viernes, 9 de mayo de 2008

Una lectora poc corrent (Alan Bennett)


Ayer, entre pausa y pausa de estudiar para tendencias historiográficas, pude acabarme este libro, uno de los que cayeron (después de) Sant Jordi. Es una novela corta, de menos de 100 páginas, donde no se hace nada pesada la lectura.


La historia parte de una premisa, digamos, original: ¿qué pasaría si un día cualquiera, la mismisima reina de Inglaterra se viera obligada a coger un libro de la biblioteca móvil de Westminster? Puede que éste no le gustara, y ahí se acabaría todo, pero... y si después de hacerse con un segundo libro, ¿se convirtiera en una adicta a la lectura? Cuando cada vez tenga menos ganas de cumplir con sus obligaciones oficiales ¿podrán su familia, sus asistentes, el gobierno, el Primer Ministro y sobretodo, la nación, soportarlo?


A pesar de que pueda parecer sorprendente, un lector habitual puede identificarse con la reina tal y como está retratada. Es muy fácil reconocer en el libro el camino por el que alguien se ha hecho lector: empezando con una novela que nos gusta, ir descubriendo poco a poco autores y novelas hasta el punto de que deseamos llegar a casa para continuar con el libro que dejamos el día anterior...


Como lectora de Jane Austen que soy, me hizo mucha gracia que Bennett dedique un parrafo entero a su descubrimiento por parte de la reina:


"El bibliotecari de Windsor havia estat un dels molts que havien instat Sa Majestat a descobrir els encants de Jane Austen, però que des de totes bandes diguessin a la senyora que els seus llibres li agradarien tant i tant, en va predisposar la senyora en contra. A més, ella tenia mancances, particularment com a lectora de Jane Austen, que eren virtualment úniques. Hi havia un abisme tan gran entre la monarca i fins i tot el seu súbdit més il·lustre, que tota la resta de diferències socials li resultaven telescòpicament llunyanes. Com que les distincions socials minucioses eren essencials en Jane Austen, a la Reina li semblaven encara menys importants que a un lector normal, i per tant li resultava molt més difícil de llegir. [...] Tan sols quan va començar a guanyar comprensió, tant de la literatura com de la naturalesa humana, van començar aquells personatges a guanyar individualitat i encant".


Por último, una frase que pienso que resume muy bien la novela:


"Em sembla que m´estic convertint en un ésser humà. No estic segura que això sigui gaire convenient"

2 comentarios:

  1. ¡Hola!

    ¿Entonces está bien el libro? Lo he tenido en la mano varias veces pero nunca me he terminado de decidir, pero lo que cuentas no suena mal.

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto que te lo recomiendo, la verdad es que se disfruta mucho.

    ResponderEliminar