te gustará, una de las historias transcurre alrededor de este cuadro y de lo que implica para una pareja.

    Cristina: No he leído Under the Net pero es que Murdoch es a veces algo densa. Amigos y amantes es más bien como una lectura policíaca y el libro te absorbe porque es fácil de leer así que te lo recomiendo

    ResponderEliminar