lunes, 24 de noviembre de 2008

Jugando con letras

Me hacía gracia subir esto














Ojalá pudiera ponerlo como cabecera.
Por otro lado, me he cansado de Pepys en el año 1663. Me hubiera gustado llegar a 1666, como mínimo, para ver la descripción del Gran Incendio de Londres pero no ha podido ser.


miércoles, 12 de noviembre de 2008

The British Character

Después de recibir la semana pasada esta preciosidad via Amazon estoy encantada con Pont y sus viñetas del British Character. Como muestra, un botón:









martes, 4 de noviembre de 2008

Luna nueva, Stephenie Meyer

Leo todo tipo de libros y en principio, me gusta leer los best-sellers juveniles. Algunos me acaban enganchando de tal manera que vivo odiseas para hacerme con el siguiente volumen (léase Harry Potter), otros me entretienen y alguno que otro lo encuentro decepcionante. Pues bien, la saga de Meyer está entre los apartados dos y tres. Me he divertido con los dos primeros volúmenes pero, a la vez, me han decepcionado terriblemente. Me explico: la historia empieza bien, engancha pero después de cruzar el ecuador, todo se vuelve demasiado absurdo.


Leí Crepúsculo el verano del año pasado, atraída por la historia que contaba a pesar de que los vampiros y yo siempre hemos tenido nuestras diferencias. La historia está bien planteada pero quizá el estilo narrativo sea bastante cansado, me explico: no es necesario saber todo lo que hace Bella las 24 horas del día, los siete días de la semana. Creo que la falta de acción de la historia reside en ese punto, sobretodo en Luna nueva, donde la falta de interacción con el resto del mundo después de la marcha de Edward es absoluta. Por otro lado, en Crepúsculo observo una falta de profundidad increíble en los personajes secundarios, en especial Jasper, Emmet, Rosalie y Esme. Los más logrados son Alice y Carlisle (eso de nacer durante el reinado de Charles II en Londres tiene su gancho).

Por cierto, me gusta Jacob. Me gusta mucho, de forma que tendría que decir que los capítulos donde se cimenta su amistad con Bella fueron los mejores. Si antes he mencionado mis diferencias con los vampiros y la atracción que ejercen, ahora afirmo que me gustan mucho más los licantrópos. Jacob, Remus Lupin, la leyenda de Romasanta...



Volviendo a Luna nueva, a partir de la llegada de Alice, todo se precipita y puedo decir que lo que no me gusta está precisamente ahí. El viaje a Italia es muy precipitado y demasiado rápido y aunque todos sabemos como acabarán Bella y Edward, la escena con Aro, Cayo y Marcio es demasiado breve para la importancia que tiene, y hay que tener en cuenta lo estereotipados que son los tres. Después, un desbarajuste después de otro.


Durante los últimos capítulos de Luna Nueva no podía parar de reír y al acabar, he llegado a la conclusión de que he leído demasiado shojo manga en la vida pues a medida que lo recordaba más pensaba en los estereotipos en que son los protagonistas: la chica tímida, normal y algo torpe, el protagonista guapo, misterioso y solitario pero enamorado hasta los huesos de la primera, etc. Por cierto,sé que puedo ganarme muchas críticas con estas últimas frases pero en ninguno de los dos libros he sentido la pasión de la que hablan los fans, los actores de la película al referirse a la relación entre Bella y Edward, todo me ha parecido demasiado frío...

Lo malo es que después de esta crítica sé que acabaré cayendo y leeré Eclipse. ¿Mejorará?



Bella era pálida en el libro pero no creo que llegará al nivel de Edward ¿o sí?

P.D. Como Londres, esta entrada la empecé a redactar hará cosa de un mes así que estará en noviembre :(